Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Magistrados remueven a José Luis Vargas como presidente del Tribunal Electoral

El pleno eligió por unanimidad al magistrado Reyes Rodríguez, como nuevo presidente; la decisión se presentó luego de que un grupo de magistrados pidió discutir el desempeño de José Luis Vargas
mié 04 agosto 2021 02:59 PM
José Luis Vargas Valdez
José Luis Valgas Valdez ha enfrentado varias polémicas desde que asumió la presidencia de la Sala Superior.

Por unanimidad de votos, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) aprobó la remoción de José Luis Vargas Valdez como presidente de este organismo jurisdiccional. En su lugar fue electo, también por unanimidad de votos, el magistrado Reyes Rodríguez, quien destacó que a casi un cuarto de siglo del TEPJF, esta instancia es y debe seguir siendo una piedra angular de la democracia.

Luego de la votación en el pleno, la oficina de comunicación del Tribunal Electoral reportó que tanto la destitución como el nuevo nombramiento no son válidos, pues no existe la figura de revocación o destitución por el Pleno.

Publicidad

"Conforme a los artículos 99 constitucional y 171 de la LOPJF la elección de la presidencia del TEPJF es por periodo forzoso y no existe la figura de revocación o destitución por el Pleno de SS como forma de terminación del encargo".

Adicionalmente, detalló que para que la presidencia concluya deben suceder dos cuestiones: la renuncia del titular; o que éste sea removido por las autoridades competentes por algún tipo de responsabilidad, las cuales pueden ser:

"Administrativa, que corresponde a la Comisión de Administración del TEPJF; b. Política, que corresponde al Congreso de la Unión; c. Por sanción penal, para lo cual primero habrías que seguir un juicio de declaración de procedencia competencia de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión", se lee en la tarjeta informativa.

La votación por la que se dio la destitución se dio tras horas de confrontación entre magistrados de la Sala Superior. El conflicto escaló este miércoles, luego de que un grupo de magistrados pidió discutir el desempeño de su presidente, José Luis Vargas, algo a lo que él se negó. Concretamente, los magistrados pidieron incluir en el orden del día un asunto administrativo.

Felipe de la Mata solicitó entrar “al análisis y las funciones del desempeño de la presidencia del tribunal”, argumentando que sus integrantes tienen facultades para “asegurar el correcto funcionamiento” del organismo.

En respuesta, Vargas dijo que ese tema no podría ser agendado, dado que no se trataba de un asunto de carácter jurisdiccional.

“Solicito respetuosamente abocarse a los asuntos jurisdiccionales que tienen que ver con el desempeño del tribunal”, dijo.

Momentos después, incluso acusó un “golpe de Estado” en su contra de parte de los magistrados que pidieron revisar su desempeño al frente del TEPJF.

“Les quiero reconvenir de la manera más respetuosa que estén a la altura, que no estén intentando o provocando un golpe de Estado, porque sencillamente no existe esa atribución para pretender evaluar a la presidencia para pretender ocupar la posición que hoy tengo como presidente, y de la cual recordarán ustedes me eligieron para esa función”, dijo.

“La única facultad y la única forma para que la presidencia deje de ejercer sus funciones es exclusivamente por una cuestión de renuncia, y es en ese sentido (que) les digo que no está en mi intención renunciar”, añadió.

 

La magistrada Mónica Soto llamó a sus pares a anteponer como prioridad la función jurisdiccional, por lo que pidió a De la Mata retirar su propuesta o al menos circularla, para “saber qué es lo que vamos a votar”.

En medio de la discusión, Vargas declaró un receso en la sesión.

Luego de más dos horas y al no reanudarse la sesión, la magistrada decana Janine Otálora Malassis, retomó la sesión en su carácter de presidenta de este órgano jurisdiccional, por ministerio de Ley y “en ausencia injustificada” del ahora extitular del TEPJF.

Para Janine Otálora, la justicia electoral es la expresión máxima de la democracia y quienes son jueces electorales deben dar certeza a las reglas electorales, expresó.

"Es así que nuestro mandato constitucional está por encima de cualquier interés personal y nuestras acciones deben someterse al escrutinio de nuestros pares y de la sociedad en general", anotó.

De tal suerte que "lo sucedido el día de hoy debe entenderse como una declaración de principios. La ética y la responsabilidad son la columna vertebral que sostiene a este Tribunal y que rigen nuestro actuar como funcionarios públicos", argumentó.

 

Las tensiones en el TEPJF se generaron días después de que Vargas enfrentara nuevos cuestionamientos, a raíz de que un juez ordenó a la Fiscalía General de la República (FGR) reabrir una investigación en su contra por posible enriquecimiento ilícito.

Vargas, en tanto, sostiene que todo su patrimonio tiene un origen legal y ha dicho que no litigará este conflicto en medios de comunicación, sino en los juzgados correspondientes.

Desde que Vargas asumió la presidencia del TEPJF, ha sostenido otras polémicas con magistrados, quienes lo han acusado de acciones como decidir unilateralmente qué asuntos se discuten en pleno y cuáles no.

Publicidad
Publicidad