Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

No hay dinero que aguante para gratuidad de tercer nivel, asegura Martín Orozco

El gobernador de Aguascalientes aseguró que los panistas no rechazan el Insabi del presidente López Obrador; detalla que piden un acuerdo con reglas claras de operación.
mar 21 enero 2020 06:20 AM
gobernador de aguascalientes
Martín Orozco Sandoval asegura que no firmará la carta de intención con Gobierno Federal para desaparecer el Seguro Popular.

El gobernador de Aguascalientes y presidente de la Asociación de mandatarios de Acción Nacional (GOAN), Martín Orozco Sandoval, aseguró que no se trata de un “no” rotundo para el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), pero expresó que el tema de la centralización y el presupuesto son lo que más les preocupa.

“No puede ser un rotundo no, es un no por lo pronto. La mesa que estamos promoviendo es para aclarar muchos puntos o establecer las reglas del Insabi, que no tiene ahorita, lo hemos vivido en la operación del día a día, que no se saben muchas cosas de cómo van a operar. Es un no por lo pronto, pero también es una propuesta mientras se aclaran los temas del Insabi”, dijo en entrevista con Expansión Política.

El Ejecutivo estatal planteó que la operación de los sistemas de salud se mantenga en los estados, con un Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE), en salud, donde el control de las escuelas es de las entidades, pero los recursos se manejan a nivel federal; pide que se establezcan “candados” para evitar la corrupción y reglas claras y parejas, y, sobre todo, se sienten a hacer números para ver cuánto dinero va a costar la gratuidad hasta el tercer nivel de atención.

Publicidad

Luego de que la GOAN, conformada por los nueve gobernadores panistas, presentara una propuesta de convenio para el Instituto de Salud, el mandatario expresó sus preocupaciones, que serán atendidas en una mesa de trabajo con el director del Insabi, Juan Ferrer, y razón por la que en las últimas semanas han rechazado adherirse al acuerdo con el gobierno federal.

“No puedes firmar el de adhesión porque la verdad es que hay muchos temas que no están claros; si no tiene reglas de operación, cómo vamos a saber exactamente cómo va a funcionar”, advirtió.

Conoce más: La centralización de la salud en México rompe con el Pacto federal

En el tema de la centralización, explicó que no todo puede pasar a nombre del Insabi con una firma, como en el caso de los hospitales, que tienen recursos estatales, y por lo tanto se tiene que mandar al Congreso para que se desincorporen; además señaló que centralizar el servicio de salud va a bajar la calidad.

“Con todo respeto al IMSS, la verdad es que centralizar el servicio de salud va a bajar la calidad, muchos estados tenemos mejor atención en el sector salud estatal que en el propio IMSS (…) de qué sirve gratis con una pésima atención, donde no haya atención médica, donde no haya medicamentos, no haya infraestructura”, dijo.

Publicidad

Al respecto, aseguró que están “apostando” por no entregar la operación de sus sistemas de salud con el Insabi, pero no descartó un acuerdo donde se establezcan “candados” para evitar la corrupción, como plantea el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha acusado que en los estados había un mal manejo de los recursos.

Si se trata de transparencia –porque el señor presidente duda de los recursos–, jalamos con las reglas que él ponga para evitar la corrupción, pero la operación es más práctica y de mejor calidad si la tienes tú en los estados.
Martín Orozco, gobernador de Aguascalientes.

“Nosotros, de entrada, le apostamos a no entregarlo, a trabajar como hacemos en Educación, en Educación nosotros seguimos operando las escuelas, pero el control de la nómina está en la Federación, plantearíamos hacer un FONE en salud, donde ellos controlan donde dicen que más recursos se van, en nómina y medicinas”, comentó.

Publicidad

“No hay dinero en Hacienda que aguante”

El otro punto toral, dijo el gobernador, es el del presupuesto y la gratuidad. Señaló que están de acuerdo en que se dé atención gratis en primer y segundo nivel, pero manifestó que no alcanza para el tercer nivel en este momento, pues “es carísimo” y ocupa más del 70% de todo el presupuesto en salud.

“Si nos vamos a la gratuidad desde ahorita al tercer nivel, no hay dinero en Hacienda ni en las tesorerías que aguanten”, afirmó.

Te puede interesar: Cuotas e incertidumbre enmarcan la primera semana del Insabi

Orozco comentó que no han llegado al tema de números, porque sin duda todos van a coincidir en cómo dar el servicio y que el primer y segundo nivel sea gratis para todos, los de Seguro Popular más lo que no tenían nada, pero tienen que aterrizar entre los 32 secretarios de salud y de finanzas cuánto cuesta, para luego sentarse con la Secretaría de Hacienda a planear.

“De todo ese monto de lana que ni nos imaginamos, pero creemos que va a ser un mundo de billetes, voy viendo, el 85% la Federación, Secretaría de Hacienda, ¿lo tienes?, ¿cómo lo vas a distribuir o a bajar? Nosotros tenemos el 15%, y si no lo tenemos, qué vamos a hacer para obtenerlo. Creo que la parte de presupuesto de recursos monetarios es el punto toral donde ya debemos empezar a trabajar”, enfatizó.

El gobernador insistió en que esas son algunas de las reglas que no existen y que se tendrán que trabajar con la mesa que proponen con el director del Insabi y ahí se tenga la oportunidad de establecer una mesa con los 32 representantes de estados para sacar un convenio de colaboración con el que se pueda definir o corregir, adecuar o perfeccionar las reglas de Insabi.

“Nos tocó entrarle a encabezar este tema, pero invito a los 32 gobernadores a sentarnos, al fin el proyecto del presidente no estamos rechazándolo, simplemente esperemos tiempos, analicemos presupuesto, hagamos un convenio general con reglas específicas por estado, porque no todos los estados estamos igual y yo creo que algunos estados requieren más apoyo que otros y no importa dárselo, pero con transparencia y reglas parejas para todos”, afirmó.

Las 4 dudas del Insabi

En los primeros días del año, se empezaron a ver los vacíos del Insabi, que se alertaron desde que se planteó la desaparición del Seguro Popular, creado en el gobierno de Vicente Fox (2000-2006) para ofrecer los servicios para la población más vulnerable.

“La operación del sistema no puede dejar los espacios en blanco; es decir, las reglas del Seguro Popular dejaron de funcionar el último día del año pasado y todavía no tienes reglas del nuevo instituto”, denunci´ó Salomón Chertorivsky, exsecretario de Salud y exdirector del Seguro Popular.

Aquí algunas dudas sobre el Insabi:

Un nuevo instituto

El Seguro Popular no era una dependencia, sino un programa operado por la Comisión Nacional de Protección Social en Salud (CNPSS), mientras que el Insabi sí es un órgano desconcentrado de la Secretaría de Salud, con patrimonio y recursos propios. La ley señala que los recursos humanos y financieros destinados al CNPSS pasarán al Insabi. Hasta el momento, se sabe que tiene los 40,000 millones de pesos del Fondo Contra Gastos Catastróficos del Seguro Popular y los 72,000 que se le destinaron al Seguro Popular en 2020, pero no sabe cómo ha gastarlos porque no ha definido cómo.

“El Insabi tendrá recursos para arrancar con esos 40,000 mdp, pero no hay una propuesta de cómo se va a venir fondeando el nuevo instituto, derivado de la falta de certeza de recursos financiero”, dice la diputada Martha Tagle.

El reparto en los estados

Una de las dudas principales es cómo se repartirán los recursos para que las entidades brinden atención a sus ciudadanos. Con el Seguro Popular había una fórmula que determinaba año con año cuánto aporta la Federación y cuánto las entidades en función del número de afiliados.

OPINIÓN: Insabi: la rebelión hipócrita de los gobernadores

Del monto total, el 89% iba para los estados, ahora con la ley que creó el Insabi se establece que la coordinación con los estados se hará por medio de acuerdos, lo cual es de manera voluntaria, pero no hay una fórmula o regla de cómo será el reparto.

La cobertura de enfermedades

Al anunciarse el nuevo Insabi se dijo que “la atención y los medicamentos serían gratis para todos”. Luego la Secretaría de Salud explicó que sería solo para el nivel uno y dos de atención , mientras que los de tercer nivel, los de alta especialización, será progresiva. El presidente señaló que será el 1 de diciembre de 2020 cuando se logre esto.

Con el Seguro Popular se hacía una clasificación de las enfermedades que se cubrían, de 78 intervenciones que contenía el Catálogo Universal de Servicios de Salud (CAUSES) en 2002 creció a 297 en 2019. Mientras que para las enfermedades que generan gastos catastróficos llegó hasta 66 padecimientos establecidos, como cáncer de mama, cérvico uterino, de próstata, así como los tratamientos para los pacientes con VIH/SIDA.

Centralización

Hasta antes del 1 de enero de 2020, los estados se hacían cargo de otorgar el servicio de salud, pero con las modificaciones a la Ley general de salud se habla de una recentralización de las funciones, explica Chertorivsky.

“La ley plantea que el Insabi vuelva a centralizar, lo que en estricto sentido quiere decir que las unidades médicas, los hospitales vuelvan a ser parte de la Federación y entonces la Federación es responsable del otorgamiento en los servicios”, señala.

Pero también, recuerda, está la posibilidad de que no se firme el convenio y surjan más dudas de cómo será la operación. Aunado a que las dudas de los actuales empleados del Seguro Popular, que con la centralización desconocen su situación laboral, aunque la ley dice que se “les respetará”.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad