Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ZonaLibre | A unos días de terminar mi cuarentena

Luego de visitar Europa, al regresar a México, se vive la cuarentena, la negativa de autoridades a aplicar pruebas, los hospitales privados no tienen para hacerlas y sólo queda esperar.
mié 18 marzo 2020 06:45 AM
México coronavirus
El solo mencionar la pandemia de COVID-19 eriza la piel de holandeses, canadienses, koreanos, suecos, chilenos y toda nacionalidad.

Esas desoladas calles europeas, los cientos de monumentos y lugares emblemáticos siendo testigos de cómo el mundo cambia por completo. De como el temor y la psicosis abunda, en una situación tomada de alguna película terrorífica impensable; de la pesadilla que nunca imaginamos vivir, que lamentablemente, apenas comienza.

El solo mencionar la pandemia de COVID-19 eriza la piel de holandeses, canadienses, koreanos, suecos, chilenos y toda nacionalidad que está amenazada a vivir el toque de queda sin fecha de caducidad. Entre todas esas nacionalidades está, por supuesto, la nuestra.

Publicidad

Los mexicanos somos una especie mundial para ser estudiada. Al parecer, hemos reaccionado demasiado tarde. Mientras que la ansiedad impera entre algunos grupos sociales y ha provocado llegar hasta la paranoia, otros grupos, irresponsablemente han tomado la suspensión de actividades, como vacaciones, tal como lo hizo Italia y España cuando aún se encontraban en el primer nivel de contingencia. De ellos, sin duda, nos arrepentiremos todos.

Los primeros 200,000 casos confirmados en el mundo son una realidad inminente, más de 8,000 muertos y una cantidad desconocida, por demás alarmante, de sospechosos demuestra que el mundo apenas conocerá la situación más incómoda y peligrosa de ser contagiados de un virus del que, hasta el momento, no existe solución.

Más del tema: Los casos positivos de coronavirus se elevan a 93 en el país

Una realidad –muy– negativa

Escribo esto, desde mi cuarentena voluntaria, luego de aterrizar hace algunos días de la ciudad de Roma (durante el brote del virus en Italia). Afortunadamente, en estos últimos 10 días no he tenido síntomas; sin embargo, ha sido una odisea pedir un examen para saber si en mi cuerpo existe el virus.

“Hasta que presente algún síntoma preséntese en una unidad médica”, fue la recomendación de las autoridades en el aeropuerto. En los hospitales privados no tenían pruebas para hacer el examen.

Publicidad

Por Youtube y en distintos en medios de comunicación, mi hermano y yo, conocimos del número telefónico oficial para esta emergencia. Luego de decenas de intentos logramos comunicarnos, lo tomaron en serio, comunicándonos ahora al hospital de la Raza, donde nos señalaron que todas las personas que soliciten el examen debíamos marcar a un teléfono especial, donde luego de más de 18 intentos nunca pudimos comunicarnos con nadie.

Días después, la alarma sonó cada vez más fuerte, entonces los vuelos empezaron a menguar con el famoso discurso del presidente norteamericano Donald Trump y el cierre de sus fronteras para los vuelos europeos, luego lo imitaron decenas de países.

México dice estar preparado; los números que señala el subsecretario Hugo López-Gatell apuntan a que una tercera parte de la población estaremos infectados.

Verdades y mentiras sobre el coronavirus

"Estaríamos hablando de 75 o 78 millones de personas infectadas, lo que no quiere decir 'enfermas'. De ellas, unos 8 o 10 millones podrían tener síntomas, de los que podríamos tener un 2 o 5% con enfermedad grave".

La realidad es que, aunque el gobierno mexicano tiene al frente de esta pandemia, a un hombre tan preparado y experimentado en este tipo de eventos, como lo es López-Gatell, el presidente López Obrador se ha encargado de desentenderse, mofarse y minimizar una situación que podría costarle aún más puntos negativos en su popularidad que ha decaído en los últimos dos meses de manera muy decadente.

Publicidad

Otra visión de la desgracia

Aunque se politice de manera extrema el tema del nuevo coronavirus, más allá de las pasiones políticas, existe un ambiente de temor y desesperanza ante un panorama que no comprendemos y ver a otros países con mejores sistemas económicos y de salud sufrir a tal escala, llena de pesimismo a un país que ha vivido una y otra vez la incertidumbre y no termina por reponerse de las continuas desventuras.

Pero el CODVID-19 tiene que ser visto como un desafío tomándolo con seriedad y valentía. La pandemia debe unirnos a tomar decisiones correctas entre todos. El éxito de #QuédateEnCasa es el principio de una nueva hazaña, de una etapa que superaremos, como lo hicimos en la pandemia de influena H1N1, en el último gran sismo o cuando hemos apoyado a las víctimas de las distintas desgracias que hemos enfrentado de sur a norte de la República.

Se trata de que enfrentemos estas nuevas etapas con la responsabilidad de entendernos como parte de una comunidad que tiene el mismo reto: sobrevivir.

Lee también: La Corte, la Embajada de EU, estados, escuelas y más frenan por coronavirus

Se trata, al menos, de conocer los nombres de nuestros vecinos para una próxima emergencia.

Habremos de escuchar las voces de nuestros paisanos en otros países y buscaremos traerlos a casa, como también deberemos apoyar a cualquier extranjero en problemas. No permitir la xenofobia y entendernos como un mundo en crisis.

Que nuestra vulnerabilidad humana nos acerque a combatir adversarios en común. Pues después de que toda esta pesadilla pase, debemos ser más higiénicos, aprenderemos de los grandes beneficios de trabajar desde casa, tales como la eficiencia, la disminución del tráfico y la contaminación. Los más jóvenes entenderán un mundo más unido y conectado entre sí.

A unos días antes de culminar mi cuarentena, espero no comenzar a sufrir los síntomas. Aunque se que en los próximos días todos habremos de sufrir, en nuestra economía, hábitos y la manera de ver el mundo.

Sin embargo, tengo la confianza de que luego de que se encuentre la cura y la etapa de terror haya pasado, nos convirtamos en mejores ciudadanos, no solo de nuestras ciudades o del país, sino del mundo. Que más allá de la actuación del gobierno en esta emergencia, será nuestra actitud la que saque adelante a nuestro país. Ese es el reto y los mexicanos podemos con éste y los que vengan en un futuro no muy lejano.

__________________
Sigue aquí la información oficial del coronavirus: https://www.gob.mx/salud/documentos/nuevo-coronavirus

__________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad