Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La Estampa | El maltrato a los migrantes

Lo que sucedía en el sexenio de Enrique Peña Nieto en materia de política migratoria fue lamentable, pero lo que hoy se vive en la frontera sur de México es simplemente aberrante.
jue 23 enero 2020 12:50 PM
(Obligatorio)
Acciones. Los elementos de la Guardia Nacional repelieron este 20 de enero a cientos de migrantes que intentaron ingresar a México.

El maltrato mexicano a los migrantes centroamericanos que tratan de cruzar por México para alcanzar la posibilidad de una vida mejor en Estados Unidos no comenzó con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Enrique Peña Nieto puso en práctica medidas agresivas que complicaban gravemente la situación de los migrantes.

Publicidad

Peña Nieto también optó por no dotar de recursos suficientes, humanos y económicos, a las instituciones del gobierno mexicano encargadas de ofrecer protección y guía a esos mismos migrantes. Ese abuso es una de las muchas manchas indelebles que llevará el sexenio anterior a su juicio con la historia.

Ahora bien, si lo de Enrique peña Nieto y los funcionarios encargados de la política migratoria en su gobierno fue lamentable, lo que hoy se vive en la frontera sur de México es simplemente aberrante.

Recomendamos: EU agradece freno de migrantes, mientras organizaciones alzan la voz

Dos factores se combinan para lo que es ya una crisis humanitaria de consecuencias impredecibles. La primera de ellas es la decisión del gobierno de López Obrador de cooperar plenamente con la estrategia de persecución y deportación que le ha ordenado Donald Trump. Ni siquiera Peña Nieto, que bajó la cabeza de manera tan indigna, llegó al grado que ahora vemos.

Publicidad

El otro factor son las consecuencias de la política de austeridad, que en este caso han dado como resultado una escasez llena de riesgos en esas mismas organizaciones del gobierno encargados de atender a los migrantes y refugiados potenciales. El hecho de que la COMAR, organismo de gobierno encargado de esa atención a refugiados, opere con un presupuesto anual de poco más de 2 millones de dólares es un absurdo que raya en lo criminal.

Lee también: Muñoz Ledo tacha de "salvaje agresión" la respuesta de la Guardia ante migrantes

A nadie debe sorprender que el resultado de ambas cosas sean imágenes como esta, en donde fuerzas de seguridad mexicana se convierten en lo que siempre aborrecimos en Estados Unidos: herramientas de persecución de gente marginada y aterrada.Son escenas indignas de México, en todos los sentidos.

Escenas genuinamente dolorosas.

__________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad