Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Oceana reprueba las Áreas Naturales Protegidas marinas de México

La problemática de las Áreas Naturales Protegidas se incrementó con el cambio climático, la acidificación de los océanos, la contaminación por plásticos, entre otras.
mar 30 noviembre 2021 06:20 PM
tulum-quintana-roo
El deterioro de manglares y arrecifes coralinos en las Áreas Naturales Protegidas Marinas se debe al cambio ilegal de uso de suelo, sobrepesca, turismo masivo y pesca ilegal.

La organización Oceana alertó que las Áreas Naturales Protegidas (ANP) Marinas en México fallan en su misión de conversar manglares y arrecifes, de acuerdo con una evaluación que hizo a 39 de ellas desde Baja California hasta Yucatán.

“Los resultados obtenidos muestran que todas las Áreas Naturales Protegidas Marinas en México están reprobadas”, afirmó el organismo que se encargó evaluar varios indicadores de desempeño, mejora pesquera, suficiencia presupuestal o gobernanza.

Publicidad

Miguel Rivas, director de campaña de Hábitat en Oceana México, exlplicó que no hay buenas noticias, debido a que el sistema de ANP “no está a la altura” de la conservación que se necesita para proteger sistemas vitales para la biodiversidad, como lo son manglares y arrecifes.

“La mayoría de nuestras ANP reprueba en la evaluación, con lo que perdemos los beneficios ambientales que nos dan las Áreas Naturales Protegidas, así como los recursos de los que dependen miles de familias en México”, señaló.

De las 182 ANP que hay en México, 68 incluyen zonas marinas o costeras. Oceana México analizó la situación de 39 áreas marinas y costeras, entre ellas se encuentran Cabo Pulmo, el Arrecife Alacranes, el Delta del Río Colorado, los Arrecifes de Sian Ka’an, las Bahías de Huatulco, Los Petenes, las Islas Marías y el Sistema Arrecifal Veracruzano.

De acuerdo con el reporte presentado este martes, el deterioro de manglares y arrecifes coralinos en las Áreas Naturales Protegidas Marinas se debe al cambio ilegal de uso de suelo, sobrepesca, turismo masivo y pesca ilegal, entre otros.

A estos problemas que ya se enfrentaba se sumó el cambio climático, la acidificación de los océanos, la contaminación por plásticos, el declive de las pesquerías, el blanqueamiento de los corales y el aumento de zonas costeras muertas por contaminación de agroquímicos.

Publicidad

Oceana señaló que las leyes actuales no son suficientes para garantizar la protección de los hábitats, recuperar la abundancia de los océanos y proteger la riqueza natural y uno de los principales problemas es que los proyectos en los programas de manejo no tienen metas específicas, medibles, alcanzables ni temporalmente definidas.

“Es necesario darle dientes a la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (CONANP) para defender el medio ambiente marino, debe tener la autoridad para regular todas las actividades que tengan efectos sobre las áreas que administra (por ejemplo, la pesca)”, dijo Renata Terrazas, Directora de Oceana México.

Oceana concluye que es necesario e impostergable fortalecer la manera en que el Estado mexicano regula y controla lo que ocurre en mares y costas.

Ante este escenario, Oceana propone:

  1. Aumentar el número de ANP y así proteger territorios más amplios
  2. Contar con ANP que tengan objetivos claros y medibles
  3. Regular y transparentar la pesca en las ANP. Actualmente no sabemos cuánto se pesca en ellas
  4. Un presupuesto que alcance y sea estable
  5. Que las comunidades puedan decidir sobre las ANP, sobre los proyectos que afectan su modo de vida y sus recursos
Publicidad
Publicidad
Publicidad