Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Evasores y mentirosos

Los acérrimos seguidores de AMLO y sus más ardientes opositores comparten el interés de evadir y mentir. No permitamos que capturen el debate público.
lun 09 noviembre 2020 11:59 PM
Protesta amlo.jpeg
Las protestas contra AMLO se han agudizado por diferentes vías.

Pulula la mentira de que si no justificas a AMLO no eres de izquierda sino un aliado de gobiernos anteriores. Esta mentira también opera, pero en reversa: entre los opositores de AMLO quienes con frecuencia acusan a quien no comparte sus puntos de vista como un aplaudidor del gobierno.

La razón por la que los más fanáticos seguidores de AMLO y sus vehementes opositores quieren que la discusión publica se reduzca a estar en contra o a favor de AMLO es la misma: evasión.

Publicidad

Ambos bandos quieren evadir discutir los verdaderos problemas del país porque ambos tienen cola que les pisen. Son evasores y mentirosos.

Es momento de madurar la discusión y aceptar claroscuros.

Primero, a los seguidores de AMLO les haría bien una dosis de realidad, pues muchas de las decisiones que se están tomando son equivocadas y no pueden clasificarse como de izquierda.

Un gobierno de izquierda hubiera aumentado el gasto público para apoyar a los más pobres durante la pandemia, más allá de los programas sociales que ya existían. AMLO no lo hizo. La consecuencia será un aumento de hasta 10 millones en el número de pobres.

Un gobierno de izquierda no desconfiaría del estado o intentaría reducir al mínimo sus capacidades por medio de recortes presupuestales. AMLO, en cambio, ve en cada burócrata un gasto innecesario y en cada programa social que no sea una transferencia de efectivo, un intermediario corrupto.

Un gobierno de izquierda debería apoyar la conservación del medio ambiente y la igualdad de género, con una fuerza sin precedente. Los acérrimos seguidores de AMLO, en cambio, ven en el feminismo a un brazo ideológico de Calderón.

Publicidad

Segundo, los detractores de AMLO también deben salir de su trinchera de falsedades y dejar de aceptar como verdades incuestionables aspectos que son mentiras.

Los detractores de AMLO deben dejar de llamarle democracia a que se haga lo que ellos quieren y autoritario a cualquier decisión que tome AMLO si les parece equivocada. AMLO puede equivocarse y eso no hace sus decisiones autoritarias. La democracia no es tomar decisiones perfectas, es tomar decisiones con base en el criterio de la mayoría, protegiendo a la minoría.

Es momento de dejar de decir mentiras. AMLO no decidió apoyar las políticas migratorias de Trump porque son “amigos”. Hay evidencia contundente y clara de las presiones fuertísimas que el gobierno de Trump ejerció en México para que éste cambiara su política en la frontera sur. Trump nos obligó.

No hay razón para decir que antes de AMLO la economía crecía y nos iba bien a todos. No hay evidencia alguna de ello. La economía llevaba tiempo decreciendo en términos per cápita y creciendo, en su mayoría, para unos pocos. Por eso en México el 50% del ingreso lo concentra el 10% más rico.

Publicidad

La oposición más vehemente a AMLO quiere disfrazarse de “ciudadana”, y pedirnos que estemos con ellos solo porque no estamos con AMLO. Quieren hacernos creer que todos queremos lo mismo cuando no es así. Hay quien quiere una economía justa y hay quien solo quiere una economía que crece.

AMLO quiere disfrazarse de izquierda y pedirnos que estemos con él solo porque no estamos de acuerdo con las políticas de gobiernos anteriores. Quiere hacernos creer que no hay izquierda más allá de su austeridad y sus errores.

Hoy hago un llamado a no permitir esto. Debemos dejar de acusarnos de ser Obradoristas, o de no serlo. La realidad es mucho más compleja que solo estar celebrando o abucheando a López Obrador.

_____________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad