Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El 75.2% de los mexicanos padece obesidad y 10.3% diabetes: ENSANUT

La encuesta realizada por el Inegi, el Instituto Nacional de Salud Pública y la Secretaría de Salud mostró que ambos padecimientos incrementaron en seis años.
lun 09 diciembre 2019 07:36 PM
El 10.3% de la población mexicana padece diabetes: Ensanut 2018.
Atención temprana. Enfermedades como la diabetes se encuentran entre las primeras causas de muerte entre los mexicanos. Especialistas en salud pública subrayan la importancia de que, ante ese hecho, las personas lleven un estilo de vida saludable y vigilen su estado de salud.

Los porcentajes de mexicanos que padecen sobrepeso y obesidad, así como diabetes, aumentaron entre cuatro y un punto porcentual de 2012 a 2018, al pasar de 71.3% a 75.2% en el caso de adultos de 20 años y más con sobrepeso y obesidad, y de 9.2% a 10.3% en diabetes, lo que significa 8.6 millones de personas enfermas, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2018.

Expertos en materia de salud alertaron que este es un problema serio para el país, pues el número de personas con obesidad y con enfermedades crónicas ha ido creciendo, lo que puede llegar a afectar, incluso, el desarrollo y la economía; además, de que es una de las principales causas de mortalidad en México.

Publicidad

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, calificó como una “mala noticia” que en enfermedades crónicas, México continúa con una trayectoria ascendente, lo que impacta en la mortalidad y reducción de esperanza de vida de un país. Señaló que casi la mitad de las muertes del país se relacionan con enfermedades crónicas y éstas, a su vez, se asocian con problemas como mala nutrición, ingesta de alimentos con exceso de sal, altos contenidos de grasa, azúcar y calorías totales, aspectos que son condicionantes estructurales de estos problemas de salud.

Somos el único país que, sin estar en un estado de catástrofe o de guerra, tiene una reducción en la esperanza de vida al nacer y las dos causas fundamentales son la violencia en todas sus formas y las enfermedades crónicas no transmisibles.
Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud.

“Las enfermedades crónicas, sobrepeso, obesidad, diabetes y múltiples cánceres, enfermedad cardiovascular y neurovascular ocupan los lugares predominantes de frecuencia y además de transcendencia en la medida que aun los casos que no terminan en desenlaces fatales pueden terminar en desenlaces con discapacidades muy importantes con graves impactos en calidad de vida y de su productividad, por lo tanto en desarrollo social y económico”, alertó.

Publicidad

Por su parte, el director del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), Juan Rivera, señaló que en el caso de la diabetes, los datos que se ofrecen es de los que han recibido ya un diagnóstico, pero la cifra puede aumentar con los que no lo saben.

“Es mucho, comparado con otros países, hablar de que el 10% es un número altísimo comparado con cualquier otro país y por eso preocupa. La diabetes es uno de los efectos que tienen problemas como la obesidad”, aseguró.

Estamos hablando de una pandemia, México no es el único país, estamos ante una pandemia global. Muchos países lo están padeciendo.
Juan Rivera, director del INSP.

En 2012, la población de 20 años y más con diabetes fue el 9.2%; es decir, 6.4 millones. Con ese porcentaje, se destaca que hace siete años el 9.7% de las mujeres padecían este problema y el 8.6% del total de los hombres estaba enfermo de diabetes.

En 2018, el porcentaje subió a 10.3%, unos 8.6 millones. Lo padecía el 11.4% de las mujeres y el 9.1% de los hombres.

Las entidades con los porcentajes más altos de población de 20 años y más con diagnóstico previo de diabetes son Campeche (14%), Tamaulipas (12.8%), Hidalgo (12.8%), Ciudad de México (12.7%) y Nuevo León (12.6%).

Al respecto, Rivera señaló que hay evidencia que cada vez hay más casos de diabetes a edades más tempranas.

Publicidad

Las cifras de la obesidad y sobrepeso

México, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), es el segundo país con mayor tasa de obesidad entre los países miembros.

De acuerdo con la encuesta del Inegi, en población de 5 a 11 años, la cifra ha aumentado desde 2006, cuando se registró un porcentaje de 34.8 al año pasado, con un porcentaje de 35.6. Para este grupo de personas, el padecimiento crece en las zonas urbanas, reportando un 37.9% frente al 29.7% de zonas rurales.

Recomendamos:

Diabetes y obesidad, el desafío del sistema de salud en México

Para la población de 12 a 19 años, el porcentaje pasó de 34.9 en 2012 a 38.4 en 2018, con un aumento mayor en el caso de la mujeres, al saltar de 35.8% en 2012 a 41.1% al año pasado. Para este grupo, también es superior el porcentaje en zonas urbanas (39.7%) que en las rurales (34.6%).

En las personas de 20 años o más el porcentaje pasó de 71.3 a 75.2 en seis años. En el caso de las mujeres, aumentó de 73 a 76.8% y en el de los hombres de 69.4% a 73%.

La mala alimentación y su relación con la obesidad

La encuesta reveló que el 64.6% de niños de 5 a 11 años consume botanas, dulces y postres, frente a un 35.4% de personas de 20 años o más que los consumen cotidianamente.

López-Gatell comentó que por eso las políticas públicas de salud se están encaminando de manera integral, no solamente al problema de salud inmediato –médico–, sino a los determinantes como el sistema agroalimentario.

“Necesitamos tener una oferta mucho más sustanciosa de productos saludables y a una reducción drástica de los productos industrializados de bajo nivel nutricional y alto poder calórico”, señaló.

Conoce más:

México, el segundo país con más ventas de alimentos

ultraprocesados de AL

El funcionario resaltó que llevamos 12 años de una tendencia creciente y cada vez más acelerada con problemas de enfermedades crónicas no transmisibles y que una de las cosas que fallaron fue no haber articulado las políticas públicas, además de en sexenios pasados el conflicto de interés, es decir el atender a los intereses privados por encima de los públicos, fue un elemento que inhibió el desarrollo de estas políticas públicas integrales.

Por su parte, Juan Rivera afirmó que la evidencia indica que los impuestos reducen el consumo de estos alimentos, pero reconoció que la medida es insuficiente.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad