Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un funcionario de la FGR es detenido por tortura en el caso Iguala

Ezequiel Peña Cerda, director de área en la Agencia de Investigación Criminal, fue detenido este martes.
mar 17 marzo 2020 10:22 PM
ayotzinapa
ayotzinapa

La Fiscalía General de la República (FGR) cumplimentó este martes una orden de arresto contra uno de sus mandos y un agente ministerial, acusados de torturar a uno de los imputados por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotiznapa.

Medios nacionales informaron sobre las detenciones de Ezequiel Peña Cerda, director de Aérea de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) -que hoy es parte de la FGR-, y de Isidro Junco Barajas, encargado de la Seguridad de la Cámara de Diputados.

Publicidad

La mañana de este 17 de marzo, en las instalaciones de la FGR, agentes federales le notificaron la orden de arresto a Peña Cerda y después le aplicaron una certificación médica.

De ahí, fue llevado al Juzgado Noveno de Distrito, ubicado en el estado de Guerrero, órgano jurisdiccional que giró la orden de aprehensión, de acuerdo con la agencia Notimex.

De acuerdo con los reportes de la prensa, en total existen cuatro órdenes de aprehensión por la tortura inflingida a Carlos Canto Salgado, en octubre de 2014, un mes después de la desaparición de los estudiantes en Iguala, Guerrero.

Esa tortura fue evidenciada en un video que fue difundido en redes sociales en junio de 2019.

Recomendamos: Padres de los 43 piden que la UIF investigue a Murillo, los Abarca y a Zerón

 

El pasado 6 de marzo, el presidente Andrés Manuel López Obrador firmó un acuerdo con la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y la FGR para esclarecer la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa ocurrida en septiembre de 2014.

El presidente López Obrador se reunirá con los padres de los estudiantes desaparecidos el próximo 6 de abril.

La noche del 26 de septiembre de 2014, 43 jóvenes fueron detenidos por policías municipales y entregados a integrantes del grupo criminal Guerreros Unidos, que los asesinaron y, después, incineraron sus restos en un vertedero de basura, según la versión oficial del gobierno del entonces presidente Enrique Peña Nieto.

Investigadores independientes descartaron la posibilidad de que fueran incinerados los cuerpos y el actual gobierno, que preside López Obrador, reabrió las investigaciones, en medio de este proceso varios detenidos fueron liberados luego de que se argumentara tortura en su contra.

 
Publicidad
Publicidad