Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Juanita Alonzo, del sueño americano a la pesadilla en la prisión

La mujer guatemalteca fue detenida en 2014 y permaneció más de siete años en prisión por un delito que no cometió; durante su detención no hablaba español ni le fue proporcionado un traductor.
mar 24 mayo 2022 01:13 PM
Juana-Alonzo-5
La indígena guatemalteca pasó siete años en prisión preventiva en el Centro de Ejecución de Sanciones (Cedés), en Reynosa, Tamaulipas. Finalmente regresó a su país este lunes 23 de mayo para reencontrarse con su familia.

Juanita Alonzo Santizo quedó en libertad a las 8:30 horas del sábado 21 de mayo pasado, acusada de un delito que no cometió.

La indígena guatemalteca pasó siete años en prisión preventiva en el Centro de Ejecución de Sanciones (Cedés), en Reynosa, Tamaulipas. Finalmente regresó a su país este lunes 23 de mayo para reencontrarse con su familia.

Publicidad

Juanita, la migrante Chuj, al igual que muchos centroamericanos, iba en busca del "sueño americano", sin embargo, agentes de la Unidad Especializada en la Investigación y Persecución del Secuestro, de la entonces Procuraduría tamaulipeca, la detuvieron el 10 de noviembre de 2014, sin orden aprehensión.

Tres meses antes de los hechos, en agosto de 2014, Juana Alonzo partió de su natal San Mateo Ixtatán, en Huehuetenango, a 340 kilómetros de la capital de Guatemala. Su objetivo era ir a los Estados Unidos.

En Reynosa, Tamaulipas, un “pollero” o “coyote” la secuestró junto a otra mujer migrante y su hija menor de edad. Ambas radicaron en la colonia Villa Diamante en Reynosa, donde fueron forzadas a trabajar para sus plagiarios.

Posteriormente, durante un operativo para rescatar a migrantes, fue acusada como cómplice de los secuestradores.

Juanita fue trasladada a la entonces Procuraduría, donde estuvo cerca de una semana. En ese lugar fue objeto de diversos golpes durante los interrogatorios e, incluso, recibió amenazas de muerte mientras le apuntaban con una pistola. Al final, aceptó los hechos.

El 18 de noviembre de 2014, ocho días después de su detención, fue ingresada al centro penitenciario de Reynosa donde estuvo en prisión preventiva. Durante todo ese tiempo no recibió sentencia ni tuvo acceso a un traductor, por lo que no se enteró de qué se le acusaba.

A pesar de que denunciaron los actos de tortura, no se investigaron ni se le brindó la oportunidad de contar con asistencia consular.

Juana-Alonzo-2
Juanita Alonzo, del sueño americano a la pesadilla en la prisión

Publicidad

El caso llega a las ONG

De acuerdo con la página oficial de la Oficina de la ONU para Derechos Humanos en México , sus elementos visitaron a Santizo en prisión e intercedieron ante el cónsul guatemalteco en México para solicitarle que Juanita tuviera acceso a un intérprete y a la protección consular.

ONU-DH México acompaño además al tío de Santizo a denunciar los actos de tortura ante la Oficina de la Procuraduría General de Justicia en Reynosa y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En Guatemala, la oficina de la ONU para los Derechos Humanos logró el apoyo de la Procuraduría de Derechos Humanos, la Fiscalía General de la República (FGR) y el Ministerio de Relaciones Exteriores para garantizar los derechos humanos de Santizo mientras se encontraba detenida en nuestro país.

Juana-Alonzo-3
Juanita Alonzo, del sueño americano a la pesadilla en la prisión

Luego de varios apoyos de organismos internacionales, e incluso en nuestro país, se logró corroborar que las pruebas en contra de Juanita son falsas.

El Grupo de Trabajo Sobre la Detención Arbitraria del Consejo de Derechos Humanos de las ONU envió una carta abierta al Juez Penal de Primera Instancia, Andrés Escamilla; al Fiscal del Estado Irving Barrios; al canciller Marcelo Ebrard, así como al embajador de México en Guatemala, Romeo Ruiz, para exigir su inmediata liberación, reparación del daño y no repetición por las violaciones a los derechos humanos de las que ha sido víctima.

Incluso, el presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió sobre este caso durante la conferencia mañanera del pasado miércoles 18 de mayo:

“Ayer (martes 17 de mayo) una compañera habló de una mujer migrante, detenida. Hay todas las pruebas de que fue torturada, Incluso ya las autoridades de Tamaulipas ya aceptaron liberarla, pero ojalá lo hagan hoy”, planteó el Ejecutivo Federal.

Liberan a Juanita

Finalmente, y tras varias acciones de defensa, Juanita Alonso Santizo fue libera el pasado 21 de mayo, hecho que fue celebrado por el Gobierno federal, a través del subsecretario Alejandro Encinas Rodríguez.

“El gobierno de México reconoce el trabajo de la Fiscalía General de justicia del Estado de Tamaulipas, así como del gobierno del Estado, por acoger el pronunciamiento del grupo de trabajo sobre la detención arbitraria de Naciones Unidas y ordenar la inmediata libertad de la señora indígena guatemalteca Juan Alonso Santizo”, indicó Encinas Rodríguez.

“Esta tarde se le notificó a la señora Santizo su liberación y reconocimiento de inocencia”, añadió el subsecretario en un comunicado.

El Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez también se congratuló por la liberación de la mujer guatemalteca.

“La Fiscalía General de Tamaulipas atendió finalmente el llamado de no continuar con la acusación contra Juana Alonzo, migrante chuj, quien podrá volver con su familia en Guatemala”, informó el Centro Prodh en un comunicado.

Publicidad
Publicidad
Publicidad