Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tragedia de Pasta de Conchos: 16 años después se inicia el rescate

Las tareas para recuperar 63 cuerpos de trabajadores, atrapados desde 2006 tras una explosión en la mina Pasta de Conchos, Coahuila, están programadas para empezar este viernes 11 de febrero.
vie 11 febrero 2022 06:10 AM
(Con el rostro lleno de tierra y polvo pro el trabajo voluntario para rescatar a sus compañeros que desde la madruga dal domingo estan atrapados en el fondo de la tierra en la mina Pasta de Conchos)
El gobierno de Andrés Manuel López Obrador se comprometió a recuperar los cuerpos de las víctimas de la tragedia de la mina Pasta de Conchos, que el expresidente Felipe Calderón clausuró en 2007, apegado a un dictamen que indicaba varios riesgos.

La tragedia de Pasta de Conchos, en Coahuila, cumple este 19 de febrero 16 años con la misma exigencia: que se investigue como negligencia por las condiciones de la mina y las precariedades laborales, así como el rescate de los cuerpos de 63 trabajadores que siguen enterrados.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador se comprometió con las familias de las víctimas a realizar el rescate, además de ofrecerles una indemnización. El plan arrancó en octubre de 2020 y este 11 de febrero darán inicio las labores para recuperar los cuerpos, según lo programado.

Publicidad

¿Qué pasó en Pasta de Conchos?

Durante la madrugada del 19 de febrero de 2006, hubo una explosión en la mina carbonera de Pasta de Conchos, propiedad de Grupo México, el más grande del país en este sector. En el lugar quedaron sepultados 65 mineros a 490 metros de profundidad y dentro de un túnel de 1.6 kilómetros.

A los cinco días del siniestro, Grupo México declaró muertos a los mineros sin haber instalado un equipo de monitoreo que permitiera una ubicación precisa, y, con base en un supuesto informe técnico y científico, señaló que no había "posibilidad alguna de supervivencia tras la explosión de metano", con lo que suspendió la búsqueda.

Unas semanas antes del accidente, los trabajadores habían reportado algunas irregularidades en la mina, como alta concentración de gas metano, muy por encima de los estándares legales, según los testimonios de los familiares. Los niveles de metano fueron confirmados por Grupo​ México mientras realizaba las labores de búsqueda.

El 23 de junio del mismo año se recuperó el primer cadáver de uno de los mineros, Felipe de Jesús Torres Reyna, de 49 años de edad, y para el 1 de enero de 2007 fue rescatado el cuerpo de José Manuel Peña Saucedo.

Esto dio esperanzas a las familias. Incluso, Grupo México y el gobierno federal, entonces a cargo de Felipe Calderón Hinojosa, afirmaron que seguirían las labores de rescate de los demás mineros muertos, pero esto no ocurrió.

Publicidad

El gobierno mexicano argumentó que el ingreso de personas en las circunstancias de la mina —por la alta concentración de metano— comprometía su seguridad e higiene, así como su integridad física. Esto basado en un dictamen publicado en octubre de 2007 por el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, mismo que se encuentra actualmente bajo investigación judicial por presuntos actos de corrupción.

En 2010 se avivaron las exigencias de los familiares de los mineros, pues una situación similar había ocurrido en una mina de Chile, donde los trabajadores quedaron a mayor profundidad y distancia que en el derrumbe de Pasta de Conchos, y aun así, fueron rescatados con vida 70 días después.

Dudas sobre los dictámenes

En una investigación de la organización Poder se encontró que los tres documentos técnicos con los que las autoridades negaron el rescate contienen irregularidades.

"Grupo México presenta dos dictámenes elaborados por ellos mismos; ambos dicen que la mina tenía mucha agua. Un dictamen dice 25% y el otro, 75%, un mundo de agua de diferencia. Pero lo más grave es que uno de estos dice que el agua, al estar en contacto con los cadáveres a un año y dos meses de la explosión podía estar contaminada de hepatitis, tuberculosis y VIH", reportó Poder.

Las familias de Pasta de Conchos denunciaron que años después supieron que la firma de uno de los estudios había sido falsificada. Mientras que el dictamen "independiente" que mandó a hacer el gobierno de Felipe Calderón fue presuntamente manipulado.

La Secretaría del Trabajo, entonces a cargo de Javier Lozano, adjudicó al Foro Consultivo Científico y Tecnológico un contrato directo de 4.6 millones de pesos. El dictamen les llevó tres meses y los resultados, a consideración de las familias, fueron para garantizar que nadie tuviera acceso a la información de la mina, que las actividades de rescate se congelaran y así encubrir a Grupo México.

No hay posibilidad alguna de supervivencia tras la explosión de metano".
Grupo México a cinco días de la explosión en Pasta de Conchos.

Publicidad

El compromiso del gobierno de AMLO

Pasaron dos sexenios sin que hubiera un compromiso real por parte del gobierno federal para rescatar los cuerpos de los 63 mineros sepultados.

Hasta que el 1 de mayo de 2019, ya en la administración de Andrés Manuel López Obrador, se instruyó a la Secretaría del Trabajo y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a "no descansar hasta lograr el rescate".

El actual gobierno mexicano convocó a especialistas internacionales para buscar la mejor alternativa y ordenó la creación del Comité para la Reparación y Justicia en Pasta de Conchos. Y entonces, el plan se puso en marcha.

Además, en agosto de 2020, el presidente López Obrador ofreció a las familias de Pasta de Conchos una indemnización de 3.7 millones de pesos para cada una.

El plan de rescate

En 2020, la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde Luján, dio a conocer que la primera conclusión del grupo de trabajo fue desarrollar nuevos túneles para acceder a la mina Pasta de Conchos.

También indicó que, ese mismo año, el Servicio Geológico Mexicano entregaría un informe sobre el análisis del terreno donde se construirá el inclinado y se lanzaría la licitación para su construcción en el predio El Olivo, en Coahuila.

Publicidad

"El Servicio Geológico mexicano dijo cuatro años (para lograr el rescate), pero será absolutamente todo lo antes posible a través de CFE para poder acortar los plazos", dijo Alcalde en ese momento.

Las condiciones actuales de la mina, según los nuevos estudios, es que ya no tiene tanta agua como se suponía, por lo que bastaría un día para extraerle el líquido, mientras que el gas en el interior está en nivel promedio, así que tampoco debe representar un obstáculo para ingresar.

Hoy también se sabe que será una, y no dos rampas de acceso al punto del socavón, donde estudios de campo determinaron la posible ubicación de los restos de los trabajadores, de acuerdo con los deudos.

Las empresas que están detrás

En julio de 2021, la Comisión Federal de Electricidad adjudicó los primeros contratos para el proceso de rescate de los cuerpos de los trabajadores que quedaron atrapados en la mina Pasta de Conchos.

Los contratos otorgados por la comisión, actualmente dirigida por Manuel Bartlett, son para la asistencia técnica especializada; para las etapas de construcción de las obras de acceso a la mina; y para el desarrollo del sistema de ventilación y desgasificación.

De acuerdo con Forbes , los contratos fueron adjudicados de manera directa y dos de ellos ascienden a 1.2 millones de pesos para trabajos que se realizarían de agosto a diciembre de 2021.

El contrato denominado "asistencia técnica especializada para el estudio de constructibilidad durante el proceso de concurso y construcción del Proyecto de Rescate de Mina de Pasta de Conchos" se le otorgó a Próspero Rigoberto Antonio Ortega Moreno, un jubilado de la CFE.

Otro contrato que consiste en la asistencia técnica especializada en gestión de seguridad y calidad durante la construcción del sistema de ventilación y desgasificación, le fue otorgado al ingeniero Guillermo Pardo Castañeda, exgerente de Minera del Norte, subsidiaria de Altos Hornos de México (AHMSA).

Mientras que el contrato para las obras que den acceso a la minera se le asignó a Desarrollo de Terracerías Proacon México, propiedad de Olegario Vázquez Raña, por un monto 308 millones 909,643 pesos. Los trabajos que realizará la firma deben iniciar el 11 de febrero de este año y concluir el 6 de abril de 2023.

Se inicia el rescate

Las fechas para que den inicio los trabajos de rescate se han ido moviendo. Primero, la Secretaría del Trabajo indicó que en octubre de 2020 se empezaría con recuperación de los 63 cuerpos de los mineros sepultados.

Pero la ruta para las labores de rescate aún no estaba trazada. De hecho, en 2021, las familias de las víctimas dieron a conocer que, según el plan de la CFE, los trabajos de rescate iniciarían en 2022 y concluirían dos años después.

A inicios de febrero de este año, integrantes de Familia Pasta de Conchos se reunieron con la CFE, que les notificó que este 11 de febrero iniciarán las labores de rescate, según informó el colectivo en su cuenta de Facebook. Aunque por parte de la autoridad no hay un documento oficial que confirme esta noticia.

"Debe empezar los trabajos el 11 de febrero y concluir el 6 de abril de 2023. Llevan dos años de retraso. En el plan de CFE, en este mes debían estar llegando al área. Deben de iniciar las rampas, porque es lo que más tiempo requiere, y sin ellas estos tiros no sirven de nada", acusó el colectivo.

Publicidad
Publicidad