Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Badiraguato, el municipio que Fox, Calderón y Peña no visitaron, pero AMLO sí

El Ejecutivo federal visitará este viernes por tercera vez la tierra donde nacieron y crecieron algunos de los hombres del narcotráfico más famosos y que al mismo tiempo, pervive en la miseria.
jue 29 julio 2021 02:23 PM
Badiraguato en la Sierra Madre Occidental
Enclavado en la Sierra Madre Occidental, Badiraguato ha padecido el estigma de ser cuna de narcotraficantes. Antes de AMLO, ningún presidente lo visitó.

Badiraguato es un municipio de Sinaloa al que Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto evitaron ir; sin embargo, en lo que va de su administración el presidente Andrés Manuel López Obrador lo ha visitado dos veces y este viernes sumará una tercera.

Badiraguato significa “arroyo de muchos cerros” en cahita. Enclavado en la Sierra Madre Occidental, ahí se encuentran 3 generaciones de hombres cuyos nombres destacaron en la historia del narcotráfico mexicano. En los 40, nacieron en ese municipio, Pedro Avilés y Juan José Esparragoza Moreno; 10 años después, vieron la primera luz ahí Ernesto Fonseca Carrillo, Rafael Caro Quintero e Ignacio Coronel Villarreal. Luego, nació y creció en esa tierra, Joaquín Guzmán Loera, “el Chapo” Guzmán en la misma época que sus primos, los 5 Beltrán Leyva.

Publicidad

El municipio se ha debatido entre el estigma y la miseria. Si bien fue la cuna de narcotraficantes famosos; también es, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social uno de los 200 municipios con pobreza extrema. En las 11 rancherías que lo integran hay crisis alimentaria y carencia de educación.

Por sexenios, el lugar no fue visitado por ningún presidente de la República. Ni Fox, ni Calderón, ni Peña inauguraron obras, o realizaron actividades públicas en esas tierras ubicadas a 80 kilómetros de Culiacán, capital de Sinaloa.

De hecho, pese a sus índices de carencia, Badiraguato no fue incluido en la Cruzada Nacional contra el Hambre, el programa estelar del sexenio pasado para combatir ese mal en México.

López Obrador ha sido el único jefe del Ejecutivo federal en viajar a Badiraguato. Primero lo visitó en febrero de 2019, y pidió no estigmatizar al municipio.

“No se deben estigmatizar pueblos, no se puede estigmatizar Atlacomulco porque de ahí era el llamado grupo Atlacomulco. Badiraguato es un pueblo con historia, vive mucha gente que merece respeto”, dijo en una conferencia de prensa.

Un año después, López Obrador volvió a esas tierras. El mandatario acudió a conocer los avances de la construcción de la carretera Badiraguato-Guadalupe y Calvo. Ahí se registró uno de los episodios más polémicos de sus primeros dos años de gobierno: el saludo de mano a la mamá de Joaquín “El Capo” Guzmán.

Publicidad

“Te saludo, no te bajes. Ya recibí tu carta”, le dijo el mandatario federal a Consuelo Loera, quien había enviado una misiva al presidente para solicitar una visa humanitaria para visitar a su hijo Joaquín Guzmán Loera, preso en Estados Unidos y condenado a cadena perpetua. El video con el saludo generó polémica en las redes sociales, por lo que el presidente defendió su decisión de haber saludado a la señora Consuelo.

“Me dijeron que estaba ahí y que quería saludarme, me bajé de la camioneta, es una señora de 92 años, y fui a saludarla… La peste funesta es la corrupción, no un adulto mayor, quien merece todo mi respeto, independientemente quien sea su hijo, y lo seguiré haciendo”, dijo días después.

Este viernes, el presidente realizará su tercera visita a Badiraguato. El motivo será supervisar los avances de la carretera Badiraguato-Guadalupe y Calvo.

En principio, se informó que sería un encuentro privado por lo que no se permitiría el acceso a los representantes de los medios de comunicación, lo que generó especulaciones del por qué en la tierra del "Chapo" no se quería ningun testigo de encuentro.

Una balacera sin precedentes en Culiacán marcó el jueves 17 de octubre de 2019 para proteger a Ovidio Guzmán, acusado de delitos relacionados con el narcotráfico, de una aprehensión con fines de extradición. El primer mandatario -según él mismo lo admitió en los meses posteriores- ordenó su liberación.

Ello le generó críticas de la oposición y duros cuestionamientos de periodistas. Si bien la visita del presidente es para supervisar una obra pública, ésta se da en medio de una crisis de seguridad.

Publicidad

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, desde que se inició el gobierno de López Obrador se han registrado 91,619 homicidios dolosos y feminicidios. En lo que va de este año, esos delitos alcanzan los 17,444.

A diferencia de sus antecesores, el presidente López Obrador ha asegurado que son mejores los abrazos que los balazos contra el crimen, y ha asegurado que no quiere que ningún presunto delincuente pierda la vida, porque se trata de seres humanos.

Este jueves, cuando se le preguntó si en su visita a Badiraguato se reunirá nuevamente con la madre de Joaquín Guzmán, cuestionó el origen de la pregunta.

“Quiero que vean la nota de ayer de El País. El País es un periódico de España que forma parte, es una empresa, Prisa, y que tiene mucha influencia política, y antes eran los más influyentes en México, hacían hasta libros de texto, les daban contratos, pero además protegen a las empresas españolas que hacen negocios en México, y muchas de estas empresas abusaron con ese tipo de negocios. Entonces, ahora El País tiene también molestia con nosotros porque ya no es lo mismo”, lanzó.

Publicidad
Publicidad