Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Presidente sustituto o nueva elección, ¿qué pasa si AMLO se ausenta?

Los artículos 84 y 85 de la Constitución establecen los escenarios ante la ausencia temporal o definitiva del titular del Ejecutivo federal, entre ellas una nueva elección y un presidente sustituto.
mar 25 enero 2022 06:10 AM
(Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, ofreció un mensaje dede su oficina de Palacio Nacional)
En un mensaje, el presidente Andrés Manuel López Obrador compartió el procedimiento al que se le sometió en el Hospital Central Militar de la Sedena, a donde acudió a una revisión de rutina.

El presidente Andrés Manuel López Obrador sabe que existe la posibilidad de que pudiera fallecer en el ejercicio de su cargo. Hace unos días, tras habersele realizado un cateterismo cardiaco reconoció que ya tiene un testamento político para garantizar que continúe la transformación y evitar ingobernabilidad en caso de que se ausente. Pero, ¿qué pasaría si el presidente fallece?, ¿se realizaría una nueva elección o solo se nombraría a un mandatario sustituto?

Los artículos 84 y 85 de la Constitución establecen los escenarios ante la posible ausencia temporal o definitiva del titular del Ejecutivo federal.

Publicidad

Si el presidente López Obrador tuviera que separarse de su cargo hasta por 60 días, sus funciones tendrían que ser asumidas por el secretario de Gobernación en turno.

“Cuando el Presidente solicite licencia para separarse del cargo hasta por 60 días naturales, una vez autorizada por el Congreso, el Secretario de Gobernación asumirá provisionalmente la titularidad del Poder Ejecutivo”, señala el artículo .

Las dos ocasiones en que el presidente López Obrador ha padecido COVID-19, enero de 2021 y 2022, fueron los respectivos secretarios de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y Adán Augusto López, quienes lo representaron en actividades públicas.

En su primer contagio, el presidente estuvo dos semanas ausente, mientras que este año solo una semana y estuvo más en contacto vía videollamadas.

Durante el tiempo que esté al frente del país, el secretario de Gobernación no podrá remover o designar a los secretarios de Estado sin autorización de la Cámara de Senadores. Además, deberá entrgar al Congreso de la Unión un informe de labores a más tardar 10 días después de terminar el encargo.

El artículo 84 constitucional establece que si la ausencia del presidente es permanente habrá dos escenarios: en los dos primeros años de gobierno y en los últimos cuatro.

En el primero, el cual ya no aplicaría si el presidente López Obrador se ausenta, el Congreso de la Unión elegirá a un presidente interino y 10 días después se emitirá una convocatoria para realizar una nueva elección.

Publicidad

“El mismo Congreso expedirá dentro de los diez días siguientes a dicho nombramiento, la convocatoria para la elección del Presidente que deba concluir el período respectivo, debiendo mediar entre la fecha de la convocatoria y la que se señale para la realización de la jornada electoral, un plazo no menor de siete meses ni mayor de nueve”, detalla.

Sin embargo, cuando la falta del presidente se llega a dar en sus últimos cuatro años de gobierno, ya no se convoca a elecciones.

“Cuando la falta absoluta del Presidente ocurriese en los cuatro últimos años del período respectivo, si el Congreso de la Unión se encontrase en sesiones, designará al presidente substituto que deberá concluir el período, siguiendo, en lo conducente, el mismo procedimiento que en el caso del presidente interino”, establece el artículo 84.

Irresponsable no tener testamento

El presidente Andrés Manuel López Obrador compartió que desde hace algún tiempo ya tenía un testamento, al cual le hizo un añadido en caso de que en el ejercicio de gobierno falte.

“Tengo desde hace algún tiempo un testamento y ya siendo presidente le agregué un texto que tiene, como lo dije en el video, el propósito de que en el caso de mi fallecimiento se garantice la continuidad en el proceso de transformación y que no haya ingobernabilidad y que las cosas se den sin sobresaltos, sin afectar el desarrollo de país, garantizando siempre la estabilidad y el que se avance en el proyecto que hemos iniciado”, dijo este lunes.

El presidente tiene 68 años, es hipertenso y a finales de 2013 sufrió un infarto agudo al miocardio.

Publicidad

El viernes pasado, tras una revisión de rutina en el Hospital Central Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) fue sometido a un cateterismo cardiaco.

Este lunes en su regreso a las actividades públicas, el mandatario federal afirmó que “está bien y de buenas”, por lo que se mantendrá trabajando y el fin de semana realizará su primera gira de trabajo para supervisar el avance del Tren Maya por el sur del país.

El politólogo Édgar Ortiz Arellano explicó en una entrevista a Expansión Política que la ausencia del presidente Andrés Manuel López Obrador sí podría generar inestabilidad política por el régimen político que prevalece en el país.

“La posibilidad de que el presidente enferme generaría inestabilidad política y económica. Al ser un régimen presidencial, el presidente es un factor importantísimo en todos los ámbitos del país”, comentó.

Publicidad
Publicidad