Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Reguillo: "Detrás de los ataques y contraataques en redes, hay mucho dinero"

La coordinadora de Signa Lab explica que, a diferencia de hace algunos años, hoy en redes hay tácticas más elaboradas para impulsar o desacreditar a alguien.
jue 14 mayo 2020 06:00 AM

Generar discusiones, apoyos o ataques en redes sociales dejó de ser una actividad que recurre al uso de bots para convertirse en una estrategia más sofisticada, en la que, por supuesto hay grandes cantidades de dinero, advirtió en entrevista Rossana Reguillo Cruz, coordinadora del Signa Lab.

Hace unos días, el laboratorio del Instituto Tecnológioco de Estudios Superiores Occidente (ITESO) publicó un informe “Tecno-artillería política. Antecedentes y puntos de partida para abordar los comportamientos anómalos de cuentas en redes sociales”, en el que plantea que los apoyos y las críticas hacia el presidente Andrés Manuel López Obrador no provienen necesariamente de bots, sino de algo más complejo y que tiene como nombre “tecno-artillería política”.

Publicidad

Rossana Reguillo explicó que, a diferencia de hace algunos años, hoy en redes hay tácticas más elaboradas para impulsar o desacreditar a alguien. Pone como ejemplo el caso del gobernador del Estado de México de Enrique Peña Nieto –cuando ocupaba ese cargo– a quien en Twitter le festejaban todos sus logros, pero al analizar los perfiles de esos apoyos, se distinguían bots, cuentas falsas que eran capaz de tuitear, retuitear o dar me gusta a ciertas publicaciones.

Sin embargo, con el paso de los años, ya no todo depende de bots. Ahora, se recurre a cuentas automatizadas personalmente, en las que hay usuarios o maestros de ceremonias que manejan cuentas para posicionar ciertos hashtags.

“Son cuentas que manejan personas reales, pero que no son quienes dicen que son y estas cuentas tienden a hacer llamados para levantar tendencias o para acallar algunas tendencias”, explicó en entrevista con Expansión Política.

El éxito de estas cuentas no está en cuánto contenido generan, sino en lo replicado que llega a ser el apoyo o ataque que portan. Además, por la convocatoria o llamado que hacen a otros usuarios a sumarse a esa crítica o respaldo.

De acuerdo con la también integrante del Sistema Nacional de Investigadores, la clase política entendió el algoritmo de las redes y está metiendo dinero a éstas para desprestigiar o defenderse.

Publicidad

Otro ejemplo que pone sobre la mesa es lo que sucedió en octubre pasado con la aprehensión y liberación del hijo del narcotraficante mexicano, Joaquín “El Chapo” Guzmán. Mientras la población utilizaba las redes sociales para compartir información sobre las balaceras registradas en la entidad, surgieron rápidamente dos tendencias.

A los cinco minutos empezó una tendencia que era “AMLO el peor presidente de la historia” y a los cinco minutos “AMLO el mejor presidente del mundo mundial”, esos no eran estos hashtags, pero sí las tendencias”.

Rossana Reguillo comenta que es delicado que las redes sociales se conviertan en una especie de plebiscito de la administración de López Obrador y que se polarice la comunicación: todo es blanco o todo es negro.

“La consecuencia peor de todo esto es que han dinamitado toda posibilidad de debate y desacuerdo político y eso es muy grave”.

Publicidad

En el análisis realizado por el equipo de Signa Lab, entre el 30 de marzo y el 28 de abril de 2020 , identificaron tendencias para apoyar y criticar la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador. Entre las primeras destacan: #FecalElGobiernoDelNarco, #LadyCarroñera, #TemporadaDeZopites, #AMLOEstamosContigo, y #OposiciónGolpista; mientras que en las segundas #NarcoPresidente, #LopezYaNoGobierna, #AMLORenunciaYa y #ElPeorGobiernoDeLaHistoria.

Y aunque el presidente aseguró que pediría a Facebok y Twitter informar sobre sus clientes para identificar a quienes están detrás de los bots contra el gobierno, la investigadora refiere que lo se debe investigar no está en las redes, sino afuera.

“El problema no son los automatismos, no son los bots. El problema es la orquestación a fuera de las plataformas para impulsar de manera artificial en contra o a favor del gobierno, hay actores políticos, económicos, y de otro tipo están interesados en pagar campañas y contracampañas, hay que entender a quién le interesa que este clima de polarización se mantengan así”, consideró.

Para evitar esta polarización en las redes, Reguillo Cruz señaló que es clave la ética de los actores políticos para evitar recurrir a ese recurso y a los usuarios, hacer un uso más racional de las plataformas.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad