Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El privilegio de ser "fifí"

El éxito en un país racista y clasista como México no se debe solo al mérito, se debe también, tristemente, al tono de piel con el que nos tocó nacer, escribe Viridiana Ríos.
mié 07 agosto 2019 05:00 AM
Viridiana Ríos
Viridiana Ríos es doctora en Gobierno y profesora asistente visitante de la Universidad de Harvard en los Estados Unidos.

Mientras la discusión pública se centra en defender que a los “fresas” no se les diga “fifis”, la discriminación real, contundente y constante en contra de los morenos avanza sólida y sin recato.

Esta semana, un reporte publicado por OXFAM titulado Por mi raza hablará la desigualdad , evidenció los enormes beneficios que tiene ser blanco en México y los privilegios a los que los blancos están acostumbrados solo por el hecho de tener la piel más clara.

Estos beneficios no ganados, sino adquiridos por el simple hecho de su genética, les hacen la vida más fácil y les crean un sesgo cognitivo que les hace pensar que triunfar es igualmente fácil como les fue a ellos.

Publicidad

Como muestra OXFAM, y Patricio Solís, el profesor del COLMEX co-autor del reporte, la vida es mucho más fácil para los blancos. El reporte muestra datos contundentes de que, en nuestro país, el camino que lleva a los buenos empleos y la educación de alto nivel es más fácil de recorrer para los que tuvieron la suerte de nacer con la piel más clara.

Hay tres aspectos que vale la pena retomar.

Primero, con respecto a las familias en las que nacen. La investigación muestra que 1 de cada 3 blancos nacen en familias que pertenecen al 25% más rico de la población, esto es 52% más que los morenos y 103% más que los de tez más obscura.

Esto indica que los blancos, no solo se enfrentan a menos discriminación a lo largo de su vida, sino que inician sus vidas en una situación de ventaja social, producto de la acumulación histórica de privilegios. Esta ventaja se expresa a través de las condiciones de menor adversidad social de sus familias de origen, en indicadores como la escolaridad de los padres, su posición ocupacional, y la disponibilidad de recursos económicos.

Lee más del autor: El punto ciego de AMLO

Publicidad

Segundo, en cuanto a escolaridad. El mismo estudio muestra que los mexicanos de tez clara tienden a lograr un mayor nivel de escolaridad. Mientras que el 25% de los blancos tienen educación superior, solo el 19% de los morenos tienen el mismo nivel educativo. Lo mismo se observa a la inversa. Solo el 13% de los blancos carecen de educación primaria completa mientras que el 21% de los mexicanos de tez obscura se encuentran en dicha condición de baja escolaridad. Entre las personas que no solo son morenas, sino además son indígenas, solo el 6.2% tiene educación superior.

Así, en relación con los blancos, quienes poseen tonos oscuros de piel tienen un riesgo 35 % mayor (hombres) y 71 % mayor (mujeres) de no terminar siquiera seis años de educación básica. En el caso de los hombres, este efecto desaparece una vez que se considera la familia en la que nacieron. Sin embargo, entre las mujeres, la diferencia persiste aun considerando la situación de la familia.

Ser mujer y tener piel obscura crea enormes dificultades para triunfar en esta sociedad racista y clasista".

Publicidad

Tercero, para las mujeres blancas es mucho más fácil conseguir un empleo de prestigio y bien pagado. Solo por el hecho de tener la piel clara la tienen más fácil. Las mujeres de piel obscura tienen una probabilidad 32% mayor de tener un empleo de baja jerarquía y 43% menor de nunca alcanzar un empleo de alto nivel.

La cruda realidad, que nadie comenta, es que en nuestro país ser blanco facilita el éxito y ser moreno lo impide. Ser moreno en México implica, como lo dice el reporte de OXFAM, vivir permanentemente con un “techo de cristal” que impide llegar a puestos altos en el trabajo, particularmente si eres mujer. Las mujeres que se autoidentifican como de tez morena u obscura tienen 42% menos probabilidad de ser jefas o de trabajar en servicios que las mujeres blancas. Así mismo, tienen un 33% más probabilidad de estar en ocupaciones de “baja jerarquía”.

Conoce más: Las mujeres son más vulnerables a la desigualdad: Oxfam

Así, ser blanco asegura que con mayor facilidad se logrará tener un mejor ingreso. Los hombres con tonos oscuros de piel tienen 28% menos probabilidad de estar entre los más ricos, y las mujeres de piel obscura tienen 45% menos chances de estar entre la población de mayor afluencia económica. Entre las mujeres con tonos morenos, la probabilidad es 21% menor. Nuevamente, las mujeres parecen siempre ser más afectadas por discriminación en cuanto a su tono de piel en sus trabajos.

El éxito en un país racista y clasista como México no se debe solo al mérito, se debe también, tristemente, al tono de piel con el que nos tocó nacer.

Recomendaciones

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad