Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ayotzinapa: padres señalan que funcionarios de EPN dificultan la investigación

A siete años de la desaparición de sus hijos, María Tlatempa y Mario González advierten que el entorpecimiento de las indagatorias se debe a servidores públicos en la FGR, la Sedena y la Segob.
dom 26 septiembre 2021 11:59 PM
La lucha ante el Estado mexicano por encontrar a los 43 de Ayotzinapa continúa sin que la investigación arroje resultados.
El séptimo aniversario de la tragedia de Ayotzinapa llegó sin ningún resultado sobre la investigación del paradero de los 43 normalistas desaparecidos en 2014.

A siete años de la desaparición de 43 jóvenes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, padres de familia denuncian que la investigación para conocer lo que sucedió la noche del 26 de septiembre en Iguala, Guerrero, avanza muy lento y en gran medida se debe a que funcionarios del expresidente de Enrique Peña Nieto están poniendo trabas.

En entrevista con Expansión Política, María Tlatempa y Mario César González, padres de Jesús Jovany Rodríguez Tlatempa y César Manuel González Hernández, dos de los jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa, explican que hay funcionarios en puestos clave, que no fueron removidos con la llegada del actual gobierno, que ahora frenan la investigación.

Publicidad

Por ejemplo, destacan que hay más de 30 órdenes de aprehensión que no pueden ser ejecutadas por burocracia.

“Desafortunadamente todavía tenemos gente de las dependencias claves para las investigaciones que trabajaron con Enrique Peña Nieto y eso es lo que no está funcionando, están obstaculizando”, denuncia Mario César González Contreras.

El padre advierte que exfuncionarios del gobierno de Enrique Peña Nieto han sido responsables de filtrar información importante con el objetivo de dañar la investigación en curso. Una de esas filtraciones sucedió a principios de 2021 cuando se difundió información sobre un testigo protegido llamado “Juan” y quien declaró que el Ejército había participado en el ataque en contra de los normalistas la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014.

“Tienen niveles importantes y están en puestos estratégicos, por donde en este momento deben pasar las órdenes de aprehensión, o las carpetas de investigación”, agrega el papá de César Manuel González.

Para el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, conocer la verdad y castigar a los responsables de la desaparición de los 43 jóvenes ha sido una prioridad. La tarde en que asumió como presidente de la República enlistó 100 compromisos para su administración, el número 89 fue “investigar a fondo la desaparición de los jóvenes de Ayotzinapa” y meses más tarde ofreció recompensas a quienes aportaran información que ayudara a conocer el paradero de los estudiantes normalistas.

Publicidad

A casi tres años del inicio de su administración, los avances han sido a cuentagotas. El mismo mandatario federal reconoció en el mensaje de su Tercer Informe de Gobierno del pasado 1 de septiembre que este es uno de los dos compromisos que no ha logrado alcanzar. El otro es la descentralización de las dependencias del gobierno federal.

Para María Tlatempa, en el gobierno actual se han dado avances en la investigación; sin embargo, no son suficientes porque aún no conocen el paradero de sus hijos.

“Está difícil que se resuelva el caso porque hay mucha gente involucrada del anterior gobierno que no quiere que se sepa la verdad, quieren que se quede en la impunidad, ellos están obstaculizando el caso, nos sentimos preocupados porque a siete años no sabemos dónde están nuestros hijos”, señala.

"Nunca pensé que no nos fueran a regresar a nuestros hijos", madre normalista

Los padres denuncian que esos funcionarios que obstaculizan el avance de la investigación están en la Fiscalía General de la República (FGR), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Gobernación y el poder Judicial.

“El anterior gobierno quería que este caso se quedara en la impunidad, que no se supiera del paradero de nuestros hijos, porque ellos concluyeron su investigación con el tema del basurero… el anterior gobierno está obstaculizando el caso, pero no perdemos la esperanza”, señala la mujer originaria de Guerrero.

Publicidad

González Contreras afirma que hay en algunas instancias que por ejemplo, retardan los trámites para girar órdenes de aprehensión.

“Por ejemplo, tenemos alrededor de 30 órdenes de aprehensión que desde hace un año no se han ejecutado, hay cosas importantes que se han dejado de hacer por culpa de personajes que están en esos puestos”, dijo.

Ambos padres de familia coinciden en que esos obstáculos están frenando el avance de los trabajos que encabeza la Comisión de la Verdad, presidida por el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas y de la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa, que preside Omar Gómez Trejo.

Con el inicio de la administración de López Obrador, se abrieron nuevas líneas de investigación debido a que consideraron la llamada “verdad histórica” fue un montaje del gobierno anterior para dar por finalizada la investigación.

También en este sexenio, el presidente López Obrador ha sostenido varias reuniones con los padres de los normalistas para revisar los avances que tiene la investigación. A esos encuentros también se invita al fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, y en su momento también acudió el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar.

Como parte de los trabajos que han realizado, hace unos días, el subsecretario Encinas y el fiscal Gómez encabezaron una búsqueda en la Barranca de la Carnicería, en Iguala, Guerrero. En ese sitio se encontraron nuevos restos que podrían ser de los jóvenes.

Pese a que hay “voluntad política” del gobierno actual, los padres de familia lamentan que en siete años no haya justicia para sus hijos.

“La pregunta que nos hacemos es ¿hasta cuándo? Nosotros queremos que nuestros hijos regresen a casa, no queremos dinero. Pedimos que los busquen vivos, y no solo en fosas”, dice María Tlatempa, quien comparte que sigue soñando a Jesús Jovany Rodríguez Tlatempa vivo.

Este domingo 26 de septiembre se cumplen siete años de la desaparición de 43 jóvenes que se preparaban para ser maestros rurales. Sus padres marcharán a las 16:00 horas del Ángel de la Independencia al Zócalo de la Ciudad de México para exigir conocer la verdad, el paradero de sus hijos y justicia.

Publicidad
Publicidad