Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Samuel García gobernará NL con pocos aliados legislativos y el reto de negociar

El futuro gobernador de Nuevo León tendrá que negociar con las bancadas de PRI y PAN para sacar adelante sus propuestas, dado que su partido, MC, solamente contará con seis diputados locales.
sáb 19 junio 2021 07:00 AM
Samuel García recibe su constancia como gobernador electo de Nuevo León
El 13 de junio, a una semana de la elección, Samuel García recibió su constancia de mayoría.

MONTERREY, Nuevo León.— El gobernador electo de Nuevo León, Samuel García, se llevó el pasado domingo 6 de junio la entidad que era considerada "la joya de la corona" entre todas las contiendas estatales en marcha este año.

Pero más allá del logro y la celebración, el político de Movimiento Ciudadano (MC) se encamina a iniciar un sexenio en el que deberá librar una constante batalla cuando menos en dos frentes: el Congreso local, en donde PRI y PAN son mayoría, y la relación con el gobierno federal, luego de que ha tenido desencuentros con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Hace una semana, el domingo 13 de junio, la Comisión Estatal Electoral (CEE) entregó a García la constancia que lo acredita como gobernador electo. Ese mismo día, el órgano confirmó que el Congreso local estará integrado por 15 diputados del PAN, 14 del PRI, siete de Morena y seis de MC, lo que significa que el partido de García será el de menor representación.

Publicidad

La 76 Legislatura del Congreso de Nuevo León arrancará trabajos el próximo 1 de septiembre. Una vez que inicien sus actividades, el PAN se coordinará con el PRI para trabajar en conjunto como un contrapeso al gobierno de García, quien entrará en funciones a partir del 3 de octubre.

Mauro Guerra, actual dirigente estatal panista y diputado local electo, adelantó que García deberá negociar con PAN y PRI si es que quiere sacar adelante sus iniciativas.

"Acción Nacional será una oposición responsable", afirmó. "Sabemos que necesitamos construir acuerdos por el bien del estado, independientemente de los colores. Acción Nacional siempre ha trabajado por el bien del estado y en el Congreso sabremos sacar acuerdos por el bien de Nuevo León".

Tabita Ortiz, actual coordinadora de MC y diputada local electa por este partido, señaló al respecto que confía en que su bancada logrará los consensos necesarios, pese a ser minoría en el Legislativo.

"Vamos a dar lo mejor para lograr las reformas y los consensos que ayuden a Nuevo León a tener una mejor realidad, en donde prevalezcan la justicia, el desarrollo y la paz", dijo la legisladora en entrevista.

Publicidad

La capacidad de negociar, a prueba

Desde otros ámbitos, analistas no comparten el optimismo de la bancada de MC.

El politólogo y catedrático del Tecnológico de Monterrey Aurelio Collado advirtió que, ya como gobernador, García deberá poner a prueba su capacidad de negociar y de llegar a acuerdos desde el primer día de su administración.

"Se va a enfrentar a la necesidad de negociar con las fuerzas políticas que van a controlar el Congreso de Nuevo León. Samuel va a tener que demostrar su verdadera capacidad política y administrativa", dijo el especialista.

Al mismo tiempo de que tendrá que gestionar acuerdos con el Congreso local, expuso Collado, García se enfrentará con el gobierno federal debido a su promesa de un nuevo pacto fiscal que favorezca a Nuevo León. Con García y López Obrador con posturas diferentes en torno a este tema, el gobernador electo podría enfrentarse a una falta de apoyo económico para el desarrollo del estado.

"Samuel tiene que formar alianzas adentro y afuera. A nivel estatal con el Congreso y a nivel nacional tiene que formar alianzas con gobernadores que no sean emanados de Morena", dijo Collado.

Publicidad

El panorama municipal

El futuro gobernador no solo tendrá pocos aliados en el Congreso local, sino también en las presidencias municipales.

Si bien su compañero de partido Luis Donaldo Colosio Riojas se llevó la alcaldía de la capital de Nuevo León, Monterrey, MC únicamente gobernará en cinco de los 51 municipios de la entidad. Esto representará otro desafío para su administración, dado que abre la puerta a que enfrente oposición o falta de apoyo a acciones de gobierno en temas como la seguridad pública o los servicios urbanos.

Con este panorama, García se enfila a hacer historia al encabezar una nueva alternancia en Nuevo León —donde ya han gobernado PRI, PAN y un independiente, Jaime Rodríguez Calderón, 'el Bronco'—, pero encarará retos políticos desde su primer día al frente del Ejecutivo.

Publicidad
Publicidad