Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Crimen y extorsiones en Michoacán impactan precios de limón y aguacate

Agricultores michoacanos reconocen que por años han tenido que pagar "un impuesto informal", pero que en temporada de cosecha se incrementa la cuota a miembros del crimen organizado.
mar 22 febrero 2022 11:59 PM
“Mejor páguele al delincuente”: Estado de derecho en jaque por 'cobro de piso'
Las extorsiones y los ataques de la delincuencia organizada en Michoacán están impactando el precio del limón y del aguacate.

Los altos precios del limón, que ha llegado a superar los 100 pesos por kilogramo, no solo se explican por los incrementos en fertilizantes o fenómenos climatológicos. En Michoacán, el segundo productor nacional del fruto, las extorsiones y la violencia del narcotráfico que azota al estado desde hace sexenios han encarecido el precio del cítrico, así como el del aguacate.

Agricultores entrevistados por Expansión Política reconocen que desde hace años pagan “un impuesto informal” para que se les permita cosechar sus limones, aguacates, piñas o papayas, pero en las últimos meses, ser productor se ha convertido en una actividad de alto riesgo por las amenazas y extorsiones que sufren de organizaciones como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y Cárteles Unidos.

Publicidad

El presidente la Asociación de Citricultores Del Valle de Apatzingán, A. C., Bernardo Bravo, asegura que no es nuevo para los agricultores pagar una cuota para que se les permita realizar sus actividades, aunque sostiene que ésta varía de región en región.

“Hay cobros desde hace tiempo, porque tú te encuentras con estas gentes y te piden... De que hay una afectación de la violencia, pues sí, todos los productores hemos sido afectados, no es novedad, tiene años”, afirma el dirigente de limoneros que abarcan las zonas de Apatzingán, Buenavista, Tepalcatepec, Aguililla y Múgica.

Juana Francisca Reyes, agricultora y habitante de Tepalcatepec, asegura que tan solo en esa zona se dejaron de sembrar más de 6,000 hectáreas de limón porque agricultores se vieron amenazados por grupos del crimen organizado.

“Como estaban estas personas en los predios, en las huertas, no se podía trabajar porque se corría el riesgo de que la gente fuera atacada, prisionera, y eso impidió que se realizara la producción y cosecha. El limón se quedó tirado”, explica.

Cada cosecha, quienes se dedican al limón saben que sí o sí deben pagar un “impuesto informal” que entre todos es requisito para sembrar, cuidar y cosechar.

“Aquí se paga un impuesto, digámosle, informal y la gente trabaja así. A un productor de 20, 30 hectáreas se le cobraba una cantidad de más o menos 5% para que pudiera trabajar, pero en temporada de cosecha se le cobra hasta los cortadores cuota por tonelada, es un impuesto informal”, agrega.

El precio del limón en cuestión de meses se cuadruplicó. En noviembre de 2021 su costo era de 19 pesos, sin embargo, en enero de 2022, se pagaban más de 100 pesos por kilo a pesar de que México es el segundo productor mundial, solo detrás de la India.

limon-supermercado.jpeg
A pesar de que México es el segundo productor mundial de limón, solo detrás de la India, el precio del cítrico superó los 100 pesos por kilogramo.

En 2021, de acuerdo con la Secretaría de Agricultura, se cosecharon 2 millones 965,000 toneladas, aunque en localidades de Michoacán hubo pérdidas.

“Michoacán es el segundo productor y dentro de Michoacán cerca de 6,000 hectáreas se vieron afectadas de que no se pudieron cosechar por la violencia”, agrega Francisca Reyes.

 

El aguacate también afectado por las cuotas

El llamado "oro verde" mexicano, el aguacate, también se ha visto afectado por la violencia en Michoacán bajo el mismo esquema: extorsiones a productores y cobro de cuotas a quienes cosechan.

"Existen grupos armados que generan afectaciones a la producción de limón, de aguacate, pero no solo en Michoacán, en México se ha recrudecido la violencia", agrega Bravo.

Aguacate
Dentro del índice no subyacente, los precios de los productos agropecuarios aumentaron 0.65% y los de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno bajaron 1.70% a tasa quincenal.

Adicionalmente, a las extorsiones constantes del crimen a productores, hace unos días se sumó una amenaza a un inspector de Estados Unidos quien se negó a otorgar el permiso para enviar un cargamento a territorio estadounidense. Un de las versiones apunta a que el inspector fue amenazado directamente con una llamada a su teléfono celular.

Ante ello, el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA-APHIS, por sus siglas en inglés) determinó suspender la exportación de aguacates de Michoacán, con lo que se pusieron en riesgo unas 25 mil toneladas del producto.

Lo que provocó una reunión de emergencia entre autoridades estadounidenses y mexicanas tanto de orden federal como estatal.

Oportunamente, el flujo mercantil fue reanudado el pasado viernes tras conversaciones entre autoridades del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden. El anuncio lo dio la embajada de Estados Unidos en México.

Avance del CJNG en la tierra de “El Mencho”

En el estado gobernado por el morenista Alfredo Bedolla la violencia se ha acentuado. La entidad cerró como la tercera más violenta en el país al registrar 2,732 (8%) de los 33,308 homicidios y en el arranque de 2022 ha ocupado el primer sitio del cual no se movía Guanajuato.

Aunque es un delito recurrente, la extorsión presenta pocas denuncias. De los 9,407 eventos registrados en todo el país, se reportaron de forma oficial 63 víctimas en Michoacán durante el año pasado, que representan el 0.6% del total.

La ola de violencia bajo la que se encuentra Michoacán se debe a los enfrentamientos entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y Cárteles Unidos, éste último surgió de una alianza entre el Cartel de Tepalcatepec, Los Viagras para repeler los avances de la organización liderada por Nemesio Osegruera, alias “El Mencho”.

De acuerdo con la organización InSight Crime , desde su formación, Cárteles Unidos han sostenido una guerra con el CJNG, lo que ha causado derramamiento de sangre en varios municipios de la región de Tierra Caliente.

“El grupo aliado lucha por mantener el control de los corredores de narcotráfico que pasan por el estado y su participación en las economías ilícitas locales, incluida la producción de narcóticos y la extorsión a los productores de aguacate”, señala.

 

Josué González, experto en Seguridad y doctorante en Ciencia Política por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explica que aunque el líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, “El Mencho”, es originario de Michoacán, ese era un territorio que no estaba bajo su dominio, pero ahora está buscando el dominio.

“¿Qué va a pasar en Michoacán? No van a parar, no tienen ningún incentivo para parar. El Mencho está ingresando a un territorio que es muy valioso a nivel personal para él, donde no tienes capacidad de respuesta del gobierno del estado, donde tienes una Guardia Nacional y Ejército que no pone límites para el ingreso de la organización, donde hay autodefensas que son mitad civiles, mitad con antecedentes penales y el Cártel Jalisco con una alta capacidad de fuego, pues no va a parar hasta tener un control territorial afianzado de la región”, destaca.

Nemesio Oseguera es de Michoacán por lo que tiene un especial interés por entrar al estado, no había podido hacerlo por muchos años, pero ahora está disputando de manera violenta su zona de origen”.
Josué González, experto en Seguridad.

El gobierno de Estados Unidos ofrece una recompensa de 10 millones de dólares para quien ofrezca algún tipo de información que lleve a la captura del líder del CJNG, Nemesio Oseguera Cervantes.

Ante la constante confrontación entre el CJNG y CU, el gobierno federal desplegó elementos de las Fuerzas Armadas en Michoacán con la finalidad de ir liberando localidades que estaban a merced de la delincuencia organizada.

“La gente ya ha empezado a regresar a sus localidades, a sus casas a ver qué quedó de ellas, a sus terrenos de limón y la esperanza que tenemos de empezar a trabajar”, dice Juana Francisca Reyes.

Con ella coincide Bernardo Bravo, quien dice que el ingreso de las Fuerzas Armadas da esperanza de que la tranquilidad retorne al estado para que los agricultores retornen a sus actividades, sin embargo, explica que los productores requieren apoyos en tres ejes: infraestructura, presencia de autoridad para inhibir delitos e incentivos para dedicarse al campo.

Publicidad
Publicidad