Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Homicidio de sacerdotes, un episodio de la violencia que acecha a Chihuahua

La disputa entre el Cártel de Sinaloa y el de Juárez mantienen al estado como el séptimo más violento. También operan otros grupos, entre ellos Nueva Gente, implicado en el asesinato de los jesuitas.
mié 22 junio 2022 02:34 PM
Ciudad juarez
Juárez es la segunda ciudad más violenta de México, solo detrás de Tijuana.

Doce grupos del crimen organizado operan en Chihuahua, sin embargo, una disputa entre el Cártel de Sinaloa y el Cártel de Juárez lo han convertido en el séptimo estado más violento del país. Su superficie de 247,455 kilómetros es un territorio clave por las rutas internacionales del narcotráfico, tráfico de personas y tala ilegal.

En los últimos años, varias masacres han marcado a Chihuahua: en 2008, nueve personas fueron asesinadas por un grupo armado al interior de un centro de rehabilitación; en 2010 en Villas de Salvácar un comando asesinó a 15 jóvenes que acudieron a una fiesta, y en 2012 se registró un ataque en el bar El Colorado que dejó 15 muertos.

Publicidad

Es en este estado fronterizo donde el lunes pasado fueron asesinados los sacerdotes Javier Campos Morales, “El Gallo”, y Joaquín César Mora Salazar, “El Morita”, además del guía de turistas Pedro Eliodoro Palma en el municipio de Urique, Chihuahua.

De acuerdo con el informe “México: Organizaciones del Crimen Organizado y el Narcotráfico”, elaborado por el Servicio de Investigación del Congreso de Estados Unidos, Chihuahua es disputado por el Cártel de Sinaloa y el Cártel de Juárez.

El primero es considerado el Cártel más duradero de México, y tiene una red de organizaciones criminales más pequeñas por el país; tiene presencia activa en 15 de las 32 entidades. Estaba comandada por Joaquín “El Chapo” Guzmán, sin embargo tras su detención es liderado por Ismael “El Mayo” Zambada. Esta organización llegó a controlar entre el 40 y 60% del tráfico de drogas y reportó ganancias anuales por más de 3,000 millones de dólares.

Mientras que el Cártel de Juárez, fundado por Amado Carrillo Fuentes, tiene su “cuna” en Ciudad Juárez. Hace 14 años esa organización se separó de la federación de Sinaloa, con la que sostenía una alianza, con lo que comenzó la rivalidad entre los cárteles de Juárez y Sinaloa.

Es justo esa rivalidad la que ha convertido a Ciudad Juárez en una de las ciudades más violentas de mundo.

Pero en ese territorio hay grupos locales que han contribuido en acentuar la violencia sexenio tras sexenio.

Publicidad

De acuerdo con la Base de Datos de Presencia Criminal en México 2020 (BACRIM 2020), construida por investigadores del Programa de Política de Drogas (PPD) del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) refiere que en el estado hoy gobernado por Acción Nacional con Marú Campos operan:

José Noriel Portillo, “El chueco”, identificado como el responsable del asesinato de los sacerdotes jesuitas.

Originario de Urique, Chuahua, el joven de 30 años es la cabeza de un grupo armado del Cártel de Sinaloa denominado Nueva Gente.

Este grupo tiene como sus aliados a Los Salgueiros y el Cártel de Sinaloa, y sus rivales son La Línea y el Cártel de Juárez.

Este grupo criminal también es conocido como “Los Chapos”, en referencia a Joaquín Guzmán, otrora líder del Cártel de Sinaloa. Esta organización se integró con sicarios bien entrenados para contrarrestar el avance del Cártel de Juárez.

A “El Chueco” también se le vincula con el homicidio de un turista estadounidense Patrick Braxton Andrews, ocurrido en noviembre de 2018.

Publicidad

El séptimo más violento

Chihuahua está en el top ten de los estados más violentos del país. Entre enero y mayo, de los 12,737 homicidios dolosos que se han registrado en el país, 728 (5%) ocurrieron en esa entidad fronteriza.

En Chihuahua se encuentran tres de los 50 municipios más violentos del país: Ciudad Juárez, Chihuahua y Cuauhtémoc. De hecho, Ciudad Juárez es la segunda más violenta de México.

El año pasado, de los 2,431 homicidios dolosos que ocurrieron en la entidad, el 68% fueron a causa de arma de fuego.

Un análisis de InSight Crime refiere que parte de la violencia por la que atraviesa el estado desde hace varios años responde a la disputa por e control del tráfico interno de heroína y metanfetaminas.

En esa entidad, Ciudad Juárez y el Valle de Juárez son corredor clave para el transporte de drogas hacia Estados Unidos.

Publicidad
Publicidad