Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | Por una nueva normalidad libre de discriminación

En medio de la epidemia de coronavirus y la medida de aislamiento social se presentan casos de personas expulsadas de sus familias por su preferencia sexual.
vie 15 mayo 2020 06:30 AM
Diversidad en CDMX.jpg
Inclusión. Las familias tienen como pendiente aceptar la diversidad de sus integrantes.

Al reflexionar sobre la visibilidad LGBTTTI+ en el marco del Día Nacional Contra la Homofobia, Lesbofobia, Transfobia y Bifobia (este 17 de mayo), es inevitable preguntarnos: cuando acabe el confinamiento, ¿estamos esperando a regresar a la “normalidad” o estamos listas y listos para construir una sociedad diferente?

Porque uno de los efectos secundarios de la emergencia sanitaria es que la discriminación histórica padecida por ciertos grupos está siendo evidenciada de la manera más cruel. Respecto a la lesbofobia, homofobia, bifobia y transfobia, cada una es una representación de experiencias particulares, que en conjunto forman una grieta en la sociedad.

Publicidad

De acuerdo con la organización civil It Gets Better México hay al menos 15 casos de personas expulsadas de sus hogares en los últimos días; algunas de las personas afectadas no tienen la mayoría de edad. Antes de la pandemia, dicha organización registraba dos casos a la semana.

Lo anterior corresponde con los resultados de la Encuesta Nacional de Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género elaborada por el Conapred en 2018, ya que arroja que el 22% de las personas jóvenes que se identifican como LGBTTTI dejaron sus hogares debido al rechazo familiar.

Recordemos que el proceso de identidad para todas las personas es uno muy íntimo y personal. Sin embargo, para las personas LGBTTTI+ nos ha sido más complejo pues al no reconocernos dentro de la heteronormatividad, la mayoría de las veces no sabemos a quién recurrir, ni cómo expresarnos con libertad y sin temor.

Por otro lado, aplaudo sinceramente a las familias que han demostrado su apoyo y soporte a sus hijas, hijos, hermanas o hermanos que deciden expresar libremente en sus hogares que no forman parte de la heteronormatividad. Sin agresiones físicas o verbales, conviven bajo un mismo techo y se aman sin estigmas ni estereotipos.

Publicidad

Reconozco también la labor de las organizaciones de la sociedad civil que se han volcado en apoyar a las personas jóvenes que han vivido discriminación y violencia en sus hogares durante el confinamiento, creando refugios específicos y redes de apoyo para contenerles.

Muchas personas ansiamos el regreso de la normalidad para retornar a nuestra vida antes de la pandemia; pero otras anhelan el fin del confinamiento para salir de los contextos de discriminación y violencia que viven en sus hogares. Aprovechemos el Día Nacional Contra la Homofobia, Lesbofobia, Transfobia y Bifobia, decretado el año pasado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, para imaginar una nueva normalidad incluyente.

__________________

Nota del editor: el autor es diputado local en la CDMX por el partido Morena.

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad
Publicidad