Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Pío López Obrador: "Solo me ha ayudado mi pequeña y verdadera familia"

El hermano del presidente exige a la FGR investigarlo o cerrar el caso sobre los videos en los que se ve tomando un sobre y bolsa con supuesto dinero. “Es más una falta, pero no un delito”, afirma.
mar 19 julio 2022 11:49 AM
pio lopez obrador en entrevista con Mariel Ibarra de Expansión
“Estoy absolutamente seguro y cierto que jamás he cometido un delito. Es más una falta, pero no un delito”, afirma Pío López Obrador.

Los Yankees de Nueva York ganaban por una carrera a los Tampa Bay Rays en el Yankee Stadium. El partido tenía un marcador 4-3 en favor de los “Bombarderos del Bronx” y tenía atrapada la atención de Pío López Obrador cuando su esposa entró a la habitación y soltó: ¡Estás saliendo en la televisión!

Pío se quedó un segundo tratando de entender y luego cambió el canal. Su rostro era noticia nacional: en dos fragmentos de videos se le veía recibiendo paquetes con supuesto dinero en efectivo entregados por David León Romero, en ese entonces cercano al gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, y quien días antes de los videos, había sido nombrado “el zar” de las compras de medicamentos con la encomienda de vigilar y frenar la corrupción en las siguientes adquisiciones que haría el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Publicidad
#Exclusiva | Pío López Obrador: “Solo me ha ayudado mi pequeña y verdadera familia"

Era la noche del 20 de agosto y la noticia la daba Carlos Loret de Mola, hoy uno de los periodistas más críticos del gobierno de la llamada “Cuarta Transformación”. Las escenas que se veían en los noticiarios se desarrollaban en un restaurante y en su departamento de Tuxtla Gutiérrez. Justo en ese sitio él y su esposa veían por primera vez las grabaciones.

“Estoy absolutamente seguro y cierto que jamás he cometido un delito. Es más una falta, pero no un delito”, asegura Pío López Obrador desde Palanque, Chiapas, donde, al igual que su hermano, tiene una finca heredada por su padres donde hay árboles maderables y cultiva cacao.

A punto de cumplir dos años de la difusión de los videos que generaron más de 200 denuncias ante la Fiscalía General de República (FGR) —incluidas, al menos, las del PAN y PRD— , Pío López Obrador accede a hablar con Expansión Política algo de los hechos y lo hace con un amparo en mano concedido el pasado jueves por el juez séptimo de Distrito de Amparo en Materia Penal, Julio Veredín Sena, que ordena a la FGR y a su titular, Alejandro Gertz Manero, a establecer si existen o no elementos para judicializar la carpeta de investigación en su contra en un plazo de tres días hábiles. El límite de ese plazo, si se notificó conforme a la ley, termina este martes.

 

“Nadie me ha ayudado”

En un hotel de Palenque, el cuarto hermano menor del presidente reconoce que el dinero entregado por David León fue para “apoyar al movimiento con el tema de gastos menores, como gasolinas”, pero niega que con esto haya cometido un delito. “Es más una falta”, dice.

Con una expresión dura, movimientos de manos y voz fuerte y pausada, Pío asegura que ni su hermano el presidente ni alguna otra autoridad le han ayudado a frenar su caso y prueba de ello, insiste, es que tuvo que buscar un amparo para obligar a la FGR a investigar y pronunciarse.

pio-lopez-obrador
Pío López Obrador, al centro de la foto, durante un evento político en 2012.

El 8 de octubre de 2020, Pío dirigió su declaración sobre el tema a Héctor Sánchez Zaldívar, agente del ministerio público de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (antes Fepade). En cuatro hojas, Pío no habló de las acusaciones por supuestamente recibir financiamiento ilícito para campañas política de su hermano, su defensa se centró en señalar que la intervención de comunicaciones privadas no se le puede otorgar valor probatorio y pidió que por el hecho fuera investigado Loret de Mola.

“Yo soy el más interesado en que se investigue a fondo el tema y se esclarezcan los hechos. Tan interesado, que hasta fui con el ministerio público y le dije: ‘mira, te dejo mi teléfono, si tú requieres y necesitas alguna información adicional, aquí estoy, quiero ser un coadyuvante y un facilitador en tu proyecto de investigación. ¡Búscame!’ Hasta ahora, nadie me ha hablado”, explica mientras se toma un refresco de cola sin azúcar.

¿Ha platicado con su hermano de los videos?
—No, nunca.

¿Hace cuánto no habla con él?
—Desde 2018, cuando triunfó nuestro movimiento, acordamos que era mejor mantener distancia.

Pero de los videos, ¿ni una llamadita?
—Nada. A mí solo me ha ayudado la Constitución y las leyes, mi abogado y mi pequeña y verdadera familia que es mi esposa y mi hijo, nadie más. ¿Por qué tendría que estar recurriendo a un juez para que la FGR reaccione? Ha sido al contrario, todo ha sido mediático.

 

El presidente López Obrador ha dicho que él solo se hace responsable de su hijo Jesús Ernesto, por ser menor de edad y de quien Pío es padrino de bautizo. Para este último, lo anterior es lo correcto. “Uno ya está grandecito y debe de ser responsable de sus actos”, enfatiza.

Pío rechaza la idea de ser el hermano presidencial rodeado de privilegios, contratos o dinero y asegura que ellos viven en la “justa medianía” en una colonia de clase media en Tuxtla Gutiérrez.

¿Qué piensa cuándo le llaman el ‘hermano incómodo' remitiendo a la figura de Raúl Salinas de Gortari?
—¡Es una estupidez! ¡No tenemos nada que ver con lo que hizo esta persona con el país!, reacciona Pío López Obrador quien una y otra vez asegura que no cometió ningún delito.

¿Qué siente de que se use su imagen cómo símbolo de la corrupción en el gobierno de su hermano?
—Pues eso es lo que justamente se ha hecho, esto es mediático y político, se ha buscado dañar la parte más importante del proyecto que es el combate a la corrupción, señala con voz firme.

“De donde venga, siempre que sea lícito”

Palenque es el lugar en el que la familia López Obrador ha creado sus recuerdos, ‘su agua’ y en donde Pío tiene plantíos de cacao y maderas que él mismo ha sembrado. Su finca está hombro con hombro con “La Chingada”, refugio del presidente y a donde promete se irá después de terminar su sexenio. Sus sobrinos, Andrés y Gonzalo, también cultivan cacao con el que nutren la “ Chocolatería Rocío ”, su boutique de trufas, bombones y chocolates con sucursales en Villahermosa, Tabasco y la Ciudad de México.

Este tabasqueño de 63 años viste una playera polo verde, muy parecida a la que porta en uno de los videos, y la conjuga con unas sencillas bermudas grises y tenis, ideales para el calor de 35 grados que ese sábado abrasa esta parte del sureste de México. Su trato es afable, no llega con seguridad ni camionetas blindadas, solo con una persona que le ayuda a manejar en carretera y en los trabajos de la finca.

En un lapso de dos horas, Pío insiste varias veces en su inocencia. “Ha sido muy duro”, dice al explicar la afectación que percibe a nivel familiar y que en estos años prácticamente se ha quedado sin participar en actos públicos en su departamento de Tuxtla Gutiérrez, donde vive con su esposa.

 

Los videos son claros y contundentes, ¿qué se hizo con ese dinero?
—No se hizo nada con ese recurso, se utilizaron… Además, estos señores, nuestros adversarios, ahí exageran que fueron millones… fueron aportaciones para apoyar al movimiento con el tema de gastos menores, gasolinas, etc. para que nosotros pudiéramos movilizarnos y pudiéramos cumplir con organizar a la gente que quería un cambio verdadero en nuestro país, pero no cometí ningún delito, me siento con la conciencia muy tranquila, sigo con mi vida normal, pero yo sí quiero que esto se esclarezca, que llegue a últimas consecuencias.

Los videos exhibidos son del 2015 y en la conversación, David León señala que por año y medio se habían dado ministraciones de dinero. En la escena de la sala de su casa, León le entrega una bolsa de donde se habla de “uno” (un millón de pesos). En este año, Morena se estrenaba como partido en su primera elección federal.

Yo no estoy pidiendo favor a nadie, a ningún funcionario, de ningún nivel de gobierno de nuestro país, yo estoy exigiendo que se haga justicia con apego estricto a lo que establece nuestra Constitución”.
Pío López Obrador

Según su propio relato, Pío conoció a David León en 2014, cuando era asesor en el gobierno de Chiapas y pronto se acercó a ellos. Los invitaba a cenar a su casa y de vez en cuándo, él iba a la suya.

¿Fue un error? ¿Una ingenuidad confiar en una persona que era cercana a otro gobierno? Pío hace referencia a una frase que asegura es de Ricardo Flores Magón: “porque no tenemos nada, tenemos que hacerlo todo” y recuerda que en ese momento era el encargado de las estructuras de Morena en Chiapas, con 12 coordinadores en los distritos electorales con necesidades de gasolina, agua, medios para la organización de la gente. “De donde venga siempre que sea lícito”, afirma Pío en referencia al dinero recibido.

¿Y ha hablado con David León?
—No, se diría que es una relación de complicidad si te sientas con un delincuente. Alguna vez mandó mensajes para decir que lo habían traicionado y le habían puesto un aparato en su teléfono.

“Hasta donde tope y hasta que rechine”

Entre explicación y explicación, Pío, quien es sociólogo por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, cuenta que entre las historias de su época de estudiante destaca ser becario de Juan Rulfo, autor de Pedro Páramo y el Llano en Llamas, cuando el escritor trabajó en el Instituto Nacional Indigenista, donde también su hermano Andrés Manuel laboró. No obstante, regresa pronto a la explicación jurídica que lo sigue manteniendo en el interés de los medios de comunicación. “Yo hablo acá y tiembla en la Ciudad de México”, expresa.

¿Se piensa que la investigación está frenada por ser hermano del presidente?
—No, pero ese es un error, es totalmente falso. A mí me han ayudado nada más tres elementos: uno, la Constitución; dos, mi asesor jurídico, el doctor Pablo Hernández Romo-Valencia; y tres, mi pequeña y verdadera familia que es mi hijo y mi esposa, pero fuera de esos tres a mí no me ha ayudado absolutamente nadie, al contrario, pienso que la autoridad de arriba está obstruyendo, está obstaculizando las investigaciones para no llegar al fondo del asunto.

¿Usted interpuso una denuncia penal en contra de quién?
—En contra del señor Carlos Loret de Mola y de David León y hasta hoy no hemos tenido respuesta alguna.

¿Qué se buscaba con el amparo?
—Que el juez le establezca un plazo, un término a la autoridad investigadora (FGR) aproximadamente dos meses en esta versión término digamos a la autoridad porque no puedes tardar con este tema por tiempo indeterminado, y hasta donde tengo información, el plazo se vence el próximo martes y de no cumplir la autoridad con sus obligación vamos a actuar en consecuencia.

¿Este amparo a quién requiere?
—Al agente del ministerio público y su superior jerárquico que es el titular de la Fiscalía General de la República, el doctor Alejandro Gertz Manero.

¿Qué pasa si no se cumple el plazo?
—Ya le corresponde al poder judicial las acciones, en el caso de nosotros vamos a ir hasta las últimas consecuencias: hasta donde tope y hasta que rechine, es decir, vamos a hacer uso de todas las armas, de todas las herramientas, de todos los elementos que la ley pone de nuestra parte para que se investigue este caso a fondo, se esclarezcan los hechos y se haga justicia.

¿Usted lo que pide es el no ejercicio de la acción penal?
—Sí, que investigue, que vayamos a fondo y que lleguen estas dos últimas consecuencias en los hechos y que se haga justicia. Yo lo que estoy exigiendo es justicia, porque estoy absolutamente convencido de que yo no cometí ningún delito. Jamás, jamás, he cometido una falta, menos un delito en mi vida, pero sí fui objeto de una manipulación, de una difamación monumental, entonces para resarcir este daño moral que hicieron a mi persona y a mi entorno afectivo.

¿Por qué cree que la FGR no ha querido mover el caso o no quiere investigar?
—No lo sé, es una de las cosas que me llama poderosamente la atención, es una institución cuya función prioritaria es precisamente investigar y en este caso no ha investigado absolutamente nada.

¿No se archiva la investigación porque se trata de usted y porque es un caso de muy alto nivel?
—Yo no sé por qué no han actuado, es decir, yo no sé por qué han evadido su responsabilidad. Han incumplido, ignoro las causas, pero realmente a mí sí me resulta muy sospechoso que las autoridades encargadas de esta investigación no estén haciendo su trabajo y estén cumpliendo con su responsabilidad.

Publicidad
Publicidad