Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El Estado saluda a la mamá de 'el Chapo'

López distinguió a la mamá del presunto narcotraficante con atenciones que en sus 16 meses de gobierno no ha destinado a las víctimas de la violencia.
lun 30 marzo 2020 04:54 PM
amlo-saluda-a-la-mama-del-chapo.jpg
AMLO visitó este domingo Badiraguato, Sinaloa, tierra natal de Joaquín 'el Chapo' Guzma´n.

El pasado domingo 29 de marzo las redes sociales enloquecieron ante una nueva acción del presidente López que manda una señal confusa sobre el rol que su gobierno tiene en combatir a la criminalidad organizada: en Badiraguato, Sinaloa, López, de una manera sumamente familiar, saludó de mano a la mamá y al abogado de Joaquín Guzmán Loera, ‘el Chapo’.

En la tierra que vio nacer a uno de los más sanguinarios y peligrosos delincuentes de México, donde se presume que el control de lo público está en manos del Cártel de Sinaloa y no del Estado, López distinguió a la mamá del presunto narcotraficante con atenciones que en sus 16 meses de gobierno no ha destinado a las autoridades que combaten el delito, a las víctimas de la violencia en el país o a algún especialista que busca apoyar a este gobierno en el combate a los delitos.

Publicidad

¿Hay alguna restricción para que el presidente salude a una persona sea un ciudadano honesto, el familiar de un delincuente o una privada legalmente de la libertad por haber sido sentenciado? ¡Absolutamente no! Sin embargo, sí hay varios elementos que deben ser analizados por las implicaciones que esto tiene.

El presidente no sólo se representa a sí mismo, representa al Estado Mexicano, tener deferencias especiales para la mamá de un hombre que ha condenado comunidades enteras al subdesarrollo, al desplazamiento forzado, al dolor; un delincuente que inundó las calles de nuestro país con drogas que han acabado con la vida de tantos; un delincuente que torturó, mató y desapareció a muchos –entre ellos muchas autoridades–-; un delincuente que le ha costado a nuestro país prestigio internacional y para el que se destinaron millones para atraparlo y arrestarlo; permite plantear preguntas serias acerca de qué relación habrá de tener este gobierno con los delincuentes.

Lee también: AMLO acepta haber saludado la mamá del Chapo: "merece todo mi respeto"

Una señal que se adscribe a otros dichos que muestran un patrón de relación ambigua entre los delincuentes y su gobierno, López por un lado ha reconocido a éstos: “...los delincuentes son pueblo bueno...”, “...los delincuentes son víctimas de un modelo económico...”, “...abrazos y no balazos...”; mientras que por otro ha condenado a quienes los han combatido: “...la Policía Federal es corrupta e ineficaz...”.

De manera similar, ¿por qué un presidente que descalifica a colectivos y movimientos de víctimas, a activistas e incluso autoridades, se toma el tiempo para atender a la mamá de ‘El Chapo’? Si López hubiera mostrado empatía con los colectivos feministas, ante las más de 30 mil víctimas de homicidio, las familias de los 9000 desaparecidos, los centenares de miles de víctimas de otros delitos que se acumularon en su primer año de gobierno, nada habría de sorprender o cuestionársele por atender personalmente a la mamá de uno de los delincuentes más peligrosos del mundo.

Publicidad

Sin embargo, cuando López ni atiende a las víctimas, ni atiende a la crisis que ocasionó la extinción de Policía Federal, que su gobierno impulsó, ni atiende a los policías, peritos, ministerios públicos, custodios, militares, marinos o jueces que coadyuvaron en combatir al Cártel de Sinaloa, cuando sí atiende a la mamá de ‘el Chapo’, manda una mala señal.

Además, sorprende que un presidente que recomienda acusar a los delincuentes con sus mamacitas haga no solamente lo contrario si no que utilice recursos del Estado para ir a saludar a la mamá y al abogado de uno de los más peligrosos y violentos capos de la droga del mundo hasta su principal bastión, Badiraguato.

Recomendamos: 2019: el año en que el Cártel de Sinaloa sacudió la política mexicana

Desde la moral expresa de este presidente, ¿la mamá de ‘el Chapo’ formó en valores a su hijo? ¿Creció un ciudadano de bien?

A 16 meses del inicio de esta administración, López enfrenta por lo menos tres grandes crisis: una grave crisis económica, consecuencia de los actos de su gobierno; una crisis de salud que inició con desabastos de medicamentos y que hoy debe atender también los efectos de una pandemia; una crisis de violencia iniciada en administraciones anteriores, que en esta ha llegado a niveles sin antecedentes.

Publicidad

Saludar de mano a la mamá del Chapo –dicho sea de paso, en un momento donde saludar de mano a cualquiera está mal dada la obligación que tiene el presidente de poner el ejemplo con la ciudadanía, en un momento donde el gobierno federal recomienda a los ciudadanos evitar el contacto físico– puede costarle caro al presidente.

Este saludo será recordado tanto por el personal del área de seguridad y justicia, por las víctimas, por los ciudadanos en general e incluso por los gobiernos extranjeros, difícil creerle a un gobierno que dice querer generar Estado de Derecho y por el otro lado su titular atiende a la mamá de un enemigo del Estado de una manera en la que no ha atendido ni a víctimas, ni autoridades, ni a ciudadanos.

_________________
El autor es director general del Observatorio Nacional Ciudadano

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
Publicidad