Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Entre precauciones, los centros comerciales de la CDMX reabren sus puertas

Después de tres meses cerrados por la emergencia sanitaria, centros comerciales y tiendas departamentales alzaron sus cortinas, con un aforo limitado y medidas de prevención de contagios.
mié 08 julio 2020 02:19 PM
Centros comerciales
En centros comerciales y tiendas se instalaron filtros sanitarios que incluyen la toma de temperatura y el reparto de gel antibacterial.

En punto de las 11:00 horas, con las campanadas del reloj, los tres primeros clientes de la tienda Liverpool Insurgentes, en la alcaldía Benito Juárez, cortaron el listón para declarar reabierta la sucursal, tras su cierre hace tres meses por la epidemia de COVID-19 en la Ciudad de México.

Afuera, los compradores hicieron una fila de unos 400 metros de largo, rodeando la mitad de la tienda departamental de cuatro niveles situada en la esquina de las avenidas Insurgentes Sur y Félix Cuevas.

Publicidad

“Vivo muy cerca, salí a caminar y vi que hoy abrían. Es algo que extrañaba porque es parte de nuestra vida, como dice el eslogan”, dijo Elena Rizemin, la primera clienta en entrar al lugar.

“Quizá ya estamos viviendo mejor, ya estamos saliendo de todo esto que está pasando. Es un aliciente”, consideró.

Los clientes fueron recibidos entre aplausos, un tapete sanitizante en el único acceso por la calle Parroquia y una alfombra rosa.

Mientras algunos añoraban salir a las tiendas como recreación, para otros acudir a ellas era una necesidad.

“Compré un traje por internet, me medí y todo para atinarle a la talla, pero cuando llegó me di cuenta de que no me quedaba”, contó Guadalupe Cabrera, quien llevaba su bolsa de compra y careta.

“Vengo nada más a cambiarlo rápido, encuentro el que me quede y me voy. Vine temprano porque al rato va a estar más lleno”.

Publicidad

En la plaza Galerías Insurgentes también se habilitó un solo acceso por Insurgentes Sur, donde un policía y cinco empleados tomaron la temperatura de las personas y distribuyeron gel con alcohol.

Sin filas de acceso, fueron pocos los clientes que acudieron al establecimiento y un 30% de las tiendas permaneció cerrado.

“Venimos porque fue el cumpleaños de mi niña y siempre la dejamos que escoja su juguete. Además, estuvo muy estresada con la escuela en línea y quisimos distraernos un rato”, comentó María José, quien acudió con su esposo y su hija de ocho años, aunque la indicación es que entre una sola persona por familia.

Mientras tanto, en Centro Coyoacán, en el acceso ubicado sobre avenida Universidad, se designó a una responsable de salud con bata, cubrebocas y careta, encargada de dar gel y de medir la temperatura de cada uno de los clientes.

Encuentro Expansión: El impacto económico del COVID-19 en la CDMX

Publicidad

Durante la reapertura, un policía vigilaba la entrada para cerciorarse de que las personas pasaran por el filtro sanitario y portaran cubrebocas.

Al interior, tiendas de ropa, maquillaje de alta gama, equipo deportivo y electrónicos tenían permitido tener entre hasta cinco personas.

Repitiendo el protocolo de tapete sanitizante, gel y toma de temperatura en cada local, los empleados esperaban la llegada de los clientes a cuentagotas.

Durante el semáforo naranja, los centros comerciales tendrán permitido abrir de 11:00 a 17:00 horas, con un aforo máximo del 30% en la Ciudad de México. Todo esto, como parte del esfuerzo de la capital para ir retomando ritmo, reactivar su economía y reponerse del golpe que ha dejado el COVID-19.

Publicidad
Publicidad