Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La violencia política en el proceso electoral ha causado al menos 65 muertes

Un reporte de Integralia alerta de la violencia política desde septiembre hasta enero. Consigna 64 asesinatos de políticos, funcionarios y periodistas, al que se suma otro este jueves en Veracruz.
vie 12 febrero 2021 02:59 PM
violencia
En total, el reporte de Integralia da cuenta de 88 víctimas de violencia política en el periodo septiembre-enero.

El partido Morena perdió este jueves a uno de sus precandidatos. Juan Gilberto Ortiz Parra, quien buscaría la alcaldía de Úrsulo Galván, en Veracruz, fue asesinado por hombres armados.

Según la prensa local, Ortiz Parra, de 36 años, circulaba en su automóvil sobre la carretera federal Matamoros-Puerto Juárez, en el municipio de Puente Nacional, cuando un grupo armado lo atacó.

Publicidad

Las versiones preliminares indican que el político fue trasladado con vida a un hospital y en el trayecto dijo que no identificaba a sus agresores. Después, al llegar al centro médico, se confirmó su fallecimiento.

Tras el ataque, autoridades desplegaron un operativo en la zona para tratar de ubicar a los responsables, pero hasta ahora no han sido identificados.

Las autoridades también desconocen el móvil del ataque contra el precandidato, quien se dirigía a una reunión de la militancia en la congregación La Gloria, en Úrsulo Galván.

En sus redes sociales, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena expresó sus condolencias a la familia de Ortiz Parra y exigió a las autoridades esclarecer el crimen.

 

Sin embargo, Ortiz Parra no es la única víctima mortal de la violencia política que se vive en este proceso electoral.

La consultora Integralia reportó esta semana que, de septiembre de 2020 a enero de 2021, hubo 88 víctimas de violencia política, de las cuales 64 fueron asesinadas. Con el crimen contra Ortiz Parra, la suma asciende a 65.

De acuerdo con el reporte, los municipios con más incidentes de violencia política son Moroleón (Guanajuato), Acapulco (Guerrero), Guadalajara (Jalisco), Culiacán (Sinaloa), Tijuana (Baja California), Cajeme (Sonora) y Ciudad Juárez (Chihuahua), todos con al menos dos casos de asesinato, agresión o secuestro de precandidatos, candidatos, militantes, funcionarios, exfuncionarios, periodistas y activistas.

"En la mayoría de los casos se estima que los perpetradores fueron integrantes de grupos del crimen organizado", destaca Integralia.

De las víctimas mortales registradas en lo que va del proceso electoral, 17 eran funcionarios municipales, seis activistas, cinco funcionarios federales y estatales, cinco aspirantes a candidatura, cuatro periodistas, tres líderes partidistas, tres exalcaldes, tres diputados locales, dos alcaldes, dos jueces, dos funcionarios de fiscalías locales y 12 identificados como "otros".

 

De estos casos destacan el asesinato de Florisel Ríos Delfín, militante del PRD y alcaldesa de Jamapa, en Veracruz. Ríos fue secuestrada y asesinada en noviembre de 2020 y, hasta ahora, las autoridades no han informado sobre los avances en las investigaciones.

Carlos Beltrán Becomo, también del PRD y alcalde de Temósachi, en Chihuahua, fue asesinado el 30 de septiembre de 2020. Su cuerpo fue localizado, con un disparo en la cabeza y cubierto con una bolsa de plástico, tras haber sido secuestrado por sujetos armados.

El pasado 12 de enero, Juan Antonio Acosta Cano, diputado local y precandidato del PAN a la alcaldía de Juventino Rosas, en Guanajuato, fue asesinado a plena luz del día.

Otro caso que destaca es el del exgobernador de Jalisco Aristóteles Sandoval, atacado en diciembre de 2020 en un restaurante de Puerto Vallarta.

Publicidad
Publicidad