Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

IMSS y hospitales estatales batallan para comprar insumos

Mientras las protestas de personal del sector salud en demanda de equipos continúan, las licitaciones con las que se pretende equiparlos se quedan sin ofertas a pesar de ofrecerse por adjudicación.
vie 17 abril 2020 06:30 AM
medicos-con-covid-19-en-imss-de-cuernavaca-morelos
Las protestas por material para protegerse del contagio por COVID-19 continúan a días de entrar a la Fase 3.

“No hay dispensadores de gel, no hay ropa de cama, ¿cómo quieren que recibamos pacientes?”, reclamaron a gritos enfermeras y médicos del hospital San José del IMSS en Puebla. Como muchas otras, la manifestación de los médicos en San José fue registrada en vivo, a través de Facebook, por el propio personal.

Y mientras protestas como ésta crecen en el país, los hospitales batallan por adquirir la protección para evitar más contagios entre quienes combaten al COVID-19.

Publicidad

En los últimos días, los doctores y enfermeras han utilizado sus propias redes sociales para denunciar cómo han tenido que comprar su propio material o, muchas veces, trabajar sin él con el riesgo de contagiarse.

En Puebla, una de las enfermeras contó como Angélica P. comenzó a sentirse mal el sábado pasado, después de que tuviera contacto con una paciente positiva al virus que falleció.

“No le quisieron hacer la prueba a la compañera”, reclamó.

Publicidad

Lanzan adjudicaciones directas, pero se quedan sin ofertas

Mientras, las protestas y los reclamos aparecen todos los días, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y otros hospitales regionales “batallan” para encontrar insumos médicos.

Expansión Política revisó en Compranet las convocatorias que han hecho las instituciones para adquirir ventiladores, cubrebocas y otros equipos de protección en los últimos días, pero en algunos casos han quedado desiertas, a pesar de que se contemplaban adjudicaciones directas.

Lee también: Organizaciones emiten medidas anticorrupción por la emergencia de COVID-19

Según los documentos, donde se da a conocer el fallo del procedimiento –es decir si se gana o no el contrato–, en algunos casos las empresas no contaban con la vigencia sanitaria o el precio se consideró “inconveniente" por las autoridades.

En otros, ni siquiera se presentó alguna empresa interesada, que pudiera cumplir con la calidad y precio fijados por el gobierno.

Publicidad

Un botón de muestra:

El 14 de abril, el Seguro Social publicó el fallo de la que, se pretendía, fuera una adjudicación directa con número AA-05-0GYR998-E65-2020 con la que se pretendía comprar 226 gafas protectoras para el personal de la Unidad Médica de Alta Especialidad “Bernardo Sepúlveda”, del Centro Médico Nacional "Siglo XXI".

Sin embargo, de acuerdo con la revisión de los documentos, se consideró que el precio brindado por Consultoría Imagen Diseño y Servicios –el único que presentó una oferta– tenía un “precio inconveniente”, así que no se compraron esas gafas.

Algo similar ocurrió con las delegaciones del IMSS en Morelos y Veracruz, que también declararon “desiertos” otros posibles contratos.

En Veracruz, se abrió un procedimiento de adjudicación directa, para comprar, entre otras cosas, cubrebocas quirúrgicos, guantes para exploración, protector respiratorio N95, batas y geles antisépticos.

Pero el proveedor, Operadora Comercial Ruesa no presentó ni un registro sanitario vigente –según el fallo publicado este 13 de abril. Además, la empresa carecía de una carta del respaldo del fabricante que elaboró los productos.

También, otro proceso que abrió el IMSS de Veracruz para comprar ventiladores fue declarado “desierto” el pasado 14 de abril porque ningún proveedor se presentó. Se esperaba, al igual que en los otros casos, se diera por adjudicación directa.

De igual manera, la oficina de adquisiciones del IMSS en Morelos declaró “desiertos” los procedimientos para arrendar ventiladores mecánicos, que habían estimado en un costo máximo por 360,091 pesos.

Uno de los candados que puso el Seguro Social fue, precisamente, que las empresas tuvieran sus obligaciones patronales al día.

“Constancia vigente y positiva de situación fiscal emitida por el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) en los términos establecidos en materia de aportaciones patronales y entero de amortizaciones”, se leía en los requisitos.

Pero no solo el lMSS se ha enfrentado a estos problemas para concretar las compras en medio de la emergencia por coronavirus.

En la plataforma Compranet, también se da cuenta que, el 6 de abril, el Hospital Regional de Alta Especialidad del Bajío tampoco pudo hacer las adjudicaciones directas para la protección de su personal.

En este caso, los proveedores fueron desechados por no contar con las características de seguridad necesarias.

Por ejemplo, no se presentaba en las mascarillas una capa resistente a fluidos y filtros intermedios.

Y mientras no se hacen estas compras, médicos de clínicas por todo el país continúan con sus demandas y salen a las calles para sensibilizar sobre su situación.

Tan sólo este 15 de abril, médicos del Hospital 20 de Noviembre del ISSSTE volvieron a manifestarse para decir que aún no cuentan con la protección necesaria.

Médicos y enfermeras del Hospital General de Zona 27, en Tlalelolco, del IMSS, cerraron al menos dos veces la avenida Manuel González y el Eje Central para dar a conocer su situación.

El 11 de abril, se informó sobre el fallecimiento, en este hospital, del doctor Eduardo Martínez, quien trabajaba en los Servicios de Prevención y Promoción de la Salud.

Recomendamos: Personal médico del IMSS protesta por falta de insumos ante el COVID-19

En Puebla, el director José Álvaro Parra, salió a atender las protestas del personal, dijo que sí había material, pero se tenía que fundar y justificar su uso.

Nosotros somos un hospital 100% COVID, y se denota qué material vamos a usar. Yo tengo que administrar el recurso de nivel central, pero debemos tener un fundamento objetivo. Esto debe estar fundando. Es la normatividad”, dijo al personal.

Recibió abucheos

Expansión Política contactó a una de las enfermeras que labora en el hospital del Puebla para saber si, después de los reclamos, ya habían recibido el material para protegerse de posibles contagios.

"Todo al contrario. Están furiosos por las noticias, que están afectando su imagen. La están volteando. No nos dieron nada", contó.

Al 10 de abril, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó que 329 de sus médicos y enfermeras habían sido infectados de coronavirus.

Víctor Hugo Borja Aburto, director de prestaciones médicas del IMSS, comentó que estos casos ya están confirmados y la infección pudo haber sido tanto adentro como afuera de los hospitales.

Recomendamos: #YovsCoronavirus |"Podría volver a contagiarme", sobreviviente de COVID-19

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad