Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tres momentos en los que la sombra de Odebrecht ha cubierto a Peña

Aunque han salido a la luz nuevos datos que vinculan a Peña Nieto con los sobornos de Odebrecht, en años anteriores se dieron a conocer los primeros indicios.
mar 11 agosto 2020 10:18 PM
Peña Nieto Odebrecht
Desde 2017, investigaciones periodísticas revelaron que Odebrecht presuntamente financió las campañas del PRI en 2012, incluida la de Peña Nieto.

Ocho años no han sido suficientes para dilucidar las sospechas de corrupción relacionados al caso Odebrecht en la campaña presidencial y gestión de Enrique Peña Nieto, quien se mantiene sumido en un silencio a más de dos años de haber dejado la presidencia, pero que no lo ha mantenido lejos de la política.

Este martes, Peña Nieto y su mano derecha Luis Videgaray Caso fueron denunciados ante la Fiscalía General de la República (FGR) por quien fuera otro de sus cercanos colaboradores: Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex.

Aunque la denuncia surge del proceso penal que actualmente enfrenta el propio Lozoya, desde 2017 se dieron a conocer los primeros indicios de los supuestos sobornos que la empresa brasileña entregó en beneficio de la campaña de Peña Nieto, y es hasta hoy que comienzan a sacudir a la clase política mexicana.

Las acusaciones de Lozoya

Antes de la denuncia presentada este martes, el equipo legal de Emilio Lozoya ya había acusado que el expresidente Peña Nieto estaba enterado de los sobornos de la empresa brasileña.

Pero ya en la denuncia formal, Emilio Lozoya señala que Peña Nieto y Luis Videgaray le ordenaron repartir alrededor de 100 millones de pesos para asesores de campaña en el extranjero en el marco de las elecciones de 2012, de acuerdo con lo dado a conocer hoy por el fiscal de general de la República, Alejandro Gertz Manero.

En 2012, cuando Peña Nieto emprendió su candidatura a la Presidencia de la República abanderado por el PRI, Emilio Lozoya era su coordinador internacional de campaña, mientras que Luis Videgaray era uno de los coordinadores generales del equipo.

Una supuesta nueva "ronda de sobornos" se dio entre 2013 y 2014, cuando Peña Nieto ya era presidente; Emilio Lozoya, director de Pemex, y Luis Videgaray, secretario de Hacienda.

Lozoya denunció que Peña Nieto y Videgaray le ordenaron repartir 120 millones de pesos entre cinco senadores y un diputado para que votaran a favor de las reformas estructurales, entre las que se encuentra la energética que abrió el sector a la iniciativa privada.

Publicidad

En otras dos ocasiones, el exdirector de Pemex habría entregado 84 millones de pesos para varios legisladores y el secretario de finanzas de un partido político (sin que se precisara cuál), así como 200 millones de pesos para "dirigirlos" a la reforma electoral.

Emilio Lozoya declaró que todos los recursos que fueron repartidos provenían de los sobornos de Odebrecht y que la entrega de los recursos irregulares fue directamente ordenada por el expresidente Peña y Videgaray, quien actualmente es profesor del Instituto Tecnológico de Masachusets.

"Sobre estas afirmaciones que él hace, él ha señalado cuatro testigos, ha entregado recibos y un video. A partir de este momento, la FGR ha abierto la carpeta de investigación correspondiente y vamos a empezar a realizar todas las diligencias", dio a conocer este martes el fiscal.

"Los videos secretos de Odebrecht"

En 2017, la organización Quinto Elemento Lab dio a conocer el 'Expediente Secreto de Odebrecht' , una serie de textos que daban cuenta de los sobornos de la empresa brasileña al gobierno de Peña Nieto.

Los reportajes se basaron en las declaraciones juramentadas de los altos exejecutivos de Odebrecht, copias de los registros de transferencias electrónicas, órdenes de pago y "videos secretos".

Uno de esos "videos secretos" fue la declaración que hizo Luis Meneses Weyll, quien era representante de Odebrecht en México y ahora una de las piezas clave para la Fiscalía de Brasil para dilucidar el caso que abarca a más de 10 países. El exdirectivo de la empresa renunció a su derecho a guardar silencio y aceptó que su interrogatorio se grabara para ser incorporado en las declaraciones juradas.

En su declaración, Meneses Weyll contó que conocía a Emilio Lozoya desde 2009, y que empezaron a "negociar" desde 2011 cuando se enteró de la construcción de una nueva refinería en Hidalgo. Señaló que en 2012, Lozoya le planteó contribuir para que pudiera posicionarse en el comité de campaña de Peña como una especie de compensación ante los favores que había hecho a la empresa.

“Él solicitó un reconocimiento de 5 millones de dólares, consulté a mi líder y le indiqué el potencial que Lozoya podía representar con una relación de confianza más estrecha, más profesional, le sugerí a mi líder que aprobáramos una buena cantidad para reconocer la actividad que se estaba desarrollando, y así lo hicimos. Nos reunimos en un café en las inmediaciones de Las Lomas, le dije que estaríamos dispuestos a contribuir con 4 millones de dólares para reconocer, digamos, la atención que nos había dedicado en los últimos años. Él estuvo de acuerdo, no puso ninguna objeción”, dijo el ejecutivo.

Publicidad

Según la declaración del empresario, las negociaciones también se realizaron con "un hombre muy cercano al presidente Enrique Peña Nieto". Esta persona (de quien no dio el nombre) y Lozoya aceptaron recibir dinero a cambio de "ayudar" a Odebrecht con contratos.

Luego en 2012, con la victoria de Peña Nieto, Meses señaló que supo que Lozoya "se convertiría probablemente en una persona influyente dentro de la administración pública del país”.

Cuando estos reportajes y audios filtrados salieron a la luz, Emilio Lozoya, que ya había dejado la dirección de la petrolera mexicana de manera sorpresiva unos meses atrás, negó estar involucrado en los supuestos sobornos y calificó las acusaciones como "rumores" y "especulaciones".

Lo que encontró Santiago Nieto

En octubre de 2017, la Procuraduría General de la República (PGR, hoy Fiscalía), que entonces estaba a cargo de Alberto Elías Beltrán, removió a Santiago Nieto Castillo como titular de la Fiscalía Especializada en Atención de Delitos Electorales (Fepade), argumentando que no se apegó a la "legalidad" y "ética institucional".

Un día antes de ser separado de su cargo, Nieto Castillo dijo al diario Reforma que Emilio Lozoya lo había presionado para que declarara públicamente su inocencia por presuntos desvíos de Odebrecht a las campañas del PRI.

"(Lozoya) me envió una carta diciendo que quiere que yo haga un pronunciamiento público sobre su inocencia, y me envía un currículum diciéndome quien es su papá, quién es su mamá, en dónde estudió. Nunca entendí esa parte”, señaló el funcionario en entrevista con Reforma.

En agosto de ese año, la Fepade abrió una carpeta para investigar si parte de los 10 millones de dólares que habría recibido Lozoya por parte de Odebrecht se destinaron a las campañas del PRI en 2012, especialmente la de Peña Nieto. De hecho, la dependencia ya preparaba una denuncia formal contra de quienes resultaran responsables.

En su momento, Emilio Lozoya declaró a varios medios de comunicación que la carta que envió a Santiago Nieto no fue para presionarlo o amenazarlo, sino para pedirle que, de haber una investigación en su contra, se le citara formalmente.

En febrero de 2019, el actual titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) publicó su libro 'Sin filias ni fobias' en el que dedica un capítulo a su destitución de la Fepade a causa de lo que declaró sobre Emilio Lozoya y Odebrecht.

Para febrero de este año, la UIF de Santiago Nieto ya había congelado 14 cuentas bancarias ligadas al exdirector de Pemex. Y en fechas recientes ratificó ante la FGR cuatro denuncias contra Lozoya por presuntos desvíos de recursos a través de empresas fantasma.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad