Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Personajes del 2019

Elegir al personaje o personajes del año dejando fuera a López Obrador y a Donald Trump es posible y Carlos Bravo seleccionó a sus seis personajes más emblemáticos del 2019.
mar 17 diciembre 2019 06:15 AM
amenazas feministas
El feminismo tomó las calles en 2019.

Es costumbre de ciertas publicaciones proponer, como una forma de bajar alerones antes del periodo vacacional, a un personaje que de algún modo represente lo más significativo del año que acaba. Nunca me ha gustado esa costumbre. La elección siempre me ha parecido muy problemática, discutible, ese afán de querer resumir la historia de doce largos meses en una sola persona me resulta, sinceramente, trivializante y odioso.

Sin embargo, de diciembre en diciembre me descubro, aunque sea a regañadientes, leyendo los perfiles de los elegidos y participando en conversaciones de sobremesa que replican dicha costumbre. Critico la predilección política que suele acusar la elección del personaje, condeno el culto a la celebridad al que contribuye, trato de llevar la contraria y argumentar por qué es un despropósito, pero igual termino derrotado, postulando a mis candidatos y votando a ver quién gana. Creo que se ha convertido en mi ritual culposo de la temporada prenavideña.

Este año he decidido dejar de resistirme y tomar la iniciativa, adelantándome a publicar mi propia lista de quienes considero los seis personajes más emblemáticos del 2019. Aviso que no incluí a López Obrador ni a Trump para que el ejercicio fuera un poco más… interesante.

Publicidad

Nacionales

Las mujeres que protestan. Durante este año grupos de mujeres mexicanas decidieron organizarse y salir a protestar. Sus manifestaciones fueron lo mismo contra la violencia que padecen que contra la indolencia de las autoridades. Sus métodos han sido más o menos cuestionados, pero su capacidad para exhibir la estulticia de muchas de esas críticas, así como para crear un contexto de exigencia que obligue a las autoridades a hacerse cargo de sus demandas, es incuestionable. Quizá el grueso del movimiento todavía se concentre sobre todo en la Ciudad de México y su zona conurbada. Con todo, la justicia de su reclamo trasciende la jurisdicción capitalina. Todas las mujeres del país podrían verse representadas en sus consignas.

Recomendamos: #UnVioladorEnTuCamino hace eco en la CDMX y al menos 6 estados

Marcelo Ebrard. Ha sido el secretario indispensable de López Obrador para lidiar con el principal contrapeso que ha enfrentado su gobierno: la relación con Estados Unidos. Su capacidad de operación política ha sido sobresaliente. Tanto en el tema de reducir los flujos migratorios desde la frontera sur, luego de la amenaza arancelaria de la Casa Blanca, como en la última etapa de la renegociación del nuevo acuerdo comercial, la Cancillería ha estado en el epicentro de dos de los mayores éxitos del lopezobradorismo. Sobre todo, de su capacidad de dar resultados para contener los peores impulsos de Donald Trump. Ha demostrado la escasa virtud en estos tiempos de ser, al mismo tiempo, eficaz y discreto.

Por razones humanitarias, México da asilo a Evo Morales: Ebrard | #EnSegundos ⏩

Lord Molécula. Carlos Pozos es de los reporteros que más preguntas hace en las conferencias mañaneras del presidente y, salvo por contadas excepciones, suelen ser preguntas absurdas. Su apodo, de hecho, proviene de haberle preguntado al director de PEMEX, tras la explosión de un ducto en Tlahuelilpan, “¿cuál es el punto de ignición de la molécula (de gasolina Premium)?” Seleccionarlo como uno de los personajes del año puede parecer una broma, pero no lo es. O, bueno, solamente lo es a medias. Porque el personaje, en sí mismo, es una broma. Pero lo que su figura significa, en términos de la nueva relación entre la prensa y el poder bajo la autodenominada “cuarta transformación”, provoca más indignación que risa.

 

Internacionales

Greta Thunberg. Ella fue la persona del año según la revista Time . La activista sueca de apenas 16 años, con síndrome de Asperger, ha logrado capturar la atención pública y convertirse en un ícono de la conciencia global sobre la crisis climática. La de Thunberg es una causa que ha cambiado el relato de la protesta contra el calentamiento global, llevándola más allá de socializar el conocimiento científico o de cuestionar los motivos que los líderes políticos suelen pretextar, para formular su reclamo en una poderosa clave moral que ataca la injusticia intergeneracional en el corazón del problema: que las nuevas generaciones heredarán de las que les precedieron no un planeta habitable sino el hecho de que el futuro de la humanidad está en entredicho.

Evo Morales. El expresidente boliviano es, por los resultados de su gestión, el más exitoso integrante de la llamada “ola rosa”, ese variopinto conjunto de izquierdas que llegaron al poder en América Latina entre 1999 (con el ascenso de Hugo Chávez en Venezuela) y 2017 (con la caída de Lula en Brasil): triplicó el PIB lo mismo que el ingreso per cápita, redujo la deuda externa a menos de la mitad al igual que la pobreza extrema. Sin embargo, luego de 13 años ininterrumpidos en el poder y al intentar reelegirse por tercera vez, a pesar de haber perdido un referéndum en ese sentido, Morales desató un conflicto que terminó desembocando en su propio derrocamiento.

¿Por qué Evo Morales dejó México?

Boris Johnson. Figura emblemática de la deriva populista del partido conservador británico, y sucesor de la primer ministra Theresa May tras su renuncia en junio pasado, se enfrentó con el Parlamento por la parálisis en torno al enredadísimo tema del Brexit. Tras una serie de humillantes derrotas iniciales, e incluso después de una rebelión dentro de su propio partido, pudo maniobrar para convocar a nuevas elecciones. Hace apenas unos días obtuvo la mayoría más abultada que su partido ha logrado en lo que va de este siglo. En el camino se dio el gusto, además, de ponerle fin a la carrera política de Jeremy Corbyn, líder del partido laborista. Ahora usará ese incontrovertible respaldo social para sacar a Gran Bretaña de la Unión Europea.

Lee también: El reto de Boris Johnson será no fragmentar más al Reino Unido
____________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

 
Publicidad
Publicidad