Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Frausto: "La cultura nos une en una época en que parece que todo nos divide"

La secretaria de Cultura destaca la importancia del Mondiacult 2022, evento en el que se buscará se haga eco de la importancia de trabajar para frenar el tráfico ilícito del patrimonio cultural.
mié 28 septiembre 2022 06:00 AM
Portada de entrevista con Alejandra Fausto
La secretaria de Cultura del gobierno de México resalta la importancia de reimpulsar la agenda cultural a nivel global.

En la Segunda Conferencia Mundial sobre las Políticas Culturales y Desarrollo Sostenible ( Mondiacult 2022 ), México busca poner la cultura como un tema central y, al mismo tiempo, hacer eco para frenar el tráfico ilícito del patrimonio cultural, lo que le ha permitido a nuestro país recuperar más de 9,000 piezas arqueológicas en lo que va del sexenio, destacó en entrevista Alejandra Frausto, titular de Cultura del Gobierno de México.

Durante el evento que inicia este miércoles 28 y concluirá el 30 de septiembre, la apuesta –explica la funcionaria– también está enfocada en impulsar que, dentro los Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS) 2023, se incluya el tema cultural porque gracias a éste se crea, se transforma y se construyen puentes de diálogo entre naciones, además de que se logra impulsar acciones que fomenten la paz y den alternativas para niñas, niños y jóvenes.

"La cultura transforma y nos une en una época en la que parece que todo nos divide; así que esa es nuestra apuesta; estamos listos y estaremos recibiendo a las delegaciones. México ha estado al frente de la región del Caribe y de América Latina, de 40 países del mundo en donde está al frente de África, Senegal; al frente de Asia, Indonesia, de los países árabes, Arabia Saudita; en Europa, por un lado, Croacia y en otro Grupo, Reino Unido a la cabeza", explica.

Publicidad

“Mondiacult 2022 es la reunión ministerial de cultura más grande de la historia y tenemos una respuesta que realmente conmueve”, estableció Frausto, de cara al evento que se inaugura este miércoles al que se ha invitado a representantes de 193 Estados Miembros de la Unesco.

En el evento participan más de centenar de ministros de Cultura a hacer una nueva reflexión sobre las políticas culturales para hacer frente a los desafíos globales y perfilar las prioridades inmediatas y futuras.

“Estamos trabajando una agenda común en un mundo que está lleno de confrontación, de distintos tipos de conflicto, de crisis después de la pandemia, pues toda la geopolítica de que no es sencilla y con la apuesta de que a través de la cultura nos podamos unir, nos podamos poner de acuerdo todos para salir adelante juntos”, detalla.

En opinión de Frausto, el objetivo es “unirnos y darle alternativas a la humanidad para que tenga lo que es el bálsamo de la cultura, que tenga posibilidades de construir un mundo más justo, más armonioso”.

La cultura como bálsamo

Convocada por la UNESCO y por nuestro país, tras cuatro décadas de realizada la primera edición del Mondiacult, la secretaria de Cultura afirma que con este evento se busca que la cultura sea un “bálsamo” para las sociedades en momentos difíciles, ya que aún persisten los efectos de la pandemia y en el mundo vive en un clima de violencia y de crisis económica.

“Imagínate, ¿qué hubiéramos hechos millones de personas en el mundo durante la pandemia y el confinamiento sin la literatura, sin la música, sin el cine? Sin esa posibilidad de estar cerca de la cultura para poder liberar la angustia, para reconfortar el alma en un momento tan grave. ¡Ese es el poder tiene la cultura!”, destaca.

Al mismo tiempo, la funcionaria resalta que la cultura tiene un poder sanador y de reconstrucción en zonas muy difíciles.

"Nosotros (en México), heredamos un país con una crisis de violencia en un ámbito de desigualdad muy grande en el que estamos trabajando con el liderazgo del presidente (Andrés Manuel López Obrador) y la cultura no se quedó estancada; la cultura bajó al territorio en aquellos lugares donde no llegaba, en aquellos lugares donde la violencia se desató y se convirtió en el día a día”, indica.

Y es justo es en esas zonas donde el programa Cultura Comunitaria ha fijado su atención en apoyo de la niñez.

“Niñas, niños y jóvenes que tienen mayor riesgo ante situaciones violentas. Regiones en donde solamente vemos en las noticias que hay violencia, ahí es donde estamos construyendo oportunidades para la niñez”, externó.

Para la responsable de la política cultural del país, son las niñas, niños y jóvenes, los encargados de recibir a los más de un centenar de ministros de cultura que se darán cita en nuestro país durante los tres días en que se lleven a cabo los trabajos de Mondiacult 2022 y cuyas delegaciones, ya iniciaron su arribo.

 

“Ellos, van a presentarles una pieza que es evocativa de lo que creemos es esta reunión que es Tengo un sueño, que está basada, por supuesto, en el discurso de Martin Luther King, con la música de Arturo Márquez y será lo que abra esta recepción, para demostrar que hay alternativas. Para demostrar que hay maneras de poner a la cultura en juego para estos momentos tan difíciles”, asegura.

En lo que respecta a las políticas internacionales, Alejandra Frausto también destaca el hecho de que la cultura representa una de las fuerzas que pueden ayudar a temas torales.

“No contamos con un Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) en la agenda 2030. Esa es una de las propuestas que estamos haciendo, contar con nuestro objetivo de desarrollo sostenible, es decir, contar con el ODC 18”, demanda.

¿Qué es la Agenda 2030?

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es una hoja de ruta para erradicar la pobreza, proteger al planeta y asegurar la prosperidad para todos sin comprometer los recursos para las futuras generaciones.

Consiste en 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, con metas específicas, que constituyen una agenda integral y multisectorial.

Están respaldados por 193 países y cuentan además con 169 metas y 231 indicadores globales.

Para la egresada de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en una revisión a los ODS no se incluyó a la cultura, porque se dijo que ésta es transversal.

“En realidad, si nosotros no contamos con un objetivo, vamos a estar siempre peleando o nos vamos a reducir a ser un porcentaje de un presupuesto, cuando realmente tenemos capacidad de aportar mucho más a la vida comunitaria, a la construcción de paz y a la construcción de alternativas para niñas, niños y jóvenes en riesgo”, argumenta.

Además, recuerda que la cultura está reconocida como un derecho humano.

"En el artículo 4, y si no se le da cabal cumplimiento, nos reducimos a ser un accesorio. Entonces, esta es la apuesta y es una apuesta que México pone al mundo para poder lograr ser uno de los ejes para el desarrollo también de la economía de los países”, demanda.

 

México vs el tráfico ilícito del patrimonio cultural

Al abundar sobre la campaña “Mi Patrimonio no se vende”, Alejandra Frausto recuerda que recientemente, el Gobierno de México, a través de su consulado en Barcelona, España, recibió en restitución cerca de 2,000 bienes arqueológicos, provenientes de una familia radicada en esa nación.

“Mi patrimonio no se vende ha dado buenos resultados, tenemos más de 9,000 piezas repatriadas y no solamente son objetos. Son objetos que provienen de las civilizaciones que nos preceden que han sido despojados estas comunidades, estas culturas. Este tráfico ilícito termina en un mercado como si nuestra identidad fuera parte de un mercado internacional”, detalla.

Es por ello que México ha levantado la voz y puso el tema en la agenda global.

"Lo pusimos como uno de los temas dentro de la declaratoria que vamos a firmar al final porque obviamente, no somos el único país que padece de esto”, detalla.

"Estamos proponiendo el diálogo, la fraternidad entre las naciones para posibilitar detener el tráfico y repatriar (los bienes culturales)"
Alejandra Frausto, secretaria de Cultura federal.

"¿Por qué es importante repatriar? Porque aquellas comunidades de las que proviene este patrimonio, son las comunidades que también padecieron desigualdad, saqueo, marginación. Son las comunidades indígenas de nuestro país, ahí donde hay mayor riqueza cultural, es donde mayor marginación heredamos”, enfatiza.

 

Frenar las subastas

Dentro de la lucha que impulsa México para frenar el tráfico ilícito de piezas arqueológicas y lograr su repatriación, también está el poner fin a las subastas millonarias, enfatiza la exdirectora del Circuito de Festivales del Gobierno de la Ciudad de México.

“Para nosotros (México), ese es el momento en que nos duele profundamente cuando perdemos el rastro, cuando una pieza arqueológica que proviene de un sitio sagrado para una de nuestras civilizaciones, se vende para adornar una casa, perdemos el rastro de esa historia, perdemos para siempre la posibilidad de difundir el conocimiento cultural con una comunidad”, lamenta.

Considera que es equivocada la visión que tiene que ver con el tener y apropiarse de los objetos culturales de los pueblos.

"Hay cosas que no tiene precio y en eso está la fuerza de la identidad de los pueblos. El creer que porque yo tengo el dinero para comprarlo y me lo llevo a mi casa, pues si nos interesa seguir en esta campaña para generar conciencia entre los posibles coleccionistas”, razona.

Alejandra Frausto menciona que recientemente, como resultado de la campaña, se logró la última repatriación de más de 2,000 piezas de una familia en Barcelona, que no quiso dar a conocer su identidad, pero que entregó una colección que habían heredado y que al conocer la campaña del gobierno mexicano regresó las piezas.

“Hay que seguir levantando la voz todo lo que podamos, además de utilizar todas las herramientas legales que tenemos en México, las cuales se han fortalecido”, expone.

Publicidad
Publicidad