Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Julio Scherer: las polémicas que marcaron su trayectoria en el gobierno de AMLO

El exconsejero jurídico de la presidencia debió responder por la omisión de un departamento en Nueva York en su declaración patrimonial y la expresión de "hay que taparle la boca a los reporteros".
lun 28 febrero 2022 04:27 PM
(Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, acompañado de Julio Scherer Ibarra)
Julio Scherer Ibarra aparece en el centro de una supuesta trama de extorsión al abogado Juan Collado a cambio de su libertad, según una demanda ante la FGR revelada por algunos medios.

“Julio es como mi hermano, nos ha ayudado mucho. Él es parte del proceso de transformación”. Con esas palabras, el presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió a la salida de Julio Scherer Ibarra de la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República en agosto pasado.

Operador político y hombre cercano al mandatario federal, el abogado ha enfrentado varias polémicas que incluyen su patrimonio, expresiones y más recientemente una presunta extorsión en contra de Juan Collado, conocido como "el abogado del poder".

Publicidad

Hijo del periodista y fundador del semanario Proceso, Julio Scherer García, el abogado se sumó al proyecto de López Obrador en 2006, cuando fue parte del equipo jurídico que denunció el presunto fraude electoral en la elección presidencial en la que ganó Felipe Calderón Hinojosa con 0.58% de ventaja.

Con el paso de los años, Scherer Ibarra se convirtió en uno de los hombres más cercanos y de más confianza de López Obrador. En la última campaña a la presidencia de la República fue el operador político del abanderado de la coalición “Juntos Haremos Historia” y coordinador de Morena para la región sur-sureste.

Con la victoria del 1 de julio de 2018, Scherer Ibarra fue anunciado como el consejero jurídico de la presidencia, cargo en el que estuvo casi por tres años. Durante su paso por la consejería jurídica, Julio Scherer estuvo envuelto en polémicas y ahora, fuera del gabinete, también.

Un departamento en Nueva York

No haber incluido en su declaración patrimonial la posesión de un departamento en una de las zonas más exclusivas de Nueva York, en el Upper East Side de Manhattan, generó una de las primeras polémicas al funcionario federal.

 

El departamento fue adquirido en enero de 2014 por un pago de 1.7 millones de dólares, que en ese momento equivalían a 22 millones de pesos, de acuerdo con el diario El Universal.

Al responder por qué no lo incluyó, Scherer aclaró que ya no era de su propiedad, pues se lo cedió a su exesposa.

“Hay que taparles la boca”

Para evitar sanciones en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador por hablar de asuntos prohibidos durante la veda electoral, el consejero jurídico propuso “taparles la boca a los reporteros”.

En una entrevista con la periodista Carmen Aristegui, el consejero comentó que el presidente López Obrador debía decirle a los periodistas que no preguntaran sobre ciertos temas para evitar sanciones.

“El presidente tiene un problema, hay que taparles la boca también a los reporteros y decirles: ‘oigan, por favor, no pregunten eso’… Hay que decirles a los reporteros: ‘usted no puede preguntar de esto y no puede preguntar de lo otro, porque entonces pone en riesgo al presidente de que el INE le ponga una multa o lo meta a la cárcel”, comentó.

Más tarde, a través de sus redes sociales, el consejero corrigió y manifestó su respeto al trabajo periodístico.

“Nada más alejado de mis convicciones que eso. Mi respeto incondicional a los periodistas es absoluto. Ofrezco una sincera disculpa por ello”, escribió.

 

La ley Zaldívar

El exconsejero jurídico fue señalado de presionar a legisladores para que se ampliara el mandato de Arturo Zaldívar al frente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), la llamada “ley Zaldívar”.

Porfirio Muñoz Ledo señaló que recibió presiones vía telefónica para apoyar la ampliación de la presidencia de Zaldívar.

“En mi Whatsapp no está el licenciado Muñoz Ledo. Hace mucho tiempo no lo veo, no lo saludo, pero realmente no tengo nada que ver con esas cosas. No es mi forma de actuar”, se defendió el entonces consejero jurídico.

Las diferencias con la Segob

En medio de rumores de su salida del gabinete de López Obrador, Julio Scherer acudió al informe del presidente Andrés Manuel López Obrador el 1 de septiembre de 2021; sin embargo, un día después se convirtió en el cambio número 31 que tuvo el equipo del presidente en sus 33 meses de gobierno.

El mandatario federal agradeció lo hecho por el consejero y le atribuyó gran parte del avance de su proyecto de transformación.

“Quiero dar a conocer que el licenciado Julio Scherer Ibarra, consejero Jurídico del Ejecutivo federal, ha decidido dejar el cargo y encargo, porque va a reincorporarse como abogado. Julio es como mi hermano; nos ha ayudado mucho. Él es parte del proceso de transformación”, dijo López Obrador.

 

Sin embargo, la salida de Scherer se dio por las diferencias que tuvo con la entonces secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

“No había buena relación con la secretaria de Gobernación, no tenían buena relación y yo necesitaba que me ayudaran para atender asuntos de tipo político, de relación con gobernadores, incluso con el poder Judicial, con la fiscalía, porque hay asuntos de Estado, Ayotzinapa o los amparos, y necesitamos relaciones en lo fundamental, en los básico cuando está de por medio el interés general con el poder Judicial, y necesitaba yo a una gente como Adán para resolver, y buscando que los equilibrios pues se decidió también lo de la consejería uurídica para resolver problemas”, confesó López Obrador.

La presunta extorsión a Collado

El abogado Juan Collado denunció al exconsejero jurídico, Julio Scherer Ibarra, así como a tres abogados más y a un operador por los delitos de extorsión, asociación delictuosa, lavado de dinero y tráfico de influencias.

El semanario Proceso informó que el abogado denunció que le ofrecieron conseguirle su libertad a cambio de entregar todas las acciones de su empresa Caja Libertad y entregar 2,000 millones de pesos.

Al respecto, el abogado negó las acusaciones y el presunto intento de soborno al abogado preso desde 2019.

En su defensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió no señalar a nadie si no se tienen las pruebas.

“Que se aclare y que el que nada debe, nada teme, y el fiscal debe de actuar en función de las pruebas que tenga. Pero no se puede señalar a alguien si no hay pruebas. Ah, porque salió en ocho columnas del Reforma, no, ya me hubiesen fusilado. O sea, no, no, no, pruebas”, dijo en su conferencia de este lunes.

Newsletter
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad