Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Detención de Caro y 'El Chapo', prueba que la Marina es aliado estratégico de EU

Por su imagen de incorruptible y por no tener vínculos con el narcotráfico, el gobierno de Estados Unidos ha visto en la Marina un aliado estratégico contra el crimen organizado, refieren expertos.
vie 29 julio 2022 06:00 AM
Marina
La Secretaría de Marina se ha convertido en un aliado estratégico para el gobierno de Estados Unidos.

La Secretaría de Marina no es solo la institución en la que más confían los mexicanos, también Estados Unidos. Así lo demuestran las detenciones de Rafael Caro Quintero, de Joaquín “El Chapo” Guzmán, de Arturo Beltrán Leyva y decenas de criminales más que estuvieron a cargo de la institución que hoy encabeza José Rafael Ojeda Durán.

Expertos consultados por Expansión Política explican que en la política de seguridad bilateral, Estados Unidos ha tenido dos grandes interlocutores para la cooperación: la Marina y Policía Federal; sin embargo, al desaparecer esta última solo prevalece la confianza en la Armada de México.

Publicidad

“Las autoridades de Estados Unidos, en particular la DEA, buscan aliados estratégicos en los países en los que operan con el perfil de la Marina: que no tengan vínculos con el crimen organizado, despliegue táctico, manejo de armas de fuego, acceso a información, que sean grupos de operaciones especiales”, explica el analista en seguridad pública, David Saucedo.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2021, la Marina es la autoridad que más confianza inspira a los mexicanos y la que percibe como menos corrupta. El 90.2% manifestó que le tiene “mucha confianza”, mientras que solo el 19.4% dijo que sus integrantes son deshonestos.

Desde Estados Unidos también existe más confianza en la Marina que en la Defensa Nacional, con esta última llegó a haber colaboración, sin embargo, algunos episodios como la deserción de un grupo denominado Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (Gafes) para pasarse a un brazo armado del cártel del Golfo, conocidos como Los Zetas y más recientemente la detención del exgeneral Salvador Cienfuegos han deteriorado la colaboración.

“El gobierno de Estados Unidos ha sido muy reticente a cooperar con la Secretaría de la Defensa Nacional porque siempre hay filtraciones de información porque suelen haber cuarteles cooptados por la delincuencia que pueden dar ‘pitazos’. Los militares estadounidenses y las agencias de inteligencia se sienten más cómodos con la Armada”, explica Víctor Hernández, coordinador del diplomado en Seguridad Nacional de la Ibero Puebla y miembro del Centro de Análisis e Investigación sobre Paz, Seguridad y Desarrollo Olof Palme y de la Red Nacional de Inteligencia.

Un informe de la Embajada de Estados Unidos en México —desclasificado por el sitio WikiLeaks– reveló en 2010 que el gobierno estadounidense desconfía del Ejército Mexicano en la lucha contra los cárteles del narcotráfico al considerarlo que "es lento y tiene aversión al riesgo".

“Desde hace muchos años, la Marina ha sido la institución preferida, consentida, confiable de los Estados Unidos para operaciones de grande envergadura. El primer caso importante fue la ubicación y liquidación de Arturo Beltrán Leyva en unos condominios en Cuernavaca, eso lo hizo la Marina Armada, y no lo hizo el Ejército porque los papeles de WikiLeaks habían expresado que el Ejercito mexicano le tenían aversión al riesgo, por tanto preferían confiar, darle toda la información a la Marina Armada”, explicó José Reveles, periodista especialista en temas de seguridad en un Live realizado para Expansión Política.

En los últimos años, la Marina ha estado a cargo de operativos importantes contra la delincuencia organizada.

El 8 de enero de 2016, elementos de la Marina-Armada de México recapturaron al entonces líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera. Ese acto fue celebrado por el entonces presidente Enrique Peña Nieto con un mensaje en sus redes sociales: “Misión cumplida: lo tenemos. Quiero informar a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido”, escribió en sus redes sociales.

 

Años atrás, la Marina participó en el mencionado un operativo que terminó en la muerte de Arturo Beltrán Leyva, alias “El jefe de jefes”, líder y fundador del grupo delictivo “Los Beltrán Leyva”.

Este se realizó el 16 de diciembre de 2009; elementos de Infantería de Marina de la Armada de México arribaron al fraccionamiento “Altitudes” en Cuernavaca, Morelos, en donde se encontraba uno de los hombres más buscados por el gobierno de México por ser líder de uno de los cárteles más poderosos de ese momento. En el lugar se desató un enfrentamiento entre marinos y sicarios, que derivó en la muerte de Beltrán Leyva.

El operativo para cumplimentar una orden de extradición de uno de los hijos del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, también contó con la participación de la Marina en octubre de 2019. Los marinos estuvieron a cargo de la generación de inteligencia que permitiera ubicarlo e intercambiaron información con Estados Unidos.

La Marina también estuvo a cargo del operativo en el que murió Ezequiel Cárdenas Guillén, "Tony Tormenta", uno de los líderes del cártel del Golfo en noviembre de 2010 en Tamaulipas. A esa institución le tomó seis meses ubicarlo.

En el operativo para la recaptura de Rafael Caro Quintero, la Marina se apoyó en Estados Unidos. El periodista con Jesús Esquivel, corresponsal de la revista Proceso y autor del libro “La CIA, Camarena y Caro Quintero”, reveló que la Embajada de Estados en México negoció con la Marina que fuera esa institución la que se encargara de la recaptura del exfundador del Cártel de Guadalajara.

“En 13 ocasiones les presentaron el lugar donde lo podrían detener, no lo capturaron. No saben por qué… El viernes 15 el encargado de la operación, de la investigación se sorprendió cuando les notifican que lo tienen en sus manos, en la catorceava ocasión sin avisarle a nadie”, compartió a Expansión Política.

 

Las claves de la confianza

A decir de David Saucedo, a la Marina se le identifica por ser una institución sin vínculos con el crimen organizado debido a la naturaleza de sus labores.

“Hay un vinculo muy cercano con la Marina. La Marina se había caracterizado por realizar patrullajes y labores de protección de la zona marítima de México, pero no tenía actividades tierra adentro, eso significó una ventaja porue ninguno de los integrantes tenía vínculo o contacto con grupos criminales porque todas sus actividades eran costeras no tenían relación con jefes de plaza o con cárteles de la droga. Por eso la Marina se convirtió para la DEA en el aliado estratégico”, afirma.

Para Víctor Hernández uno de los elementos que contribuye la confianza que Estados Unidos tiene en la Marina es que es una institución militar que sí hace exámenes de confianza, a diferencia de la Sedena.

“La Armada ya tiene algunos años que aunque no por ley pero sí por práctica estándar, al menos del cargo de oficiales para arriba, hace pruebas poligráficas, cosa que no ocurre en Sedena. Son muy pocos los elementos que sí pasan por estos controles. La Sedena no se ha animado a hacer estos exámenes porque en promedio cinco de cada seis que hacen examen de control de confianza lo reprueban, entonces si se aplicarán el día de mañana nos quedaríamos sin Ejército y Fuerza Aérea”, explica.

Otro elemento más que ha contribuido a que Estados Unidos lo vea como “un aliado” es que es menos nacionalista que la Secretaría de la Defensa Nacional. A la Marina incluso se le critica su cercanía con el gobierno estadounidense. A Estados Unidos varios de sus elementos fueron enviados para ser entrenados en centros de adiestramiento de los Equipos Tierra, Mar y Aire de la Armada de Estados Unidos.

Sin embargo, esa cercanía parece molestar al presidente López Obrador, quien maneja un discurso más "nacionalista", así lo considera David Saucedo.

"La DEA prácticamente ya se había estacionado en las oficinas de la Secretaría de Marina en la Ciudad de México, ellos coordinaban operativos... Al gobierno de Andrés Manuel López Obrador tiene un discurso un tanto antinorteamericano. Entonces, que hubiera gente de la DEA realizando labores policiales, incluso armados, dirigiendo operativos, representa para él una afrenta", refiere.

Por más confianza que en México o en Estados Unidos se le tenga a la Marina, ésta no es una institución libre de polémicas. Hace unos días un juez reconoció que elementos de esa institución tuvieron participación en desapariciones ocurridas entre febrero y mayo de 2018 en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

 

Una institución no tan consentida como la Sedena

A pesar de la contribución que tiene la Marina con Estados Unidos en la política de seguridad, en México no ha sido la institución consentida, al menos no en el presupuesto.

Desde que inició el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, mientras la Sedena pasó de tener presupuesto de 81,021 millones de pesos en 2018 a 104,107 millones de pesos en 2022 (49% más), la Marina pasó de 31,305 millones a 37,750 millones (43%).

Publicidad
Publicidad