Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Gatell: COVID-19 es ahora una epidemia de no vacunados

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud señaló que las recomendaciones seguirán siendo las mismas que se crearon desde enero 2020.
vie 03 diciembre 2021 01:36 PM
Una enfermera muestra los lotes de las vacunas Sputnik-V contra Covid-19 a adultos de 30 a 39 años, en el Palacio de los Deportes
Expertos insisten en que la vacunación es la mejor herramienta contra COVID-19, incluso ante variantes como Ómicron.

La llegada de la variante denominada Ómicron del virus SARS-CoV-2 a México despertó alertas sobre los efectos que puedan tener en el estado de la epidemia en el país, a lo que el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, señaló que no hay diferencia con otras mutaciones detectadas, sino que la que varía es la vacunación.

“La gran diferencia no es la variante Ómicron, la variante Delta, la gran diferencia son las vacunas”, dijo al señalar que ahora la epidemia es de no vacunados.

Publicidad

El funcionario explico que lo que se busca es lograr que la epidemia de COVID sea una epidemia de enfermedad leve con pocos casos graves, como ya se vio en México durante la tercera ola, cuando mientras que aumentó la cantidad de casos, disminuyó hasta 90% la proporción de ellos que resultaron en hospitalización y cerca de 91% la mortalidad “dejando ahora una epidemia de no vacunados”.

“Si usted quiere dejar de ser parte de la epidemia, vacúnese y deje de ser parte de la epidemia de no vacunados”, afirmó López-Gatell en un mensaje donde dio detalles sobre el primer caso de la variante Ómicron en México.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, la Dirección General de Epidemiología, a través del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE), dio a conocer el resultado preliminar positivo a la variante ómicron, el final será dado a conocer el domingo debido a que la secuenciación requiere más tiempo.

Explicó que se trata de una persona de 51 años, de origen sudafricano que arribó a nuestro país el 21 de noviembre y, seis días después, presentó sintomatología característica de COVID-19 leve y se encuentra hospitalizado, como una medida de aislamiento preventivo voluntario.

El subsecretario comentó que la preocupación mundial que ha habido respecto a variante Ómicron tiene un componente técnicamente justificado, que es el reconocimiento de que esta variante puede tener mayor transmisibilidad, pero aseguró que no hay evidencia de que sea más virulenta o evada la inmunidad de las vacunas.

“No hay evidencia hasta este momento que esta variante es más virulenta, es decir, capaz de transmitir enfermedad más grave o mayor proporción de casos graves o mayor letalidad, tampoco evada la respuesta inmune por las vacunas o historia previa de infección, tampoco que los tratamientos existentes sean inefectivos o que las pruebas diagnosticas sean inútiles”, afirmó.

Publicidad

Desde que el pasado 26 de noviembre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció a Ómicron como “variante de preocupación”, por lo que el sector Salud en México actualizó los protocolos de vigilancia genómica para efectuar la búsqueda intencionada de dicha variante.

¿Qué hacer ante la llegada de Ómicron?

El funcionario enfatizó que las recomendaciones son las mismas que se previeron en enero de 2020, como los lineamientos de promoción de la salud, rastreo de contactos, monitoreo, que se han aplicado durante la epidemia y que también aplican para Ómicron.

“El llamado concreto es a vacunarse, no por Ómicron, por cualquier variante”, dijo este viernes, al referir nuevamente que no se recomienda el cierre de fronteras, dado que esto no garantiza que el virus no ingrese al país, como ya se vio.

Prepararse ante alza de casos

Por su parte, Jean-Marc Gabastou, asesor de Emergencias en Salud de la Organización Panamericana de la Salud (PAHO-WHO), consideró que hay que prepararse ante el alza de casos, no solamente asociados a Ómicron sino también al periodo invernal y al relajamiento de medidas, sobre todo, en estas fechas de fiestas y recomendó:

  • Reforzar la vigilancia epidemiológica y de laboratorios.
  • Fortalecer la vigilancia genómica de las cepas de SARS-CoV-2 circulantes.
  • Someter las secuencias genómicas completas y la información asociada.
  • Reportar los casos iniciales y los clusters asociados a esta variante.
  • Conducir investigaciones de terreno para entender el impacto de Ómicron en términos epidemiológicos, clínicos y efectividad de las medidas, entre otras.
  • Conducir una evaluación de riesgos para orientar la toma de decisiones.
  • Adaptar la comunicación de riesgo en base a evidencias actualizadas.
  • Limitar los viajes no esenciales.
  • Reactivar las medidas preventivas no farmacológicas, como la sana distancia.
  • Fomentar la vacunación.
Publicidad
Publicidad
Publicidad