Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

No puede haber reactivación sin control de contagios, alertan la OPS y la Cepal

Los organismos advirtieron que actualmente se registra un promedio diario de 140,000 nuevos casos de COVID-19 en la región, y que para reactivar la economía se requiere controlar la curva de contagio.
jue 30 julio 2020 02:29 PM
COVID
Actualmente, la región suma más de 4.5 millones de contagios de COVID-19. En México, al corte de la noche del miércoles sumaban 408,449.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtieron que no se puede hablar de reactivación si antes no se controla la curva de contagios de COVID-19, enfermedad que al 29 de julio suma más de 4.5 millones de casos y casi 190,000 muertes en la región.

"No hay dilema entre la economía y salud. Primero la salud", afirmó este jueves Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal. Por su parte, Carissa Etienne, directora de la OPS, aseguró: "Si no controlamos la pandemia, la reactivación económica es inconcebible".

Publicidad

Durante la presentación del informe Salud y economía: una convergencia necesaria para enfrentar el COVID-19 y retomar la senda hacia el desarrollo sostenible, los organismos señalaron que algunos países todavía están lejos de alcanzar un aplanamiento sostenido y significativo de la curva de contagios.

En los últimos días, de acuerdo con el documento, se han registrado más de 140,000 casos nuevos por día en promedio. "Este es el problema que estamos enfrentando en este momento en las Américas", señaló Bárcena.

OPS y CEPAL covid
De acuerdo con el registro de la OPS, en los últimos días en promedio se registran hasta 140,000 casos nuevos diarios de COVID-19.

En el caso de México, por ejemplo, se han registrado entre 5,000 y 7,000 casos nuevos diarios en la última semana, aunque la variación porcentual respecto del día anterior se ha mantenido en alrededor de 1%. Actualmente, el país contabiliza 408,449 contagios y 45,361 fallecimientos por la enfermedad.

Los organismos plantearon tres etapas para enfrentar la pandemia: control, reactivación y reconstrucción, las cuales van ligadas una con otra, ya que insisten en que no hay apertura económica posible sin que la curva de contagios haya sido controlada, y no hay reactivación posible sin un plan claro para evitar el repunte de los contagios.

Publicidad

Control, reactivación y reconstrucción

Los organismos internacionales señalaron que las medidas para controlar la epidemia (cuarentena y distanciamiento social) deben estar articuladas con otras medidas sociales y económicas para atenuar los efectos de la crisis, ya que estas ayudan a cumplir las acciones sanitarias.

Algunas medidas propuestas primordiales para el control son testeo, seguimiento de contactos y fortalecimiento de los sistemas de salud, con un enfoque en la atención primaria de salud y garantizando el cumplimiento de las funciones esenciales de salud pública.

Para las OPS y la Cepal, estas medidas deberían ir acompañadas de políticas de Ingreso Básico de Emergencia (IBE) —de alrededor de 143 dólares al mes—, Bono Contra el Hambre y protección al sector productivo, para mitigar en la medida posible los efectos de la pandemia en la región, que ya tiene altos índices de desigualdad y pobreza, los cuales se estima que crezcan con la crisis sanitaria.

De acuerdo con Bárcena, la situación representa un considerable retroceso respecto de los avances en la reducción de la desigualdad logrados en la década del 2000, cuando por primera vez en la historia se revirtió la tendencia de aumento de la desigualdad de ingresos.

Publicidad

Además de las medidas inmediatas, los organismos proponen planteamientos estratégicos para la etapa de la reconstrucción, promoviendo el desarrollo sostenible e inclusivo con la igualdad en el centro, avanzando en la transformación productiva y en la creación de un Estado de bienestar, teniendo como eje principal el reconocimiento de la salud como un derecho humano y bien público garantizado por el propio Estado.

Entre estas medidas están el robustecimiento de la salud pública, la consolidación de sistemas de protección social universales e integrales, la implementación de una política fiscal progresiva y un gasto público suficiente, eficiente, efectivo y equitativo, que sea de al menos 6% del PIB, la aceleración en la transformación digital, y la reducción de la dependencia regional de productos médicos importados, entre otras.

"Nos enfrentamos a un desafío sin precedentes, que requiere de sistemas de salud sólidos y bien financiados para superar esta crisis y así poder recuperarnos. Invertir en salud pública hasta alcanzar al menos un 6% del PIB, con particular énfasis en la atención primaria en salud, es proteger los logros alcanzados en salud, pero también asegurar el desarrollo sostenible y hacer frente a la creciente pobreza y desigualdades en la región", enfatizó Etienne.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad
Publicidad