Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

México en el Consejo de Seguridad: una oportunidad para cobrar relevancia

Políticos y académicos celebraron la próxima entrada de México al organismo de la ONU, y consideraron que esta representa una oportunidad para que destaque la política exterior del país.
mié 17 junio 2020 06:19 PM
Juan Ramón en el Consejo de Seguridad
En el Consejo de Seguridad de la ONU, México estará representado por su embajador ante Naciones Unidas, Juan Ramón de la Fuente.

Desde el canciller Marcelo Ebrard hasta expertos de la UNAM, pasando por senadores y el vocero de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas, distintos actores públicos celebraron la próxima inclusión de México en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La entrada de México fue aprobada por 187 votos, con lo que llegará al organismo multilateral que tiene entre sus funciones mantener la paz y la seguridad internacionales de conformidad con los propósitos y principios de la ONU.

Publicidad

El 11 de julio de 2019, la Comisión Permanente del Congreso votó a favor de respaldar la candidatura de México para ocupar un asiento no permanente en el consejo, en el periodo 2021-2022, a fin de fortalecer la presencia del país en el exterior, bajo los preceptos constitucionales de no intervención y respeto a la libre autodeterminación de los pueblos.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó en Twitter sobre la incorporación y señaló que es un "reconocimiento" a México en todo el mundo.

El vocero de la Presidencia aseguró que "es un gran logro para nuestro país". "Haremos honor a la tradición internacionalista de nuestra nación para trabajar en favor de la paz y la seguridad en el mundo", publicó también en la red social.

Publicidad

Una oportunidad para la política exterior mexicana

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, José Vasconcelos, consideró que la inclusión ofrece a México la oportunidad de participar en la reestructuración del mundo luego de la pandemia del COVID-19, así como de participar en debates de temas como la desigualdad, el racismo, la próxima escasez de agua y el cambio climático.

"Desde el máximo foro internacional, México podrá participar en el gran debate que se avecina sobre la forma en que se va a reestructurar el mundo después de la pandemia y la crisis económica que la acompaña. Una buena noticia, en medio de tantos nubarrones", comentó.

El Consejo de Seguridad está formado por 15 miembros: cinco de ellos permanentes (China, Francia, Gran Bretaña, Estados Unidos y Rusia) y 10 no permanentes (actualmente, Bélgica, República Dominicana, Estonia, Alemania, Indonesia, Níger, San Vicente y las Granadinas, Sudáfrica, Túnez y Vietnam).

México ya ha formado parte del consejo en cuatro ocasiones. La primera fue en 1946, cuando se fundó la ONU, y el embajador fue Luis Padilla Nervo. De 1981 a 1982 lo hizo con el embajador Porfirio Muñoz Ledo. En 2002 y 2003 participó con el embajador Adolfo Aguilar Zínser, y en 2010, con el embajador Claude Heller.

Publicidad

A la celebración se unieron expertos del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN) de la UNAM, quienes señalaron que es una oportunidad para que México tenga un papel destacado y activo en la política internacional.

El investigador Raúl Benítez Manaut dijo que el ingreso al consejo es una ocasión para reactivar la diplomacia del país y participar en la política internacional, lo que toma relevancia en medio de la pandemia de COVID-19, cuando se avecina un debate sobre la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la posibilidad de apoyar una vacuna universal para todos los países.

Benítez Manuat enfatizó que esto romperá con el aislamiento de México como país. "Ya es hora de recuperar la presencia en el exterior, pues la nación ha estado algo aislada y esta es una buena oportunidad para la diplomacia mexicana", argumentó.

La ONU lanza gran iniciativa para hallar vacuna contra nuevo coronavirus

Roberto Zepeda Martínez, también del CISAN, consideró que el hecho de formar parte del consejo "significa un reconocimiento a la política exterior de México".

Estimó que el ingreso al consejo permitirá a México ser un actor importante en el ámbito internacional y, a través del multilateralismo, contrarrestar la influencia de Estados Unidos en la relación bilateral. Además, respaldó el perfil del embajador mexicano ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente.

"Hay confianza (...) De la Fuente es un diplomático experimentado, un político hábil que sabrá dirigir nuestra participación en el Consejo de Seguridad, incluso en escenarios de tensión y confrontación", aseguró.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad
Publicidad