Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Coparmex llamó a luchar; negó tener conflicto con el gobierno actual

El festejo por sus 90 años de existencia estuvo enmarcado por invitados como el expresidente Vicente Fox, por llamados a diferenciar lo que "se debe cambiar y luchar por lo que hay que preservar".
vie 27 septiembre 2019 12:19 PM
Coparmex lideres aniversario
La Coparmex celebró su 90 aniversario entre críticas al gobierno federal y llamados a la unidad del país.

En el piso 35 de la Torre Reforma 108, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) celebró su 90 aniversario con llamados de sus exdirigentes y actual presidente Gustavo de Hoyos a defender aquello por lo que han luchado por años y a trabajar por un México mejor, en medio de la polarización social y las adversidades políticas.

“A pesar de las adversidades, a pesar de lo que hoy nos aflige en lo cotidiano y sin restarle ni un grado a la gravedad de los problemas que hoy enfrentamos, a pesar de todo ello, México tiene un gran destino. A pesar de esto que por el momento nos nubla la razón y pareciera que estamos en el peor momento de su historia, hoy aparecen oportunidades que no había tenido jamás en su historia y por eso es que yo les propongo que tengamos este justo balance que nos permite diferenciar aquello que tenemos que cambiar y luchar por aquello que tenemos que preservar”, aseguró De Hoyos.

Publicidad

La tensión con AMLO

El festejo, en el que presentaron también su cambio de logotipo, se da en medio de tensiones con el presidente Andrés Manuel López Obrador, principalmente por el tema del aeropuerto de Santa Lucía.

Los gobiernos van, los gobiernos vienen y la Coparmex ahí sigue.
Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex

De Hoyos incluso antes de empezar el evento, habló sobre los amparos presentados por el colectivo #NoMásDerroches, al que pertence la organización patronal, e insistió en que se debe hacer valoración de todos los elementos para que el proyecto de Texcoco pueda concluirse con inversión privada, como se planteó hace un año.

“Habría que esperar que este procedimiento, los 147 juicios de amparo , sigan por todos sus trámites, estamos convencidos de que el iniciar este proyecto vulnera el mejor interés de la nación, nos parece que es un despilfarro que se está gestando”, dijo.

Negó que haya una conflicto con el gobierno actual, aunque aseguró que las condiciones pueden mejorar. “Tenemos momentos donde hay consensos, hay encuentros, hay desencuentros (…) más que preocuparnos en torno a la relación, lo importante es que haya mejores condiciones para el país”, afirmó.

Esa es la visión que tenemos en la Coparmex y aunque es una lucha de toda la sociedad. No me queda absolutamente ninguna duda que por esa historia de 90 años, por los principios y por los valores que hemos defendido y nutren nuestro espíritu, pero sobre todo por la convicción de cada uno de nosotros, en buena medida el futuro de México está en la Coparmex".
Gustavo de Hoyos, presidente de Coparmex

Publicidad

Justo un día antes del festejo, el Ejecutivo federal dijo que De Hoyos actúa como "activista" por el tema de los amparos. “Yo los llamaría a los opositores a… el de la Coparmex, que es activista, siempre pensé que era como un sector de un partido y ahora está quedando de manifiesto”, afirmó en conferencia de prensa.

Recomendamos: “No creemos en una presidencia imperial”: Gustavo de Hoyos

Al aniversario acudieron otros invitados ‘non gratos’ de López Obrador como el expresidente Vicente Fox, y el dirigente del PAN, Marko Cortés, así como el propio Claudio X. González y otros integrantes de partidos de oposición como el dirigente del PRD, Ángel Ávila, y el exsecretario de Salud Salomón Chertorivski.

También estuvieron los panistas Gustavo A. Madero, Kenia López Rabadán, la senadora Xóchitl Galvez y la presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Rojas. Así como el exsenador y primer gobernador de alternancia en el país, Ernesto Ruffo.

"Una ciudadanía desinteresada de lo público está condenada a malos gobiernos"

Publicidad

Unidos contra los retrocesos

Por su parte, los exlíderes de la Coparmex dibujaron un escenario adverso y con retrocesos en el que llamaron a trabajar unidos y a proponer para construir un México mejor.

El exlíder Bernardo Ardavín Migoni (1986-1988) comentó que la Coparmex no es parte de la oposición, sino parte del proceso del país.

“Tenemos que estar consientes que México ha pasado muchas crisis y que esta es una más y estoy seguro que la vamos a superar unidos y con gran cariño”, dijo Héctor Larios Santillán, luego de enumerar que algunos cambios legislativos han significado un retroceso.

Antonio Sánchez (1993-1995) enumeró algunos de las frases con las que el presidente se ha referido a grupos de la sociedad: “los consejeros del INE son floreros que nunca hicieron nada”, “todos los funcionarios de gobiernos anteriores son corruptos que no tienen llenadera”, “la prensa es fifí”, “los empresarios son conservadores”, “los intelectuales son ternuritas”, al hablar de la polarización social en el país y de cómo, cuando el propio mandatario es el que se expresa así es difícil lograr unidad.

Cuando se mide el país y en chairos es difícil lograr unidad.
Antonio Sánchez, expresidente de Coparmex.

En su participación, Gerardo Aranda Orozco (1997-1999) advirtió que los contrapesos no han sido “concesión graciosa de los gobiernos”, sino luchas de la sociedad. En ese marco recordó que las leyes anticorrupción fueron precisamente impulsadas desde esa trinchera y hoy parece que se quiere resolver por voluntad y no desde las instituciones.

Estamos ante un discurso que quiere que haya anticorrupción por voluntad de quien habita Palacio Nacional y no por la creación, sostenimiento y fortalecimiento de las instituciones que lo garanticen. De tal manera que todo lo que hagamos desde la sociedad civil tarde que temprano tendrá que ser cosecha en instituciones y ojalá que quienes encabecen esas instituciones honren el compromiso de la lucha ciudadana de tener un México más libre, más justo, más prospero, y no en manos de un caudillo”, comentó.

Mientras la noche caía, uno a uno de los expresidentes aún vivos iban pasando a reflexionar sobre un tema. Entonces le tocó el turno a Gerardo Gutiérrez Candiani (2009-2012), quien reconoció la labor de Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad (MCCI), una organización que hoy enfrenta críticas del presidente. También aplaudió el trabajo que ha hecho De Hoyos al frente de Coparmex “en momentos tan difíciles”.

Te puede interesar: AMLO cuestiona a MCCI; nuestro trabajo habla por sí mismo

Describió que se está viviendo una centralización del poder, donde los pesos y contrapesos están en peligro, un ataque a medios de comunicación, a la comunidad científica, una conciencia histórica diferente a la que viven la mayoría de los mexicanos, un temor como instrumento del Estado, con señalamientos públicos y con otras herramientas que han hecho que la sociedad se retraiga.

Tenemos que estar unidos, tenemos que dar la lucha, el país está de por medio, México vale el esfuerzo, la dedicación y el cariño de todos.
Gerardo Gutiérrez Candiani, expresidente Coparmex.

Luego fue la participación de Juan Pablo Castañón Castañón (2013-2015), quien aseguró que están comprometidos a seguir construyendo un México abierto, libre, democrático, y que como empresarios tienen un compromiso mayor con el México del futuro.

“En este país que es nuestro, nosotros somos los protagonistas, ya se acabaron los tiempos de los tlatoanis, este es nuestro tiempo de un México, democrático, abierto y libre, y en eso tenemos una responsabilidad importantísima. Somos el presente y somos responsables del futuro, nos ha tocado tener privilegios, que son oportunidades, son compromisos con nuestra gente”, afirmó.

El mea culpa

Para cerrar la pasarela de expresidentes, el dirigente actual De Hoyos reconoció que hubo cosas que resultaron en que hoy hay un presidente que no coincide con la visión de país que tienen.

Señaló que algunas de la cosas que fallaron es que se acostumbraron a la injusticia, es decir tolerar que millones de mexicanos permanezcan apartados del modelo de economía que impulsaron y que llevó a alrededor de 30 millones de mexicanos a la pobreza.

Expresó que fueron tolerantes a la corrupción y asumieron que como el país avanzaba en la ruta de la economía correcta podían prescindir de una cultura de integridad y se acostumbraron a hacer como que no veían y si veían, a no denunciar.

Por último, dijo que fueron insensibles a que proliferara en el país la pérdida de la tranquilidad, de la seguridad, o de su integridad personal, cuando ellos salían mejor librados porque podían pagar por protección.

Por eso hizo un llamado, a conciliar aquellas acciones y decisiones que permitan avanzar en "la ruta de la modernidad", pero al mismo tiempo poner en un lugar de privilegio su compromiso social.

“Si asumimos hoy que esa es una prioridad institucional, por más que logremos que crezcan nuestras empresas, por más que seamos competitivos en el extranjero, por más que pensamos que estamos dejando un patrimonio a nuestras familias, el más importante legado que es el país, podría ser el caso que incluso que ese legado pueda verse comprometido o incluso perdido por una muchedumbre desesperada que llegue el momento que ya no puede esperar más”, advirtió.

Tags

Confederación Patronal de la República Mexicana Organismos de la Sociedad Civil Empresarios Andrés Manuel López Obrador
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad