Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Morena aprueba extender dirigencia de Delgado hasta octubre de 2024

En el Congreso morenista, algunos de los integrantes del partido pidieron la salida de Mario Delgado y Citlalli Hernández, sin embargo, ellos continuarán hasta pasada la próxima elección presidencial.
sáb 17 septiembre 2022 04:12 PM
mario delgado
Mario Delgado fue designado como presidente de Morena a partir de una encuesta.

El Tercer Congreso Nacional de Morena aprobó con 1,807 votos a favor, 520 en contra y 34 abstenciones, extender el mandato de su presidente Mario Delgado y la secretaria general Citlalli Hernández, hasta pasado el proceso electoral de 2024, para no poner en riesgo la sucesión por estar distraídos en el relevo interno.

Ambos dirigentes quedarán al frente y podrán conducir el proceso, además decidirán a los integrantes de la Comisión Nacional de Elecciones (CNE) —de la que forman parte—, misma que tiene control de la selección de la candidatura presidencial y de las postulaciones para integrar las dos cámaras del Congreso, con posibilidad de incidir en candidaturas locales en todo el país.

Publicidad

Aunque esa reforma estatutaria fue tersa, hubo propuestas que generaron rechazo de los congresistas por la centralización de poder en Delgado y Hernández, sobre todo para proponer al responsable de Finanzas, que podrá manejar en 2023 el financiamiento público por 1,909 millones de pesos.

El proceso de reforma de Estatuto, Declaración de Principios y Programa de Acción morenistas fue fast track. Pese a la trascendencia de los cambios, todo se discutió y se votó en un bloque, en dos horas; los 20 oradores fueron decididos por tómbola, la mitad a favor y la mitad en contra, y todos tuvieron dos minutos para argumentar

Fisgón exige disciplina, “¡Es bien pinche simple, carajo¡”

Pese a lo carrereado del proceso, a gritos, congresistas rebeldes, principalmente de Puebla, estado de México y Tabasco, con voces aisladas de la ciudad de México y otras entidades, repudiaron al menos 8 propuestas de reforma.

La aprobación de la extensión de mandato no tuvo objeciones, aunque no faltó quien exigiera la salida de Delgado y Hernández.

Los problemas empezaron con la propuesta para dar al dirigente nacional y a los de los estados la facultad de proponer a los responsables del manejo financiero, sin el aval de los Consejos Nacional y estatales y la posibilidad de elegir a los dirigentes nacionales vía encuesta abierta.

Siguió la molestia por la propuesta de que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) pueda meter consejeros vía la figura de “delegados” y que los gobernadores sean en automático consejeros nacionales.

Molestó también el recorte de las secretarías del CEN para eliminar la de movimientos sociales, producción (trabajo) y medio ambiente y que el Comité decida dónde sí pueden y dónde no, instalarse Cimités Ejecutivos Municipales. En estos dos casos se esbozaron rezones de austeridad.

Así, en la discusión los ánimos se caldearon al punto que, de manera inédita en el partido guinda, sus dos ideólogos: Pedro Miguel y Rafael Barajas, fueron abucheados, se les intentó sacar de la tribuna al grito de ¡fuera, fuera¡ y ¡votación, votación¡ para no escuchar más sus argumentos.

El asunto del responsable de finanzas, argumentó el periodista Pedro Miguel, es de gobernabilidad. “Imagínense que vamos a parálisis... tenemos la experiencia de que las diferencias han llevado a que el partido se paralice”, advirtió y eso no se puede repetir.

“Morena no está dividido entre opresores y oprimidos, llegamos a plantear una desconfianza innata en la dirigencia, pero imagínense si debilitamos a la dirigencia en vísperas de la sucesión”, dijo.

 

Aun así la resistencia de los congresistas siguió, lo que molestó a Barajas.

“Proponer no es imponer, ¡carajo¡ ¿Qué chingados no se entiende? Nadie está diciendo en este articulado que Mario Delgado va a decidir quién es …simplemente habrá una propuesta. ¡Habrá otras¡ quien quiera presentar otro o va a poder proponer. ¡Es bien pinche simple carajo¡, parte de la formación política implica disciplina y entender los tiempos políticos si queremos ganar la elección de 2024”, exigió alterado por el rechazo.

En tanto, en favor de la propuesta de prórroga de mandato, incluida en un artículo tercero transitorio, Barajas expuso que se trata de tomar en cuenta los tiempos políticos y dar prioridad a la continuidad de Morena durante la sucesión de 2024, así como evitar el “riesgo severo” que implicaría estar en un proceso interno en momentos en que el partido debe organizarse para el triunfo.

Siempre si, partido de izquierda y critican a AMLO

Morena vivió así su segunda reforma estatutaria, pues la primera, en 2018, fue propuesta por el exlíder Andrés Manuel López Obrador siendo presidente electo y fue avalada por unanimidad, sin ninguna protesta.

Ahora el documento a discusión, propuesto por Miguel y Barajas fue cuestionado de entrada, por la pretensión de eliminar de sus documentos básicos toda referencia a su perfil ideológico de izquierda, como se planteó en el borrador de declaración de principios.

De entrada, el borrador fue corregido por los redactores, que plantearon incluir “Morena es un partido anti neoliberal y de izquierda”, lo que dejó tranquilos a los morenistas, al menos en esa parte.

Otro punto en el que congresistas de Puebla, estado de México y Tabasco se rebelaron fue la modificación para que sea el CEN el que decida en qué municipios de los 2, 600 del país si pueden instalarse Comités Ejecutivos Municipales.

Y hasta se criticó, por primera vez en un evento de Morena, al presidente López Obrador.

La congresista María del Carmen Gómez cuestionó que ya se concretó “la entrega del partido al poder del gobierno y no somos un partido de Estado, aunque parece que para allá vamos. En la apertura lo vimos, no vimos nuestro máximo líder pero nos mandó a todo su gabinete y este es un evento de partido, no debemos permitirnos convertirnos en un partido de estado por principio”, criticó.

Esto porque al arranque del Congreso en los lugares de honor figuraron el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, la de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez, el vocero presidencial Jesús Ramírez, además de prácticamente todos los gobernadores de Morena, quienes negociaron y consiguieron espacios en el CEN.

 
Publicidad
Publicidad