Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La COVID-19 mete presión a alumnos de educación básica y padres de familia

Especialistas señalan que el regreso a clases virtual debe ir de la mano de estrategias que ayuden a los padres de familia a acompañar a los hijos en el aprendizaje.
mar 04 agosto 2020 05:45 AM
Regreso a clases virtual
El 24 de agosto dará inicio el ciclo escolar 2020-2021de manera virtual. La SEP dispuso que las clases se tomarán en su mayor parte por televisión, dado que es una herramienta que llega al 94% de los hogares, no así el Internet.

La noticia del regreso a clases virtual a partir del 24 de agosto, preocupó un poco a Yasmín, madre de un adolescente en segundo de secundaria y una niña de cuarto año de primaria. Desde que empezó la pandemia de COVID-19, ha tenido que repartir su tiempo entre el "home office", el asistir al despacho donde trabaja dos veces por semana, las tareas del hogar y el ser “maestra” de sus hijos.

Para Yasmín y para especialistas en educación, al plan de inicio de ciclo escolar anunciado este lunes por la Secretaría de Educación Pública (SEP), le faltan algunos detalles cruciales, entre ellos cómo será el acompañamiento de los estudiantes, tomando en cuenta que muchos de los padres y madres de familia también comenzarán a retornar a sus trabajos y que los abuelos, al pertenecer a grupos vulnerables, no los pueden cuidar y no están capacitados para ayudarlos en sus aprendizajes.

“Mi hijo de secundaria toma las clases y hace los trabajos requeridos y yo llego a revisar únicamente, pero existen materias como química, física, con las cuales francamente no puedo ayudarle”, asegura Yasmín, de 34 años, respecto al aprendizaje del estudiante de secundaria.

Con su hija es diferente, pues como va en primaria es más fácil que la ayuden, pero ahora que debe ir cuatro días de la semana a la oficina, por lo que estar atenta a la educación de sus hijos se vuelve más complicado.

Conoce todo sobre los horarios y canales de TV para Aprende en Casa II

Este lunes el secretario de Educación, Esteban Moctezuma, dio a conocer que ante la persistencia de la pandemia por la COVID-19, los 30 millones de estudiantes de educación básica regresarán a clases pero vía televisión abierta, que transmitirá contenidos educativos, en un acuerdo alcanzado por el gobierno federal con las cuatro televisoras más importantes del país.

Sobre la problemática de los padres trabajadores, Moctezuma señaló que el fin de semana se presentará una propuesta para poder ver de qué manera se puede ayudar a madres trabajadoras para que tengan más tiempo para ayudar a sus hijos con su educación.

Publicidad

No obstante, para algunos especialistas en educación, el anuncio del regreso a clases debió ir acompañado de soluciones respecto a estas situaciones.

David Calderón, director de Mexicanos Primero, comenta que es uno de los aspectos más críticos, pues si no tienes coordinada la entrada al trabajo y la escuela, el desfase siempre corre en contra de los niños.

“Está el tema de que la interacción de la emisión de televisión o las páginas del libro de veras se aprovechen como recurso. Nadie aprende solamente porque hay material disponible, se aprende porque hay motivación, hay reto, hay acompañamiento”, señala.

Para Calderón, no solo es el tema de aprendizaje sino de seguridad física, ya que al no presentar una acción coordinada entre varias dependencias (Salud y Trabajo) puede poner en riesgo a los menores.

No es lógico una política pública nacional, que pone en riesgo subrayado a los niños. Es una pregunta que tiene que resolver el gobierno federal, o hace un pacto con el sector productivo (…) o flexibiliza la regla el semáforo a nivel municipal.
David Calderón, director de Mexicanos Primero.

Publicidad

Con él, coincide Marco Fernández, investigador asociado de México Evalúa y profesor-investigador de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tecnológico de Monterrey, quien planteó otros pendientes.

“¿Cómo podemos pretender abrir la economía cuando las escuelas están cerradas? ¿Qué proponen para el reto de muchos papás que están ya regresando a laborar presencialmente y no puede quedarse en casa?”, cuestionó en su cuenta de Twitter, en donde planteó 14 interrogantes a lo presentado por la SEP.

De acuerdo con el titular de la SEP, esta estrategia es un esfuerzo equitativo, debido a que el 94% de los hogares mexicanos tiene acceso a la televisión. Lo que no sucede con la conectividad, ya según la “Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares” (ENDUTIH) 2019, solo 45% de los estudiantes que no tienen un dispositivo como computadora, laptop, tableta o teléfono inteligente en el hogar con acceso a internet.

Para el caso de los hogares que no tienen televisión, el 6% restante, se prepararon guías, libros de texto y materiales educativos para que puedan continuar con sus estudios, mientras que en zonas marginadas se desarrollaron también clases a través de la radio en 22 lenguas indígenas diferentes.

“Esto habla del enorme esfuerzo de equidad”, comentó el secretario Moctezuma.

No obstante, maestros y especialistas coinciden en que los contenidos deben ser acompañados y no dejar todo a la televisión y al radio.

“El maestro es el que tiene que guiar el proceso del grupo, conoce al niño, el libro y la programación televisiva, tienen que ser auxiliares del maestro”, señala el director de Mexicanos Primero.

Profesores que han tenido experiencia son el sistema de Telesecundarias en México, también hicieron énfasis en que no basta con tener a los alumnos frente al televisor si no hay una guía, acompañamiento y estrategia de reforzamiento de conocimientos.

Para Francisco Alejandro Enríquez Torres, especialista de educación de la Universidad La Salle, vio positiva la decisión de usar la televisión, pues con ello se llegará a una mayor población, dado que no todos los mexicanos tienen computadora ni acceso a internet.

“Si pensamos que en nuestro país hay que hacerles llegar la educación a nuestros niños y jóvenes vía computadora, internet, no sería buena estrategia, hay que pensar en medios que sí tiene la población mexicana”, aseguró.

No obstante, también señala que la estrategia debe ser acompañada, incluso de algunos aspectos emocionales de los alumnos y de relación con otros estudiantes.

El académico de La Salle pone como ejemplo el hecho de hacer trabajos de manera colaborativa y la resolución de conflictos, son características que ayudan a consolidar los otros aprendizajes, y que la situación del aislamiento no deja que se desarrollen.

Los aprendizajes tienen que ver con lo emocional. Sobre esos aprendizajes emocionales se cimientan los otros.
Francisco Alejandro Enríquez Torres, especialista de educación de la Universidad La Salle

Para Yasmín, pese a que tiene que dedicarle tiempo adicional a “ser maestra” de sus hijos después de su jornada laboral, es mejor que estén en casa ante el nivel de contagios que hay en el país , aunque sí se lamenta que se estén perdiendo de experiencias escolares y sociales.

“Hay muchas experiencias que, sobretodo mi hijo de la secundaria se perderá, como tener novia, salir con sus amigos, y cosas así, entonces también es algo difícil para ellos”, señala.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad