Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La violencia persiste en Quintana Roo pese a batallón de seguridad turística

Elementos de la Marina, el Ejército y la Guardia Nacional fueron desplegados en las zonas turísticas del estado en diciembre del año pasado en una estrategia para aminorar la inseguridad.
vie 04 febrero 2022 02:27 PM
Militares vigilan las playas de Quintana Roo
La "joya del Caribe mexicano" intenta lidia con los estragos económicos que le dejó la pandemia de COVID-19 y su propia inseguridad. Su estampa en 2022 incluye un despliegue militar.

El asesinato de dos ciudadanos canadienses, cometido en enero pasado, puso en la mira al estado de Quintana Roo, donde elementos del Ejército, la Guardia Nacional y la Marina resguardan las playas.

La ola de violencia en la "joya del Caribe mexicano" se acrecentó desde hace cuatro años, lo que derivó en diciembre de 2021, tras dos ataques en Tulum y Puerto Morelos, en un despliegue militar que tampoco ha logrado contener los hechos delictivos.

Publicidad

El "batallón turístico"

En los últimos dos meses, las playas de Quintana Roo se llenaron de elementos de la Marina, el Ejército y la Guardia Nacional que buscan resguardar a los turistas de posibles incidentes de violencia.

Uniformados y con armas largas, los militares caminan en las playas, entre los turistas. La estampa recuerda al despliegue en Acapulco, Guerrero, otra joya turística que desde hace una década fue azotada por la violencia generada por los grupos del crimen organizado.

"El batallón de seguridad" en Quintana Roo fue anunciado en noviembre de 2021 y puesto en marcha en diciembre. En un inicio se tendría la participación de cerca de 1,500 elementos de la Guardia Nacional.

Pero luego del ataque del pasado 21 de enero, donde dos canadienses fueron asesinados en un hotel de Playa del Carmen, el gobierno federal envió a más elementos del Ejército y de la Marina.

Además, en días recientes, se anunció que elementos de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), así como de la Policía Montada de Canadá, apoyarán al gobierno de Quintana Roo en labores de análisis y seguridad.

No se trata de una asistencia personal, sino de intercambio de información entre las agencias de seguridad de los tres países, la cual se mantendrá en los términos que establecen los tratados internacionales en esta materia.

Publicidad

La violencia continúa

A mediados de enero de este año, un tiroteo ocurrido en el interior de un hotel ubicado en Playa del Carmen, de la prestigiosa cadena Xcaret, dejó dos turistas canadienses muertos. Las autoridades reportaron su presunto vínculo con el tráfico de drogas.

Una semana después, Federico Mazzoni, un argentino que se desempeñaba como gerente de un popular establecimiento en Playa del Carmen, el Mamita's Beach Club, también fue asesinado.

Meses antes, en octubre, un tiroteo en un restaurante de Tulum, uno de los sitios más populares del Caribe, causó la muerte de dos turistas extranjeras y dejó a otros tres heridos. Para noviembre, dos presuntos narcomenudistas fueron asesinados en la zona arenal de Bahía Petempich, en Puerto Morelos, en medio de un enfrentamiento posiblemente con una banda rival.

Ricardo Mejía, subsecretario de Seguridad Pública del Gobierno federal, dijo este jueves en conferencia de prensa que ya había varios detenidos en estos crímenes que dieron la vuelta al continente.

"Hay todo un esfuerzo interinstitucional, de federación y de estados para poder generar las detenciones" y evitar la impunidad", dijo el funcionario federal en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Publicidad

Antes de estas declaraciones, en los primeros días de febrero, ya se había reportado el asesinato de un hombre en un camino de terracería cercano a la Laguna Manatí, en la periferia de Cancún.

Además, una casa de la región recibió al menos 15 disparos con un arma AK-47, mientras que en el municipio de Isla Mujeres un reportero estuvo a punto de ser asesinado a balazos.

El turismo, en riesgo

Cada año, a Quintana Roo llegan unos 17 millones de turistas, de los cuales, el 49% proviene del extranjero, especialmente de Estados Unidos y Canadá, de acuerdo con la Secretaría de Turismo del estado.

Solo de enero a julio de este año, cuando se impulsó la reactivación por la pandemia, Quintana Roo ya había aumentado en 73% sus movimientos en aeropuertos, por lo que empresarios, comerciantes y residentes temen que los recientes hechos de violencia ahuyenten una vez más al turismo.

Hoy, Quintana Roo es acechado por los grupos del crimen organizado que buscan ganar territorio para la extorsión y tráfico de drogas. Las autoridades identifican la presencia de al menos cuatro cárteles: el Jalisco Nueva Generación (CJNG), el de Sinaloa, Los Zetas y el del Noreste, así como varias bandas locales.

Publicidad
Publicidad