Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

En 2020, el COVID-19 dejó 326,610 decesos más de los que se esperaban

De acuerdo con el grupo interdisciplinario, el exceso de fallecimientos, de 45%, puede estar asociado, directa o indirectamente, con la pandemia.
mié 17 febrero 2021 11:59 PM
casos-de-coronavirus-en-mexico-11-de-enero-2021
En los hombres de 45 a 64 años se registraron muchas más muertes de las esperadas.

La pandemia de COVID-19 dejó 45% más decesos de los esperados en 2020. De los 723,773 fallecimientos que se calculaba que ocurrieran en el año, fueron 1 millón 50,383, es decir 326,610 más. Aunque solo 125,485 están confirmadas al virus SARS-CoV-2, el resto se puede asociar directa o indirectamente a la emergencia sanitaria.

Las últimas cifras reportadas en el boletín estadístico sobre el exceso de mortalidad por todas las causas durante la emergencia por COVID-19, el cual abarca muertes del 29 de diciembre de 2019 al 2 de enero de 2021, también revelaron que la epidemia ha afectado más a los hombres: murieron 209,402 más de los esperados, mientras fallecieron 117,208 mujeres.

Publicidad

“El exceso de mortalidad en el periodo fue mayor en los hombres”, señala el documento, con 51.3% más, cuando en las mujeres fue de 37.2%, lo que equivale a 1.8 defunciones en exceso de hombres por cada una registrada en mujeres.

Si bien, el mayor porcentaje de muertes por COVID-19 se ha concentrado en los adultos mayores, por exceso de mortalidad, el grupo de edad más afectado fue el de los 45 a 64 años de edad. Entre las personas en este rango de edad, se registró un exceso de mortalidad de 71.5%, en tanto que en del 65 años y más fue de 42.5% y en el de 20 a 44 años, 23.1%.

De acuerdo con el informe, en las personas menores de 20 años no se ha registrado un exceso de mortalidad, y por el contrario, se ha visto una disminución en el número de defunciones esperadas.

La semana en la que se observó el mayor porcentaje de exceso de mortalidad es la 28, del 5 al 11 de julio, con 98, tres puntos porcentuales por encima del 95.2% que se registró en la semana 53, que abarca del 27 de diciembre de 2020 al 2 de enero de 2021.

La última semana del año pasado, también fue donde se registraron muchas más muertes de las esperadas en el grupo de menores 20 a 44 años, con 67.5% y para los mayores de 45 a 64 años, con 170.1%.

Publicidad

La mortalidad por estado

El 51.3% del exceso de las defunciones por todas las causas se encuentra concentrado en cinco entidades federativas: Ciudad de México, Estado de México, Puebla, Veracruz y Guanajuato.

Mientras que Chiapas y Oaxaca tenían menos de 10% de exceso de mortalidad: 8.9% y 9.2%, respectivamente, aunque el informe detalla que –por lo menos en la última semana epidemiológica– estos estados tuvieron problemas de captura de información.

La capital es la entidad con el exceso y la tasa de mortalidad más altas, según la información, con 74.4%, y 14.5%, respectivamente. Le sigue el Edomex y Puebla.

Publicidad

Los datos presentados por el Grupo Interinstitucional para la estimación de mortalidad por todas las causas, que incluye al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el Consejo Nacional de Población (Conapo), al Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), entre otras, se presentan semanas después de que el Inegi reveló que había 45% más muertes por COVID-19 de las registradas por la Secretaría Salud.

Determinar el exceso de mortalidad derivado de la pandemia en el país ha causado controversia por la variedad de fuentes de información y metodologías.

En el caso del boletín del grupo interdisciplinario, la cifra se basa únicamente en los registros de actas de defunción de la Base de Datos Nacional del Registro Civil del Registro Nacional de Población e Identidad (Renapo), y se advierte que los datos tienen que pasar por un proceso de dictaminación, con una revisión detallada de esos documentos.

“Al ser un análisis de las defunciones, sin considerar causas específicas, el exceso estimado deber ser interpretado como defunciones tanto directamente asociadas a la COVID-19, como por otras causas que de manera indirecta se pueden asociar a la situación general de la emergencia sanitaria”, señala.

Publicidad
Publicidad