Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

En 20 meses de gobierno, AMLO acumula casi 60,000 homicidios dolosos

En lo que va del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, han transcurrido los meses con más homicidios en México; cada día han sido asesinadas 97 personas en el país.
mié 02 septiembre 2020 05:53 AM
h
Ni durante la pandemia por coronavirus, el homicidio bajó. De marzo a julio en el país se reportaron 15,088 homicidios dolosos y feminicidios, es decir, en promedio, 99 cada 24 horas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador no llegó con cifras presumibles en materia de seguridad a su Segundo Informe de Gobierno, por lo menos no en homicidios dolosos y feminicidios.

Bajo su presidencia, México ha tenido el año más violento de su historia: el 2019 y se prevé que el 2020, sea el segundo. En tan solo 20 meses del actual gobierno se han registrado 59,451 homicidios, es decir, en promedio, cada día han sido asesinadas 97 personas.

Publicidad

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad (SESNSP), en el primer año del morenista, se reportaron 35,635 homicidios dolosos y en lo que va de este 2020 suman ya 23,816.

Las cifras de la administración morenista en 20 meses, prácticamente duplican las registradas en el mismo lapso de los gobiernos de Vicente Fox, Felipe Calderón y de Enrique Peña Nieto.

Las cifras de homicidio registradas en lo que va de este sexenio muestran un incremento de 159% frente a los números de Fox, de 222% a las de Calderón y 82% a las de Peña Nieto.

De acuerdo con expertos consultados, este gobierno carece de una estrategia para enfrentar el problema de homicidios y así lo demuestra que ni durante la pandemia por coronavirus, este delito bajó. De marzo a julio en el país se reportaron 15,088 homicidios dolosos y feminicidios, es decir, en promedio, 99 cada 24 horas.

Publicidad

El propio presidente Andrés Manuel López Obrador ha reconocido que para su gobierno ha sido complicado reducir los homicidios en el país.

En su informe de gobierno, el mandatario federal dedicó solo unos minutos para hablar del problema de inseguridad. Dijo que en comparación con noviembre de 2018, hay menos secuestros, feminicidios, robos a transeúntes, a transportistas, de vehículos, en transporte público colectivo, a negocios y a casas habitación.

"En todos ellos se ha registrado una baja del orden del 30 por ciento en promedio, sólo han aumentado dos delitos: homicidio doloso y extorsión, en 7.9 y 12.7 por ciento respectivamente, vinculados estos delitos, fundamentalmente, a la llamada delincuencia organizada", afirmó este martes 1 de septiembre.

Aunque el presidente aseguró que los feminicidios han disminuido, si se compara los últimos 20 meses de Peña Nieto y los primeros de López Obrador, éste último acumula más víctimas por este delito, pues mientras en la administración priista sumaron 1,394, en el gobierno morenista van 1,624.

El mes con más víctimas en la administración peñista fue octubre del 2018, cuando se registraron 85 feminicidios, mientras lo que va de la obradorista fue el pasado junio con 101 víctimas de este delito.

Publicidad

La delincuencia no cede

Para el director del Observatorio Nacional Ciudadano, Francisco Rivas, en el primer semestre de este año disminuyeron los delitos de alto impacto, pero ello es efecto de la pandemia, por lo tanto, no es resultado por lo hecho por las autoridades. Sin embargo, también hizo énfasis en que hay dos delitos que no han bajado: el homicidio y la extorsión.

El homicidio sigue creciendo. El 2020 está siento más mortal que el 2019 que era por mucho el peor año en materia de violencia del país”.
Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano.

Consideró que en los próximos meses se prevé un repunte en los delitos que más impacto tienen en la población debido a la crisis económica a causa del COVID-19, así como al desconfinamiento de los ciudadanos.

Rivas destacó que el crimen organizado ha aprovechado que la autoridad está concentrada en atender la emergencia sanitaria por coronavirus para ir ganando dinero, territorios y poder. A ello, hay que sumarle que para atender la pandemia, el gobierno decretó un recorte de recursos, que si bien no tocaron el presupuesto destinado a la operación de las Fuerzas Armadas, sí a la Secretaría de Seguridad Ciudana.

La directora de la organización México Unido Contra la Delincuencia (MUCD), Lisa Sánchez, afirmó que una parte de las 99 víctimas diarias de homicidios de esta administración se explica por la pugna entre organizaciones criminales y por la popularización del uso de la violencia letal en la delincuencia común.

Al respecto, comentó que el ingreso de armas ilegales a México ha propiciado que éstas lleguen no solo miembros del crimen organizado, sino a ciudadanos.

“Hay una disponibilidad de armas en manos de gente común y corriente y sobre todo hay una incapacidad de resolver disputas por la vía institucional que termina en el uso de violencia”, destacó.

La Secretaría de la Defensa Nacional, calcula que cada año, ingresan al país de forma ilícita, alrededor de 200,000 armas.

Pero otro factor que ha originado que en México sean asesinadas en promedio cuatro personas cada hora es la impunidad que tiene una tasa de entre 75 y el 94%.

“Puedes tener crimen organizado, disponibilidad de armas, pero si no tienes estado de derecho y una sanción efectiva al delito de homicidio, tienes los niveles de violencia en México”, refirió.

Misma estrategia

Para a investigadora de Causa en Común, Teresa García, la administración federal está implementando la misma estrategia que implementaron Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto: la militarización, pese a que ésta no ha dado resultados.

A un año de la puesta en marcha de la Guardia Nacional, en México, los homicidios no ceden, en 13 meses se han registrado 41,883 asesinatos. Un año antes de la puesta en marcha de este nuevo cuerpo de seguridad, se habían registrado 35,363.

“Es un problema heredado, pero no existe una estrategia integral de seguridad pública con este gobierno”, destacó.

Con ella, coincidió Lisa Sánchez, quien dijo que la estrategia reactiva y confrontativa que implementa el gobierno de López Obrador, no ayuda para enfrentar la inseguridad a través del despliegue de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad