Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Día de la Juventud: ¿algo ha cambiado con Jóvenes Construyendo el Futuro?

Sin reparto homogéneo en el país y concentrado en 10 estados, el programa sumó 900,000 jóvenes y fue detenido; las críticas se acumulan, pero la Secretaría del Trabajo lo mantiene como punta de lanza.
lun 12 agosto 2019 06:00 AM

Jonathan Castillo Camacho vive en Chiapas, tiene de 24 años y estudió la licenciatura en Derecho. Al igual que otros recién egresados se enfrentó a que, para conseguir empleo, necesitaba tener experiencia, por lo que se inscribió hace algunos meses a uno de los programas estrella del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, Jóvenes Construyendo el Futuro, de cual se enteró a través de las conferencias mañaneras. Hoy es uno de los 900,000 mexicanos vinculados con centros de trabajo en el país.

Desde el año 2000, el 12 de agosto se conmemora el Día Internacional de la Juventud. De acuerdo con el Inegi, en México hay 30.6 millones de jóvenes de entre 15 y 29 años; desempleo y falta de oportunidades educativas están entre las principales problemáticas que enfrentan.

Publicidad

De acuerdo con el estudio “Caracterización del segmento de jóvenes que ni estudian ni trabajan en México”, realizado por el Centro de Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, 3.8 millones de jóvenes son ninis. Chiapas, Veracruz, Hidalgo, Michoacán y Tabasco son las entidades con mayor número de jóvenes en esta situación.

En este contexto, el 10 de enero se puso en marcha el programa Jóvenes Construyendo el futuro, que busca beneficiar a 2,300,000 de jóvenes que estaban en situación de “ninis”; es decir, al 60% de la población total que reporta no realizar alguna actividad productiva.

Este programa se convirtió en la punta de lanza de la Secretaría del Trabajo, a cargo de Luisa María Alcalde.

Lee también: Las claves y todo lo que tienes que saber sobre Jóvenes Construyendo el Futuro

Uno de sus objetivos, ha referido en repetidas ocasiones, el presidente Andrés Manuel López Obrador, es alejar a los jóvenes del desempleo, de conductas antisociales y sobre todo que sean atraídos por miembros de la delincuencia organizada.

Hasta ahora son 900,000 los que se inscribieron al programa y que ya laboran en alguno de los 157,070 centros de trabajo. Chiapas, Tabasco, Veracruz, Estado de México, Guerrero, Michoacán, Ciudad de México, Oaxaca, Morelos y Puebla son las entidades que concentran el 73% de los jóvenes beneficiados.

Te puede interesar: ¿Qué pasará tras el cierre de registro de Jóvenes Construyendo el Futuro?

Publicidad

El 42% de los jóvenes inscritos en el programa tienen un grado escolar de preparatoria, el 27% secundaria y el 17% licenciatura.

Quienes se incorporaron al programa son capacitados para el trabajo. Sus actividades son tan diversas que van desde reparación de equipos de cómputo, especialización en inmersiones submarinas, participación en talleres de huertos urbanos, así como preparación de pan, labores de oficina y elaboración de artículos de carpintería.

¿Qué tal les caerían $3,600 al mes? | Jóvenes Construyendo el Futuro

Van por comunidades indígenas

La meta para este año fue contar con un millón de jóvenes inscritos, por lo que la semana pasada la Secretaría del Trabajo y Previsión Social anunció que se suspendían las inscripciones a este programa debido a que llegó a 900,000 en todo el país; los 100,000 espacios restantes serán otorgados a habitantes de comunidades indígenas.

Recomendamos: ¿Dónde están las becas educativas de Jóvenes Construyendo el Futuro?

De acuerdo con la secretaría del Trabajo, Luisa María Alcalde Luján, Jóvenes Construyendo el futuro es un éxito porque en tan sólo 29 semanas de operación alcanzó la meta.

“Estamos rompiendo brecha, no hay en el mundo un programa tan grande y no había habido en México un programa que se focalizara en una problemática real, que son jóvenes que quieren trabajar”.

Publicidad

Las polémicas:

Aunque desde febrero se anunció que el programa sería evaluado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), hasta la fecha no ha estado exento de críticas, la principal, como se señalaba líneas arriba que no cubrirá al total de jóvenes sin ocupación; sólo al 60%.

En redes sociales se han ventilado fotos, algunas aparentemente falsas de jóvenes gastando el dinero que reciben de apoyo en la compra de bebidas alcohólicas.

Además, se ha hecho público que algunas empresas se inscriben al programa, convocan a los jóvenes y pactan con ellos que no se presenten a laborar y a cambio se dividen parte del apoyo; es decir, engañan a la Secretaría del Trabajo.

Te puede interesar: La deficiencia educativa genera trabajadores no especializados, según la OIT

Expertos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) consideraron, en enero de este año, que no se puede considerar que el programa sea de empleo, pero el presidente sí lo incluye en sus mediciones, tanto que en algún momento incluyó a estos jóvenes en las cifras de empleos creados en su primer año de administración.

Hasta la fecha no hay otro resultado de Jóvenes Construyendo el Futuro que la entrega mensual de 3,600 pesos a los inscritos; para los expertos se debe legislar sobre el programa y fortalecerlo pues de permanecer como hasta el momento sólo quedará en un apoyo temporal para los jóvenes.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad