Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ZonaLibre | AMLO: #QuédateEnCasa

El presidente debe aislarse en este momento, no para darle una victoria pírrica a sus adversarios, sino para poner en orden su propia imagen.
mié 01 abril 2020 04:30 PM
amlo nayarit
Este viernes el presidente inició gira de supervisión de las obras de mejoramiento urbano en Bahía de Balderas, Nayarit.

Estos días han sido desconcertantes para la mayoría de los mexicanos. Ante la pandemia y el funesto encierro, solemos comportarnos de manera atípica por causa de la ansiedad, desesperación e incluso aburrimiento.

No es el caso del presidente López Obrador, quien desafía la situación manteniendo su apretada agenda, que conlleva reuniones y eventos gubernamentales. Eso le ha ocasionado duras críticas dentro y fuera del país. Sin embargo, pareciera que el presidente tiene una visión muy distinta al 65% de los mexicanos que estamos en el encierro.

Publicidad

López Obrador está apostando toda su imagen en estos días difíciles. Aún no llegamos a la fase más crítica y la popularidad del ejecutivo está sufriendo su peor crisis. Va más allá de los besos y abrazos que ha estado dando en distintos lugares del país, se trata de un probable suicidio político.

Es importante señalar que todos los gobiernos del mundo están sufriendo por la situación, no hay un gobernante de ningún país que salga inmune de la pandemia. La gente esta cansada, triste e irritada. Lo más común será reclamarle al gobierno, sea del color o partido que sea. Sin embargo, la reacción del presidente ante esta crisis llega a lo insólito.

Lee más: Los enfermos de coronavirus aumentan a 1,215 y los decesos a 29

El hecho de que en el pequeño pueblo de Badiraguato, en el Estado de Sinaloa, haya tenido un encuentro con la madre del sanguinario narcotraficante Joaquín Guzmán envía un mensaje desesperanzador, no solo a sus adversarios que diariamente se desviven por criticar las acciones de Andrés Manuel, sino el daño es directo a los millones de personas que votaron por él, que depositaron su confianza rayando en fe, a fin de creer que habría un cambio radical en el país.

¿Qué pasaría si el expresidente Felipe Calderón tuviera una foto saludando a la madre de “El chapo”? ¿Cómo crucificarían a Peña Nieto si se hubiera reunido con el abogado del narcotraficante más despiadado de la historia del país?

Por el #CoViD19, los altos funcionarios se "apretarán el cinturón": AMLO | #EnSegundos

¿Por qué o para qué el presidente mexicano se expone? No es solo la imagen de “Andrés Manuel López Obrador”, sino del Poder Ejecutivo, del Estado. De un gobierno que por décadas ha estado de rodillas ante el narcotráfico y la violencia que han desatado por todo el país.

Publicidad

AMLO tenía que ser distinto en todos los aspectos. Él debía representar la esperanzadora actitud de rechazar la alianza facciosa del gobierno con los grupos criminales. En medio de una contingencia mundial, el presidente ha decidido enviar un extraño mensaje. Sabe perfectamente que en política la forma es fondo, sabe que el hecho de saludar a la madre del capo sinaloense tiene que ver con enviar un guiño al crimen organizado, pero también sabe que esas actitudes derrotan el ánimo de quienes lo apoyan (o apoyaban).

En esta dolorosa etapa mundial, todos estamos sufriendo la situación de distintas maneras. Es probable que nos podamos equivocar una y otra vez, pero tenemos la responsabilidad de salir delante de la mejor manera. Pues cada día podríamos destruirnos más, aferrarnos a la desesperanza, el temor y la angustia. Vienen tiempo muy difíciles para todos; sin embargo, la intuición, las ganas de sobrevivir y el anhelo de reconstruir nos deben sacar a flote.

Recomendamos: El coronavirus tira la operación hotelera 51.8%, según la Sectur

Esto no sucede con el presidente. Alguien debe detenerlo para que no cometa más golpes en su contra. Todos los mexicanos necesitamos a un presidente sensato, probo y con el talante positivo. A nadie le conviene que le vaya mal al representante de todos los mexicanos.

Publicidad

En lo personal jamás imaginé que en un tiempo tan corto de su presidencia, AMLO se esté autodestruyendo con sus acciones. Es que cada día es mas difícil defenderlo, porque cada día desconcierta más a sus propios votantes y se desploma su popularidad.

El presidente debe aislarse en este momento, no para darle una victoria pírrica a sus adversarios, sino para poner en orden su propia imagen y el mensaje que diariamente está enviando a todos los mexicanos. El presidente debe encerrarse a reflexionar, para además de cuidar su salud, serenar los ánimos de millones de personas que tienen en el testimonio del tabasqueño, el ejemplo para actuar. Es necesaria la prudencia, más que nunca.

Quizá esté exagerando, sin embargo los suicidios políticos ocurren en los momentos más desafiantes. Éste es un tiempo retador, desafiante y provocador. A punto de entrar a la Fase 3, también es un gran momento para el presidente, para dar un golpe de timón y recapacitar. No, no es suficiente su estrategia de comunicación, simplemente ya no da para más

Más del tema: La Cofepris autoriza tres ensayos clínicos para tratar el COVID-19

Sus adversarios y apoyadores, necesitan un presidente que esté a la altura de una situación que puede ser desastrosa.

Hoy necesitamos un pacto nacional, dejar atrás la politiquería y los malos hábitos de la mezquindad. Si el presidente lo pide, nos uniremos a él todos, pues es un momento de tomar las mejores decisiones, de estar unidos, de enfrentar con la cara en alto. Por eso, más que nunca le pedimos al hombre que toma las decisiones más difíciles en el país, de la forma que el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell: Por favor. Quédate en casa. Quédate en casa. Quédate en casa.

___________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad