Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La UIF bloquea 186 cuentas por presunta vinculación al crimen organizado

Santiago Nieto Castillo, director de esa unidad, precisó que el dinero intervenido pertenece a supuestos grupos criminales que operan en el Estado de México, Guerrero y Jalisco.
mar 21 septiembre 2021 01:57 PM
Santiago Nieto
En sus redes sociales, Nieto Castillo reveló el bloqueo de un conjunto de cuentas como parte de acuerdos tomados por el gabinete de Seguridad.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público congeló las cuentas de más de 186 personas que serían parte de las operaciones financieras de grupos delincuenciales en el Estado de México, Guerrero y Jalisco.

Así lo informó Santiago Nieto Castillo, director de la UIF, en sus redes sociales. Precisó que el bloqueo fue realizado este martes 20 de septiembre como parte de las acciones acordadas por el gabinete de Seguridad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Publicidad

El titular de la unidad abundó que 57 de ese grupo de cuentas pertenecen a personas con vpresuntos vínculos al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Los Cuinis, La Nueva Plaza, Cártel del Pacífico, Los mata Zetas, el Cártel de Juárez y otros grupos detectados en Jalisco.

Las otras cuentas serían del cartel de Tláhuac, cártel del Gofo, cártel Nuevo Imperio, una célula de los Beltrán Leyva, Guerreros Unidos, la Familia Michoacana, la Nueva Empresa y/o cártel del Diablo, la Nueva Familia, la Unión Tepito, los Caballeros Templarios, los Cano y/oPalma, los Peñafiel, los Popoca y/o Los Mutiladores.

Publicidad

En 2020, año de la pandemia por COVID-19, la UIF bloqueó 21,375 cuentas, un número récord en dos décadas de trabajo. El dato lo brindó Nieto Castillo en un foro virtual en la conmemoración de los 17 años del organismo.

El funcionario explicó que en medio de la crisis sanitaria se observó una proliferación de actividades financieras ilícitas, lo que propició el rastreo.

Admitió que la cifra récord se debió también a un operativo conjunto con la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) y otras agencias.

Publicidad
Publicidad
Publicidad