Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El turismo de fin de año repunta los casos de COVID-19 en las playas de México

Baja California Sur registró un incremento de 63% de los contagios y de 50% de decesos por COVID-19; Guerrero de 35% y 29%, respectivamente, y Q. Roo, de 31% y 16%.
mar 09 febrero 2021 11:59 PM
Playas COVID
Baja California Sur, Guerrero y Quintana Roo registraron alza de la epidemia de COVID-19 tras vacaciones y turismo.

El Sol, la arena y el mar atrajeron a los visitantes durante la época navideña y el fin de año, pero generaron un repunte de casos de la epidemia de COVID-19 en los principales puntos turísticos de México, que hoy en día viven un aumento de contagios.

Durante las últimas semanas diciembre, la ocupación hotelera se incrementó en el país, pese a los llamados de las autoridades de quedarse en casa. Las escenas de fiestas en las playas se replicó en los principales destinos turísticos de México, como Cancún, Quintana Roo, y Los Cabos, Baja California Sur, donde sus principales visitantes son los estadounidenses y canadienses, lo que derivó en incrementos en contagios de entre 60 y 30% en un mes.

Publicidad

Al respecto, la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, alertó sobre la situación. En conferencia de prensa, comentó que México, Colombia y Brasil, destinos de la región con playas, reportaron un alza de las infecciones en las últimas semanas, mientras que en Estados Unidos y Canadá los contagios finalmente disminuyeron tras semanas de incremento constante.

"En México, los casos y las muertes continúan aumentando, particularmente en los estados que atrajeron un turismo significativo durante la temporada navideña, como Guerrero, Quintana Roo y Baja California del Sur", dijo.

De éstos, Baja California Sur registró el incremento más elevado de 63% de los contagios en un mes y de 50% de fallecimientos por COVID-19. En tanto que el estado de Guerrero el aumento detectado fue de 35% y 29%, respectivamente. En Quintana Roo, se registraron alzas de 31% y 16%.

Pese a que Los Cabos es el destino con el aumento más elevado, el secretario Miguel Torruco, destacó que ese destino encabeza la lista con mayor ocupación hotelera en centros de playa, con 30.7%. Actualmente, se encuentra en el nivel 4, color naranja (muy alto riesgo), del semáforo epidemiológico local, donde se permite un aforo de 40% y distanciamiento social de 3.5 metros cuadrados.

Publicidad

Por su parte, la secretaria de Salud de Quintana Roo, Alejandra Aguirre, comentó que entre enero y los primeros días de febrero, se registró un récord de casos de 3,176, cuando en el peor momento de la pandemia, del 15 de junio al 15 de julio de 2020, se acumularon 3,114 casos positivos.

El 21 de enero la funcionaria local explicó que en los primeros días de enero se superó el total de casos registrados en diciembre, y eso se debió a que no se respetaron las recomendaciones de no hacer fiestas y reuniones durante la temporada decembrina.

“Se está cumpliendo ya un periodo de incubación de las reuniones que se tuvieron por las pasadas fiestas de fin de año y es por lo que estamos viendo un aumento en el número de casos que se reportan a diario”, señaló.

En tanto que la alcaldesa de Acapulco, Adela Román, reconoció a mediados de enero que “se pagará factura” por el incremento de la movilidad en la temporada vacacional. Explico que se tuvo una ocupación 30% menor a la que se recibía en otros años, pero “elevada y peligrosa en las actuales condiciones de pandemia”.

Este lunes, el secretario de Salud, Carlos de la Peña, informó que suman 32,789 contagios y 3,220 defunciones, y que hay “estabilización y tendencia a la disminución”, en cuanto a las hospitalizaciones. Al día de hoy, hay 418 pacientes, de los cuales 92 están intubados en estado crítico.

Al 7 de febrero, Guerrero tiene una ocupación de 62%, Baja California Sur de 50% y Quintana Roo, de 26.5% en camas generales; de 41%, 25% y 24% en camas con ventilador, respectivamente, y de 41%, 22% y 32%, en el mismo orden, de camas con ventilador en unidad de cuidados intensivos (UCI).

Publicidad

Pruebas, ¿un salvavidas al turismo?

La pandemia de COVID-19 generó un golpe en estas entidades, donde su economía depende en gran parte del turismo. De acuerdo con la Secretaría de Turismo, Cancún tuvo 48.4% menos ocupación hotelera, Los Cabos de 44.1% y Acapulco 32.2%.

Te puede interesar: Pese a la emergencia, en al menos 6 estados hubo fiestas

Las entidades de estas tres playas permanecieron en semáforo amarillo durante las vacaciones de diciembre, pero ante el aumento de la actividad epidémica pasaron a naranja o incluso a rojo, como es el caso de Guerrero, en donde se implementan mayores restricciones. Ahora, por ejemplo, en Acapulco, elementos de seguridad recorren las playas para mitigar contagios y que se respete el horario de visita, mientras que el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín, anunció semáforo naranja.

A lo anterior se suman medidas impuestas por otros países, en las que piden una prueba negativa de SARS-CoV-2 para entrar, así como aislamiento, y la cancelación de vuelos hacia México . Al respecto, el gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, reconoció que el repunte está afectando de nuevo al sector, y ejemplo de ello son las restricciones de viajes de Canadá y Estados Unidos, que piden pruebas para ingresar.

En el aeropuerto de la Ciudad de México, la UNAM instaló un módulo de la Clínica del Viajero para hacer pruebas a extranjeros y quienes lo requieran para tomar un vuelo internacional. Baruch Díaz, el encargado de esta unidad, explicó se aplican alrededor de una centena de test al día.

“Dado la orden ejecutiva de Estados Unidos del 26 de enero ante autoridades sanitarias de instalar el laboratorio en el aeropuerto (…) La prueba rápida se entrega el resultado entre 10 y 15 minutos, se les entrega certificado digital, y las PCR tarda 24 horas en dar resultados”, detalló.

El académico de la UNAM refirió que es importante que los viajeros distingan entre una recomendación médica para descartar infección y un requerimiento, porque se puede tener una “sensación de falsa seguridad”, pues aunque las pruebas disminuyen que la probabilidad de que en vuelo vaya una persona altamente contagiosa, hay que recordar que el periodo de incubación del SARS-CoV-2 es de tres días.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad