Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El COVID supera ya a 8 de las 10 primeras causas de muerte registradas en 2019

Con 90,309 fallecimientos originados este año, el COVID-19 ya rebasa los 88,680 que en 2019 fueron provocados por tumores malignos, que fueron la tercera causa de muerte en todo México.
jue 29 octubre 2020 05:19 PM
fallecimientos COVID
Esta semana, el Inegi también reportó que este año ha habido un aumento en la demanda de servicios funerarios y cremaciones, así como en la ocupación en cementerios.

Durante 2019, las enfermedades del corazón, la diabetes mellitus y los tumores malignos encabezaron la lista de principales causas de muerte en el país. En lo que va de 2020, a ese listado ya entró el COVID-19.

El Inegi acaba de reportar que el año pasado las tres primeras causas de muerte derivadas de problemas de salud, tanto en mujeres como en hombres, fueron las enfermedades del corazón, con 156,041 decesos (23.5%); la diabetes mellitus, con 104,354 (15.7%), y los tumores malignos, con 88,680 (13.4%).

Para lo que de 2020, el COVID-19 ya ha causado la muerte de 90,309 personas, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud federal al corte del 28 de octubre, con lo que esta enfermedad ya supera el saldo que en 2019 dejaron los tumores malignos.

Publicidad

Durante 2019, 88.8% de las defunciones (663,902) se debió a enfermedades y problemas relacionados con la salud, mientras que 11.2% (83,882) se debió a causas externas, tales como accidentes (33,524), homicidios (36,661), suicidios (7,223) y eventos de intención no determinada (6,376). Estos últimos se caracterizan porque el certificante del fallecimiento manifiesta carecer de elementos para clasificar la defunción en alguna categoría.

En ese contexto, los decesos por COVID-19 no solo superan a los causados por tumores malignos, sino también a los derivados de enfermedades del hígado e, incluso, representan tres veces los generados por agresiones y homicidios, que ocupan el quinto lugar con 36,661 registros en 2019.

El análisis de la mortalidad es un ejercicio que lleva tiempo, ya que se toman los registros de defunciones generados a partir del certificado de defunción, los cuales son suministrados por las Oficialías del Registro Civil y los Servicios Médicos Forenses o sus equivalentes en las entidades (fundamentalmente, para defunciones de tipo accidental o violento).

Esos registros se complementan con las actas de defunción, que son suministradas por las Oficialías del Registro Civil, y también con los cuadernos estadísticos de mortalidad, elaborados por las agencias del Ministerio Público.

Publicidad

Sin embargo, para generar la información definitiva se realizan también confrontas con la Secretaría de Salud, para los casos de defunciones maternas, muertes de menores de cinco años, agresiones (posibles homicidios) y las muertes provocadas por causas sujetas a vigilancia epidemiológica y, en este caso, el virus SARS-CoV-2.

"La dictaminación final de cada una de las defunciones es un ejercicio que toma tiempo, y el encargado final de la dictaminación es Inegi, y es un esfuerzo que nos lleva más de un año o más de dos años poder completar, para totalmente asegurar y adjudicar a cada una de las defunciones la causa básica de muerte", ha explicado Ruy López Ridaura, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece).

Te puede interesar: México registra 193,000 muertes "extra"

En el caso de los decesos totales por COVID-19, aún son cifras preliminares, pues de acuerdo con estadísticas del exceso de mortalidad en 2020, hasta el 26 de septiembre se habían registrado 193,170 decesos más de los esperados, de los que alrededor de 72%, más de 139,000, estaría relacionado directa o indirectamente con COVID-19. Hasta ahora, solo se habían confirmado 78,449 en los primeros nueve meses del año (enero-septiembre).

"Por lo pronto, esta es la estimación que tenemos: que del total de exceso, el 70-72% se puede asociar directamente con el COVID, eso quiere decir que el resto son otros componentes del exceso de mortalidad que puede tener otras explicaciones", dijo López Ridaura en conferencia de prensa.

Publicidad

Defunciones por salud

Los decesos por enfermedades del corazón han ocupado el primer lugar en los últimos años. Actualmente, 12.3 decesos por 10,000 habitantes son por esta causa, una tasa que se ha mantenido en ascenso desde 2010, cuando era de 9.2. La CDMX, con 16.4; Veracruz, con 15.7, y Sonora, con 15.0, están en la cima del listado.

En el caso de los decesos por diabetes mellitus, han escalado posiciones hasta ubicarse en la segunda posición. Actualmente, tras una recodificación en los registros, cuentan con una tasa de defunciones de 8.2 por 10,000 habitantes: Tabasco (11.2), Veracruz (10.9) y la CDMX (10.2) tienen las tasas más altas.

Respecto de la influenza, la neumonía y las enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (EPOC), se ubican en la octava y novena posición, respectivamente. De las muertes por influenza y neumonía (31,081), las de neumonía representan 97.6% (30,327 sucesos).

El Inegi advierte que los datos son de referencia para facilitar la comparación entre años, pero el estudio de la mortalidad para 2019 requiere la consideración de las defunciones ocurridas.

Algunas causas de muerte están sujetas a vigilancia epidemiológica por el sector salud en los ámbitos estatal y nacional; en función de ello, la generación de la cifra definitiva de las defunciones que corresponden a este grupo requiere del resultado de un proceso de confronta que realizan la Secretaría de Salud y el Inegi".

Entre las defunciones por causas de vigilancia epidemiológica que se analizaron en 2019, están 5,323 casos por VIH, 1,612 casos de infecciones respiratorias agudas (IRAS) en menores de cinco años y 589 casos de enfermedades diarreicas agudas (EDAS), también en menores de cinco años.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad