Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El Estado mexicano ofrece disculpa a exintegrante de la Liga Comunista

Olga Sánchez Cordero ofreció la disculpa a Martha Alicia Camacho Loaiza, exintegrante de la Liga Comunista 23 de septiembre y sobreviviente de la Guerra Sucia.
lun 23 septiembre 2019 02:46 PM
 Martha Alicia Camacho disculpa pública
Martha Alicia Camacho, sobreviviente de la Guerra Sucia, lleva 40 años en búsqueda de justicia.

La secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero ofreció, a nombre del Estado mexicano, una disculpa pública a Martha Alicia Camacho Loaiza, exintegrante de la Liga Comunista 23 de septiembre, por la tortura a la que fue sometida y por la desaparición forzada y ejecución extrajudicial de su esposo, Manuel Alapizco Lizárraga, durante la Guerra Sucia.

En el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, la encargada de la política interna del país reconoció la lucha de más de 40 años de Martha Alicia Camacho para lograr el acceso a la verdad y la justicia .

Publicidad

“A nombre del Estado mexicano les ofrezco una disculpa pública por la transgresión a sus derechos en el marco de las violaciones graves, generalizadas y sistemáticas a derechos humanos ocurridas en un contexto de violencia política del pasado en el periodo histórico conocido como Guerra Sucia”, dijo Sánchez Cordero.

La funcionaria federal reconoció que durante la investigación se observaron omisiones importantes por parte de la desaparecida Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femospp), pues el 7 de febrero de 2013 se notificó el no ejercicio de la acción penal por la supuesta prescripción de los delitos de privación ilegal de la libertad y allanamiento de morada.

Dijo que esta disculpa pública es un proceso de reconciliación nacional y de paz social y adelantó que bajo el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se implementarán programas para prevenir y sancionar la tortura.

Te puede interesar: ¿Qué fue la Liga Comunista 23 de Septiembre?

Publicidad

“Garantizar el ejercicio pleno de los derechos constitucionales es y será la principal tarea del Estado mexicano, sin importar el tiempo que haya pasado o la institución que haya violentado estos derechos, la justicia llegará a todas las personas”, afirmó.

Recibida entre aplausos, Martha Alicia Camacho señaló que si se quiere sanar al país, debe haber justicia y lamentó la ausencia de la Secretaría de la Defensa Nacional porque fueron justamente militares quienes violaron sus derechos humanos, los de su esposo e hijo.

“La Sedena perdió una gran oportunidad para reconocer las atrocidades que cometieron en esa época, reconocerlo sería mutar hacia el fortalecimiento de esa institución”, consideró.

Y llamó a que su caso sirva para que otras familias sean atendidas y puedan conocer la justicia.

“Que mi voz resuene y que otras víctimas sean escuchadas, que la búsqueda de la justicia por la que llevo décadas luchando haga eco y retumbe en las entrañas de la impunidad”, señaló.

En tanto, el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración Alejandro Encinas dijo que éste es un acto de gran trascendencia para el país porque el Estado reconoce las graves violaciones a los derechos humanos en uno de los momentos más oscuros de la vida del país.

Recomendamos: La polémica que generó Pedro Salmerón por el asesinato de Garza Sada

Publicidad

¿Quién es Martha Alicia Camacho?

Martha Alicia Camacho Loaiza y su esposo José Manuel Alapizco eran militantes de la Liga Comunista 23 de septiembre cuando el 19 de agosto de 1977 fueron detenidos por soldados de la IX Zona Militar, por policías estatales de Sinaloa y por miembros de la extinta Dirección Federal de Seguridad.

Su hogar fue allanado por militares que buscaban a su esposo, pero al no hallarlo, se la llevan con casi ocho meses de embarazo a la zona militar.

En un encierro de 45 días, ella presenció la tortura a su esposo, a quien castraron.

“Cuando pasa esto, me avientan sobre su cuerpo, obviamente yo traigo tremenda panza, me levantaron la venda y me doy cuenta que él estaba prácticamente muerto, pero su cuerpo estaba caliente", recuerda en un video difundido en la disculpa pública.

Martha dio a luz en condiciones infrahumanas: sin aseo y anestesia, "me rasgan de la vagina y hacia el ano y meten los fórceps para sacar al niño".

“Al momento de sacarlo, nuevamente me levantan la venda, me lo muestran que lo tienen agarrados de los pies y le están poniendo una metralleta en su cabeza. Me dicen que vea que mi hijo iba a ser guerrillero”, explica.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad