Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Por qué la Marina y el Ejército son clave en la desaparición de los 43?

El GIEI reveló que elementos de las Fuerzas Armadas alteraron la escena del basurero de Cocula, donde presuntamente habían sido asesinados e incinerados los estudiantes.
mar 29 marzo 2022 03:40 PM
tercer informe giei ayotzinapa
Un video inédito reveló que elementos de la Secretaría de Marina alteraron la escena del basurero de Cocula, donde se tejió la llamada "verdad histórica".

A 90 meses de la desaparición de los 43 jóvenes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, el Ejército y la Marina se han vuelto un factor clave en las investigaciones. ¿El motivo? El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) reveló que elementos de las Fuerzas Armadas sabían que los 43 estudiantes serían secuestrados en 2014 por criminales y además, alteraron manipularon la escena del basurero de Cocula y ocultaron información clave que pudo haber conducido a su ubicación.

En su tercer informe, el GIEI presentó un video inédito en el que se ve a alrededor de 12 elementos de la Marina manipulando el basurero de Cocula antes de la llegada de los elementos de la entonces Procuraduría General de la República. Fue en ese basurero donde se tejió la llamada “verdad histórica” que aseguraba que los jóvenes fueron incinerados en ese lugar y sus restos arrojados a un río cercano.

Publicidad

Intervención del Ejército y la Marina

Padres de los 43 estudiantes desaparecidos manifestaron este martes su molestia porque la Secretaría de la Defensa Nacional y la Marina han obstaculizado las investigaciones.

Explicaron el video que evidencia a los marinos obstaculizar la escena es de la Secretaría de Marina, estaba en posesión del Ejército, sin embargo, hasta siete años después de la desaparición se dio a conocer.

“¿Cómo es posible que la Sedena desde el tiempo que gobernó Peña Nieto siempre ocultó información…?”, cuestionó Emiliano Navarrete, uno de los padres de los jóvenes.

El 4 de diciembre de 2018, la Presidencia de la República publicó el decreto “por el que se instruye establecer condiciones materiales, jurídicas y humanas efectivas, para fortalecer los derechos humanos de los familiares de las víctimas del caso Ayotzinapa a la verdad y al acceso a justicia”, el cual establecía que las instituciones entregarían información para coadyuvar a la investigación.

“Las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal que cuenten con información o pruebas que puedan contribuir al esclarecimiento de los hechos, en búsqueda de la verdad, deberán de facilitarla a la Comisión, para que ésta a su vez la haga llegar a la autoridad competente, en términos de las disposiciones jurídicas aplicables”, dice el artículo quinto.

Sin embargo, los padres de familia señalaron que las Fuerzas Armadas han obstaculizado la entrega de información.

“Los padres de familia tenían confianza en las Fuerzas Armadas, pensamos que podrían coadyvar al esclarecimiento de los hechos… Lo que nos damos cuenta es una actuación sucia, una actuación de un juego sucio de las Fuerzas Armadas que en nada ha contribuido a la verdad, con una visión contrainsurgente que no tenía el objeto del esclarecimiento de estos hechos”, criticó el abogado de los padres, Vidulfo Rosales.

 

¿Cómo se hizo la investigación?

La investigación está basada e fuentes documentales del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), la Secretaría de la Defensa y otras instituciones.

Padres de Ayotzinapa piden declaración de Peña Nieto

¿Quiénes integran el GIEI?

En mayo de 2020, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el gobierno de México acordaron reinstalar el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) para proporcionar asistencia técnica en la investigación de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas.

Está compuesto por:

Ángela Buitrago, de Colombia.
Carlos Beristain, de España.
Francisco Cox, de Chile.
Claudia Paz, de Guatemala.

A través de un comunicado la CIDH informó sobre las tareas del Grupo. “El GIEI brindará asistencia técnica en la investigación del caso Ayotzinapa, lo que incluye la participación en la elaboración de planes de búsqueda, el análisis técnico y coadyuvancia en las investigaciones, el seguimiento a la implementación del Acuerdo de Atención y Posibles Reparaciones para las víctimas y sus familiares, la identificación de patrones de tortura y el análisis de las garantías de independencia para la investigación”.

 

Este lunes presentaron su tercer informe en donde también revelaron que la Secretaría de la Defensa Nacional ordenó dos operaciones de seguimiento a los normalistas días previos a su desaparición.

"Autoridades en aquel momento contaban con información minuto a minuto porque, según los hallazgos que hemos tenido, los mismos estudiantes que iban en los autobuses estaban infiltrados, había agentes de inteligencia, lo que llaman los documentos militares fachada de estudiante, que estaban en los autobuses y que seguramente estaban informando de lo que acontecía”, aseguró Claudia Paz y Paz, integrante del GIEI.

¿Qué afirmaba la ‘verdad histórica’?

La llamada Verdad Histórica explicaba qué sucedió con los jóvenes desaparecidos durante la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014.

El entonces procurador general de la República, Jesús Murillo, aseguró que la “verdad histórica” consistía en que los jóvenes fueron privados de la vida, incinerados en el basurero de Cocula y sus restos arrojados al Río San Juan.

Con el video presentado por el GIEI, Vidulfo Rosales aseguró que la manipulación que hicieron elementos de la Marina en el basurero de Cocula fue para ocultar la verdad, por lo que ya no tiene ningún sentido la versión de la “llamada verdad histórica”.

Publicidad
Publicidad