Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El INAH halla restos de Tenochtitlan y de casa de Cortés bajo el Monte de Piedad

El instituto informó que los descubrimientos corresponden al Palacio de Axayácatl y a una vivienda que fue construida por órdenes de Hernán Cortés en la época de la conquista.
mar 14 julio 2020 12:09 AM
MEXDF 22JUNIO2004.-
Las obras de remodelaciòn de la calle Monte de Piedad, estan en la fase final. Seran colocadas decenas de plantas.
FOTO: Germàn Romero/CUARTOSCURO.COM
Las obras en el Monte de Piedad han desvelado restos de una residencia de Tenochtitlan y de Hernán Cortés.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) dio a conocer este lunes sobre su más reciente descubrimiento: los restos de un palacio de la gran Tenochtitlan y de una casa antigua, abajo del emblemático edificio del Nacional Monte de Piedad.

Los vestigios encontrados corresponden a los muros del Palacio de Axayácatl, sucesor de Moctezuma, quien fue tlatoani de Tenochtitlan entre 1469 y 1481, así como a una casa que fue construida por órdenes de Hernán Cortés mediante la reutilización de materiales del edificio tenochca.

Publicidad

El INAH destacó que, si bien se sabe que bajo los pisos del Monte de Piedad están los cimientos del Palacio de Axayácatl, este hallazgo revive los hechos históricos cinco siglos más tarde.

El instituto señaló que este descubrimiento se da gracias a dos décadas de trabajo y aprovechando las obras de rehabilitación en el Centro de la ciudad, cuyas intervenciones arqueológicas han estado encabezadas por Raúl Barrera Rodríguez y José María García Guerrero, del Programa de Arqueología Urbana (PAU).

Tras una inspección con motivo de trabajos emprendidos en la mitad del inmueble histórico, personal del PAU efectuó un salvamento arqueológico entre los primeros días de septiembre de 2017 y mediados de agosto de 2018, concentrándose en el patio principal y un cuarto adyacente.

Las excavaciones dieron como resultado el hallazgo de pisos de lajas de basalto, los cuales debieron integrar parte de un espacio abierto del Palacio de Axayácatl.

Mientras tanto, del periodo virreinal temprano (1521-1620), se registraron los restos de la que fue casa de Cortés por algunos años; también sería sede del primer Cabildo de la Nueva España (hacia 1525) y del Marquesado del Valle de Oaxaca.

Publicidad

"Dentro de los muros de las Casas Viejas de Axayácatl acaecieron algunos de los episodios más decisivos de la conquista de México-Tenochtitlan, como la muerte del tlatoani Moctezuma Xocoyotzin, posiblemente, el 29 de junio de 1520; giros inesperados que minaron la relación entre mexicas y españoles hasta desencadenar la confrontación abierta", señaló en instituto.

Los encargados del proyecto tuvieron que excavar 12 pozos de sondeo en torno al patio principal del Monte de Piedad.

A través de ellos se localizaron restos de un muro de piedra y argamasa, que sirvió de cimiento y desplante para una serie de columnas del inmueble edificado hacia 1755, lo que, según el INAH, permite deducir que el patio central fue originalmente más amplio.

casas cortés
Los arqueólogos excavaron 12 pozos de sondeo alrededor del patio principal del Monte de Piedad.

Los arqueólogos del PAU tuvieron la oportunidad de realizar una excavación extensiva, y ahí encontraron las principales sorpresas: los restos de una habitación hecha con sillares de basalto y tezontle, cuyo desplante partía de un piso de lajas de basalto. Análisis posteriores permitieron concluir que esa fue la casa de Cortés.

Por debajo de la casa cortesiana, a más de tres metros de profundidad, se detectaron restos de otro piso de lajas de basalto, de época prehispánica. Dadas sus características, los expertos indicaron que formó parte de un espacio abierto del Palacio de Axayácatl.

Algunos materiales que permitieron a los expertos fechar estos hallazgos son restos de cerámica prehispánica y colonial.

vestigios.jpg
La casa de Hernán Cortés fue construida con lo que quedó del Palacio de Axayácatl tras la caída de Tenochtitlan.

Publicidad

Para los arqueólogos, estos hallazgos hablan de la destrucción a la que fueron sometidos los edificios principales de Tenochtitlan, tanto con fines simbólicos como prácticos.

Tras la caída de Tenochtitlan, los mexicas sobrevivientes fueron obligados a destruir sus templos y palacios y, con los mismos materiales, levantar la nueva ciudad.

La noche del 30 de junio de 1520, los españoles huyeron a Tlaxcala por la calzada de Tlacopan (hoy Tacuba), dejando atrás de las Casas Viejas de Axayácatl.

A la muerte de Cortés, en 1547, sus descendientes mantuvieron la propiedad, pero, con el paso de los años, las casas y el extenso terreno quedaron en manos de un apoderado legal y, ya en malas condiciones, fueron vendidas al Sacro Monte de Piedad, en 1836.

El INAH precisó que este descubrimiento continúa en fase de investigación.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad
Publicidad