Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sensación de elección predefinida causó abstencionismo en Oaxaca: analistas

Especialistas consideraron que el desencanto de la ciudadanía hacia todos los partidos y un bajo nivel de debate entre candidatos no generó alentó la participación en las urnas.
mar 07 junio 2022 07:10 PM
elecciones 2010 oaxaca
elecciones 2010 oaxaca

Los comicios electorales en el estado de Oaxaca el pasado domingo 5 de junio se vieron eclipsados por la baja afluencia de votantes en toda la entidad, ya que solo el 38.79% del padrón acudió a las urnas, cifra considerada por analistas consultados por Expansión Política como una de las más bajas de los últimos años.

Refieren que lo anterior pudo ser provocado por diversos factores, entre ellos; el bajo nivel de debate entre los candidatos, un desencanto de los ciudadanos hacia todos partidos y por una sensación de que elección ya estaba predefinida por acuerdos políticos entre Alejandro Murat –el gobernador saliente– y el presidente López Obrador.

Publicidad

Abstencionismo Histórico en Oaxaca

De acuerdo con el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (IEEPCO), en Oaxaca existe un padrón electoral de 2 millones 993,658 personas, pero el domingo pasado, sólo ​​1.1 millones de ciudadanos salieron a emitir su sufragio, casi medio millón de personas menos que en los comicios de 2016.

El morenista y senador con licencia Salomón Jara obtuvo su virtual triunfo como próximo gobernador de Oaxaca con 680,752 votos –incluidos los provenientes del extranjero–, lo que representa el 60.26%, es decir; 35 puntos porcentuales por encima de su más cercano competidor Alejandro Avilés, abandonado por la alianza PRI-PRD.

 

El analista político Uriel Pérez asegura que, durante el tiempo de las campañas, todos los candidatos no lograron despertar el ánimo de la ciudadanía a participar en la elección, hubo poco recorrido en el territorio y un bajo nivel de propuestas. Agrega que, a diferencia de elecciones anteriores, en esta ocasión, la diferencia entre el primero y segundo lugar estuvo siempre en los mismos números.

Lo anterior causó la sensación de que había una clara tendencia a favor del candidato morenista, pero no por mérito propio, sino por el efecto López Obrador.

“No hubo un ánimo de competencia, la ciudadanía tenía la sensación de una elección predefinida, ya estaba cantado quién sería el ganador desde las encuestas, y daba esa percepción de que poco o nada servía salir a votar si ya se sabía quién era el ganador”, explica.

Elecciones-Oaxaca-2022-Quien-Gano.jpg
Según el Programa de Resultados Electorales Preliminares, en Oaxaca aventaja el candidato de la coalición Juntos Hacemos Historia, Salomón Jara.

Esta visión es compartida por Jorge Manuel Ramirez, catedrático de la Universidad José Vasconcelos de Oaxaca, quien agrega que dicha teoría se vio fortalecida con el poco o nulo nivel de debate entre los candidatos punteros.

“Salomón Jara nunca fue un candidato opositor al priismo, nunca atacó a Alejandro Murat y más fue explicar que lo que estaba pasando a nivel federal pasaría en Oaxaca y socialmente estaba muy aceptado que Morena ganaría ¿para qué voy a votar si al final Morena ya va a ganar? -decía la gente-”, resalta.

 

“Morena debe encender sus focos rojos”

El politólogo oaxaqueño Isidoro Yescas resalta que el morenista Salomón Jara llegó a su virtual triunfo como gobernador con bajos niveles de votación comparado con elecciones anteriores.

Apunta que en 2021, cuando se eligieron presidencias municipales, Morena obtuvo en todo el estado más de 700,000 votos, mientras que en el ejercicio de revocación de Mandato en abril pasado, de los 710, 701 votos que se lograron obtener la entidad, 673,278 fueron a favor del presidente y no todos fueron de morenistas.

Considera que Morena en Oaxaca no logró diferenciar entre sus militantes y los obradoristas y ello le costó la baja votación.

“No siempre el obradorista es (militante) orgánico de Morena no convenció a esas dos partes y tampoco a la franja de indecisos que siempre están esperando ¿qué ofertan los candidatos en una elección?”, indica.

Resalta que un desencanto de la ciudadanía por todos los partidos políticos derivado de una mala administración en todos los niveles del gobierno oaxaqueño tuvo repercusión en las urnas

“Impactó a todos los partidos, pero con mayor dedicatoria a Morena y a su candidato (Salomon Jara), su equipo tuvo una mala lectura del liderazgo y popularidad que tiene el presidente Lopez Obrador en Oaxaca, ellos asumieron que replicar los programas federales iba a ser suficiente y no, se equivocaron”, señala.

Uriel Pérez añade que uno de los grandes ausentes en las urnas, fue el electorado joven, pues un común denominador en las casillas de las ocho regiones de Oaxaca era la asistencia de adultos de entre 40 y 50 años o personas de la tercera edad.

Los tres especialistas políticos explican que entre los factores que desalentaron la participación ciudadana fue que la elección únicamente se desarrolló para gobernador y no hubo como en otras ocasiones más aspirantes a cargos de elección popular como diputados locales, federales, senadores o presidentes municipales, las cuales pueden generar una mayor difusión de los proyectos de cada partido.

Tags

Publicidad
Publicidad