Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Reinfecciones COVID-19: la variante Ómicron escapa más de la inmunidad

La protección ante el riesgo de adquirir la enfermedad por segunda vez era de 85% con Delta, mientras que con Ómicron alcanza el 19%, de acuerdo con un estudio del Imperial College de Londres.
vie 28 enero 2022 11:59 PM
(Obligatorio)
La variante Ómicron del virus SARS-CoV-2 ha mostrado ser más contagiosa que sus antecesoras, pero menos virulenta.

Karla regresó a su trabajo el lunes pasado, luego de 14 días de incapacidad por COVID-19. Es la segunda vez que se infecta, en esta ocasión con Ómicron, pese a que ya cuenta con el esquema completo de vacunación. Como trabaja en una agencia del Ministerio Público, para ella no ha sido opción hacer home office durante la pandemia, y ha sido precisamente en su espacio laboral donde se ha contagiado.

La primera vez fue en diciembre de 2020, justo en la segunda ola. “Seguimos yendo normal, un policía fue quien comenzó con el contagio y fueron cinco compañeros los contagiados en esas mismas semanas”, cuenta. A principios de este 2022, volvió a sentir los síntomas –sin pérdida de olfato y gusto– pero esta vez van por lo menos 16 compañeros contagiados.

Publicidad

“Empecé el sábado 8 de enero, comencé con ardor de garganta, y para el martes ya tenía síntomas de resfriado, pero solo eso, pero como ese día nos dijeron que dos compañeros dieron positivo, me hice la prueba y salió positiva. Pero no me agravé, solo fue una infección de garganta y algo de cansancio”, dice la joven de 29 años.

La variante Ómicron del virus SARS-CoV-2 ha mostrado ser más contagiosa que las pasadas, pero no más virulenta. En México, solo en los primeros días del año, los casos pasaron de 3 millones 988,916 a más de 4 millones 700,000, lo que rompió récords de registros en 24 horas. Esto ha ocurrido de manera similar en otras regiones del mundo como Sudáfrica y Europa.

El 26 de noviembre de 2021, la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó esta variante B.1.1.529, denominada Ómicron, como de “preocupación” debido a las varias mutaciones que presentaba y que podían afectar a las características del virus, por ejemplo, su facilidad para propagarse.

Desde entonces, se están realizando estudios para conocer más sus características, desde su transmisibilidad, virulencia y efectividad a las vacunas, así como las reinfecciones. Entre ellos, el del Imperial College de Londres, que señaló que con la variante Delta, había un 85% de protección para no volver a contraer el coronavirus, pero en el caso de Ómicron es de 19%.

Roxana Trejo, experta en epidemiología y control de infecciones, señala que lo que se ha observado con Ómicron es que existe la capacidad de poder reinfectar a las personas que ya tuvieron una enfermedad primaria por otra variante de SARS-CoV-2. “Hemos detectado que de cada 100 personas que estuvieron infectadas, cuatro pueden reinfectarse, es un promedio, aunque todo depende de manera individual”, comentó en el seminario 4ta ola COVID-19: Reinfección y nuevas variantes.

Publicidad

Entre estos casos, que tuvieron una infección primaria con otra variante y se han contagiado nuevamente con Ómicron, además de Karen, está Abril, una estudiante de 27 años, que se contagió en julio de 2020, y otra vez en enero pasado.

“Me contagié por segunda vez en una reunión, después de eso me esperé los 15 días del aislamiento. Al cumplirse los 15 días me fui a realizar la prueba para cerciorarme de que ya no estaba contagiada”, dice.

La joven explica que al principio no sabía que estaba contagiada, sino hasta que las demás personas con las que estuvo comenzaron a dar positivo y con síntomas similares a los suyos: dolor y picor de garganta a la vez, tos, voz ronca, pero más leves que los de la primera vez en la que además de esos síntomas, tenía dolor de cabeza y se sentía “demasiado débil” al grado que pensaba que en cualquier momento “se desplomaría”.

En ese entonces se contagió debido a que en su receso escolar, decidió trabajar en una fábrica de costura, donde no había medidas adecuadas de protección.

Como a ellas, la posibilidad de contagiarse ha ido creciendo. Expertos estiman que a mediados del año, la mitad de la población estará contagiada, incluso reinfectada, lo que ha abierto la puerta a que se vea posible el fin de la emergencia sanitaria , en gran parte también por la vacunación.

Publicidad

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, insistió que Ómicron es una variante que produce la enfermedad de COVID-19 más leve y, aunque se propaga rápidamente dando un gran número de casos, no son casos de gravedad.

“Esto, sumado a una alta proporción de personas que han sido vacunadas, desde luego permite tener una epidemia mucho más manejable, nunca deseable, pero mucho más manejable y eventualmente causará inmunidad en una gran proporción de las personas, lo cual podría en su momento contribuir al final del periodo epidémico, no solo en México, sino en el mundo”, afirmó en El Pulso de la Salud.

“Los contagios se van acrecentando cada día más, no culpo en este sentido a nadie, cada quien es libre de creer (anti vacunas)y profesar lo que desee pero, debido a esos divergencias entre las personas el contagio se extiende cada día más. Siento que no se trata de medidas, cada virus tiene su naturaleza”, expresa Abril, quien ya salió de la segunda infección, pero con secuelas.

Por su parte, Karla –quien sus contagios fueron por cuestiones laborales– señala que la gente en general está un “poco harta del encierro”, pero lo único que dice como reproche es que las personas salgan sin precaución y no usen cubrebocas, pues considera que ya se “debe normalizar la vida, siempre con precauciones”.

“No podemos volver a encerrarnos, y sí, creo que me aventuraría a decir que todos nos vamos a contagiar, para que así se convierta realmente en un virus endémico y cada vez afecte menos a la salud”, sostiene.

Publicidad
Publicidad