Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La epidemia de COVID-19 está fuera de control, alerta organización

La organización Signos Vitales señala que la tardía respuesta del gobierno federal para combatir la epidemia de COVID-19 traerá consecuencias en lo sanitario, político y social.
jue 09 julio 2020 04:37 PM
COVID-19
En el contexto de la epidemia de COVID-19, Signos Vitales alerta que se prendieron "otras alertas" como el intento del poder presidencial discrecional para ejercer el presupuesto federal.

No solo es la pérdida de empleos –que se estima en más de 33 millones– o la caída del PIB, pronosticada en 8% en 2020, tampoco la evolución de la epidemia de COVID-19 que sigue avanzando o el impacto social que genera la crisis sanitaria ocasionada por el virus SARS-CoV-2.

Para la organización Signos Vitales, hay otros temas de alerta como el intento del Legislativo de otorgar un poder presidencial discrecional para ejercer el presupuesto federal; además, está la militarización de la seguridad pública, el flujo migratorio, las agresiones a periodistas, entre otros factores.

Publicidad

En conferencia de prensa virtual, participaron los integrantes de la organización Signos Vitales: Ma. Amparo Casar, presidenta ejecutiva de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI); Salomón Chertorivski, presidente del Consejo Consultivo Ciudadano Nacional de Movimiento Ciudadano 'Pensando en México’; Graciela Teruel, directora del Instituto de Investigaciones sobre Desarrollo Sustentable y Equidad Social (EQUIDE).

Además, Luis Foncerrada, asesor Económico de American Chamber/México, así como Enrique Cárdenas y Carlos Lascurain, presidente y director Ejecutivo de Signos Vitales, quienes señalaron que aún se está a tiempo de revertir la situación.

“Tenemos que prender las alertas porque la cantidad de las ‘bolas rápidas’, por decirlo en términos coloquiales, que están o han pasado durante estos cuatro meses de pandemia son muchas; sí, son muchas en relación a la pandemia, pero son muchas con respecto a otros ámbitos, con relación a libertad, información y rendición de cuentas”, dijo Casar.

Hemos documentado varias ilegalidades en tiempos de COVID-19, y creo que es momento de alzar la voz para frenar esta concentración de poder, esta discrecionalidad, opacidad y falta de rendición de cuentas.
María Amparo Casar

El reporte señala que la respuesta de México ante la pandemia fue lenta, tibia y basada en argumentos que no se ajustaban con la realidad que se estaba viviendo en el mundo y en el país.

Publicidad

Por ejemplo, Salomón Chertorivski explicó que la estrategia del gobierno federal de monitorear la pandemia permitió el ‘contagio de rebaño’; además, enfatizó la cantidad de pruebas que se han realizado en el país, aproximadamente 4.9 mil pruebas por millón de habitantes, mientras en otros países la tasa es de 110 a 140 mil por millón; eso sin contar el número de casos subreportados, tanto en contagios como en decesos.

El exsecretario de Salud alertó que es necesario controlar el crecimiento de COVID-19 antes de que inicie la temporada de influenza, ya que, de acuerdo con el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, se estima se tendrán más de 90,000 muertes en el país para noviembre.

“Si no controlamos el crecimiento del COVID-19 antes de que inicie la temporada de influenza y convergen ambas, vamos a tener un seriesísimo problema en el país”, advirtió.

Por su parte, la directora de EQUIDE expresó que una de las debilidades es que no se tiene un buen diagnóstico, por ejemplo en temas económicos, ya que esto implica la diferencia entre ‘no hacer nada’ y cerrar miles de empresas, que se estima en 500,000, y con ello el empleo de los trabajadores.

“Sin un buen diagnóstico no se puede delinear ni mucho menos proponer políticas públicas adecuadas, me parece que el gobierno actual adolece de un diagnóstico”, expuso la académica de la Universidad Iberoamericana.

Publicidad

Respecto a lo económico, pronostica que el PIB caerá más de 8% en 2020 y tendrá una recuperación muy lenta; aunado a que en mayo dejaron de tener ingresos 12 millones de personas y se prevé que habrá 4.3 millones más de jóvenes que no estudian ni trabajan, además que 12.2 millones de miembros de la clase media caerán en pobreza, y para fines de 2020 se estiman más de 95 millones de personas en pobreza, y más carencia alimentaria.

“El plan del gobierno para paliar la crisis económica y de empleo fue tímida, tardía e insuficiente”, afirmó Enrique Cárdenas: “la pandemia está fuera de control”.

Advierte que se vislumbra una década pérdida, pero que todavía es tiempo de tomar acciones, y quizá se pueda evitar que se siga cayendo.

Por su parte, Foncerrada expresó que el único agente que tendría la capacidad de encaminar la recuperación es el gobierno, el cual ha dicho no más deuda y no vamos a apoyar a nadie, y siguió haciendo los mismos programas sociales, cuando se tendría que estar distribuyendo dinero hasta en ‘helicóptero’ e incentivar las inversiones.

“No se ve nada bien para el futuro y hay una absoluta indiferencia y, creo, que hay ignorancia alrededor de estos procesos económicos, la parte más grave tiene que ver con la caída de inversión; la parte más importante de la inversión, que es la certeza jurídica, no existe, no tenemos un futuro, tal como están las cosas, muy prometedor”, comentó.

Las otras alertas

A esta situación generada por la pandemia de COVID-19, se suman otras más que no tienen que ver propiamente con la salud, sino que son aspectos más políticos y sociales, identificadas por Signos Vitales, entre ellas:

-Intento del poder presidencial discrecional para ejercer el presupuesto federal.

-Tensión entre el presidente y un grupo de gobernadores por el Pacto Fiscal. Los diez estados que más contribuyeron a la federación (87% del total), recibieron 54% de las participaciones y 42% de las aportaciones.

-Estrategia de seguridad pública, basada en su militarización, con pocos resultados tangibles. En los primeros 16 meses del actual gobierno se han registrado 69,554 homicidios, más del doble de los registrados durante los primeros 16 meses del gobierno de Enrique Peña Nieto cuando se reportaron 30,085.

-Agresiones desde el poder a periodistas y medios de comunicación, así como aumento de asesinatos de periodistas que amenazan la libertad de expresión. Artículo 19 contabilizó 609 agresiones contra periodistas en 2019.

-Extinción de fideicomisos públicos para allegarse fondos de uso discrecional, sin intervención del Congreso, que incrementa incertidumbre por potencial incumplimiento de contratos y obligaciones.

-Limitantes y sesgo electoral del “Censo de Bienestar”, usado para seleccionar a los beneficiarios de los programas sociales, levantado por la estructura electoral de Morena.

-En educación, insumos perdidos por la desaparición del INEE y la prueba PLANEA; pobre asignación presupuestal de 6% del PIB; abandono escolar en la Educación Media Superior; reducción presupuestal de 74% para capacitación de docentes, y ningún presupuesto para Inclusión Digital.

-El flujo migratorio proveniente de Centroamérica es una crisis humanitaria.

-El costo de apuntalar a PEMEX, ya que el aumento de refinación de petrolíferos está generando externalidades negativas en materia ambiental y de salud.

-Crisis de empleo por la pandemia y el perfil de afectados: miembros de bajos ingresos del sector informal, asalariados de ingresos bajos, estados dependientes de turismo y otros servicios, empresas pequeñas y medianas.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad