Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Agricultores de Chihuahua piden esperar para cumplir el pago de agua a EU

El detrás de los reclamos entre agricultores está el cumplimiento de un tratado binacional que data de 1944 y que el gobierno de López Obrador busca cumplir sin retrasos.
dom 26 julio 2020 07:00 AM
agua Chihuahua
Los agricultores de Chihuahua han impedido la extracción de agua de tres presas pues acusan al gobierno federal que pagar "por adelantado" lo que estipula el Tratado Internacional de Aguas de 1944.

Desde 1944, México debe finiquitar una deuda de agua con Estados Unidos, que cada cinco años debe saldar, pues es parte del Tratado de Aguas que data de 1944 y que fue firmado por ambas naciones.

Pero este 2020, que toca saldar la deuda de un nuevo ciclo, ha estado marcado por el descontento de agricultores de Chihuahua quienes acusan al gobierno federal, de querer pagar “por adelantado” el agua y no en las fechas que se siguen desde hace 75 años.

Publicidad

"Solo que se sigan los tiempos"

Salvador Alcántar, representante de la Asociación de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua (Aurech) aseguró que los agricultores, quienes se han enfrentado en tres ocasiones para exigir al gobierno federal que no vacíe las presas de la entidad, no se oponen a pagar esta deuda sino que piden respetar los tiempos en que se venía cumpliendo con este acuerdo.

En entrevista para Expansión Política, Alcántar explica que si en este momento el gobierno comienza a vaciar las presas, los agricultores se quedarán sin agua para sus cultivos, por lo que considera importante que se espere a la temporada de lluvias —que comienza en julio y termina a principios de octubre — para que se llenen las presas. La idea, dice es tener asegurado el líquido tanto para cumplir con lo estipulado en el tratado, como para el abasto de agua para los agricultores mexicanos.

El pasado fin de semana, pobladores de los municipios de Rosales y Delicias, quienes se oponían a la extracción de agua de la presa Francisco I. Madero conocida como "Las Vírgenes", se enfretaron con elementos de la Guardia Nacional.

“Lo que aconteció en la presas Las Vírgenes fue una reacción a manera de exigencia al gobierno federal de buscar que se pague al Tratado de Aguas Internacionales, al cual nosotros nunca hemos estado negados, únicamente hay que esperar los tiempos que estipula el mismo tratado que es hasta el 24 octubre”, señaló el agricultor.

El representante de la Aurech insiste en que por más de 75 años el agua se ha dado en el mes de octubre y "nunca se ha quedado mal" con las asignaciones de México a la contribuciones del pago del Tratado, pero dice que hay que esperar los tiempos pues apenas inicia la época de lluvias.

Publicidad

Alcántar negó que detrás de las protestas y enfrentamientos con los cuales se buscó frenar la extracción de agua de las presas La Boquilla, El Granero (Luis L. León) y Las Vírgenes, exista una intención política como lo ha señalado el presidente Andrés Manuel López Obrador y aunque reconoció que en las protestas han participado políticos, el movimiento por la defensa del agua nada tiene que ver con el proceso electoral de 2021.

El agua que corre a lo largo de la Cuenca de Conchos y que también encuentra como reserva en estas tres presas sirve para abastecer los cultivos de alfalfa, nogal, sandía, melón, chile y cebolla que en esa región se cosechan, la cual abarca 41 de sus 67 municipios en la entidad, incluyendo Ojinaga, Aldama, Camargo, Saucillo, San Francisco Conchos y Rosales.

La cosecha de estos cultivos colocaron en 2018, al estado en ranking nacional de producción agrícola, de la cual, un porcentaje significativo es importada a Japón, Costa Rica, Estados Unidos, Canadá, Guatemala, Reino Unido, entre otros países.

Publicidad

¿Que establece el Tratado de Aguas?

El Tratado de Aguas de 1944 indica que EU tiene derecho a un tercio del agua que llega al Río Bravo producto de seis tributarios mexicanos por un total de 432 millones de metros cúbicos en promedio anual.

El pacto especifica que la contabilidad en la entrega de agua a EU se lleva por ciclos de cinco años consecutivo y, en caso de sequía extraordinaria, los faltantes se reponen en el ciclo siguiente. En total, México debe entregar 2,160 millones de metros cúbicos por ciclo.

También se menciona que, cuando la capacidad asignada a EU en las presas internacionales se llena con agua de su propiedad, en ese momento termina el ciclo y todos los faltantes se consideran totalmente cancelados.

En tanto que EU debe aportar agua a México por el río Colorado, 1,850 millones de metros cúbicos cada año.

México busca saldar deuda sin retrasos

La última vez que México saldó esta deuda de agua a EU fue en 2015, durante el gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto, en esa ocasión la sección de EU de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) —el organismo que se encarga de verificar que se cumpla con este tratado — anunció que México había entregado suficiente agua para cubrir la deuda del Río Bravo, que se había acumulado durante cinco años.

De hecho, la última entrega de agua para saldar esa deuda fue el 25 de enero del 2016 . Sin embargo, en esa ocasión, México cerró el ciclo con una deuda de 324.7 millones de metros cúbicos lo que representaba el 15% del total acordado para 5 años.

En este 2020, México de nuevamente debe saldar la deuda de agua que acumuló durante el ciclo 2015-2020, por ello, el 8 de diciembre de 2019, la CILA, notificó a México que había un retraso de entrega de aguas a EU de aproximadamente 220 millones de metros cúbicos.

Fue así como el gobierno de López Obrador, a través de la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero acordó con los gobiernos de Chihuahua, Nuevo León y Tamaulipas que se cumpliría con lo estipulado en el tratado, por lo que en este año iniciaron una serie reuniones con campesinos para notificar y pactar cómo sería la entrega de agua.

Para el 12 de febrero, la Comisión Nacional del Agua informó que uno de los acuerdos tomados era que la presa La Boquilla sería abierta antes del ciclo agrícola (primavera-verano).

Sin embargo, el 5 de febrero, pobladores de los municipios de Camargo, La Cruz, Delicias y San Francisco de Conchos, en Chihuahua, se enfrentaron con elementos del Ejército y la Guardia Nacional, buscando impedir que se abrieran las compuertas de este complejo hidráulico.

Al respecto, la Conagua informó el 23 de marzo que efectivamente incrementó la extracción de esta presa, hasta alcanzar 110 metros cúbicos por segundo (m3/s) y para el 7 de junio, también dio a conocer que comenzó con la extracción de agua de la presa El Granero, aunque aseguraba que se iba a mantener al 100% el volumen de agua para los agricultores, sin embargo, de nueva cuenta, el 9 de junio, los agricultores volvieron a confrontarse de manera violenta en Ojinaga para impedir la extracción de las presas.

La Conagua asegura cero afectaciones a agricultores

En varios comunicados, la Conagua ha insistido en que extraer el agua de las presas es para dar cumplimiento al tratado de 1944 y garantiza que el abasto para los agricultores está garantizado.

Ha recalcado que este acuerdo es ampliamente benéfico para México, porque se recibe cuatro veces más volumen de agua de EU del que se le entrega.

Además, según ha reiterado, México tiene el mes de octubre, como fecha límite en que se debe concluir con la entrega del agua que le corresponde al ciclo 2015-2020 y que por ello se desarrolló una estrategia para cumplir con estas obligaciones internacionales, en la que se contempla extraer el agua de las presas, proceso que ya lleva a cabo porque toma varios días, "y las demoras que se causen al mismo ponen en riesgo el cumplimiento del compromiso de México".

En el comunicado del pasado martes, la Conagua destacó: “El ciclo anterior (2015) concluyó con retraso, y esa situación no puede repetirse en el presente cierre”.

Expansión Política buscó una postura de la Secretaría de Agricultura (Sader) para saber qué seguridad se da a los agricultores de que no se verán afectados. Funcionarios de la Dirección de Comunicación Social de esta dependencia aseguraron que la Conagua es la única dependencia encargada de garantizar el abasto de agua a los agricultores.

¿Cuánta agua hay en las presas de Chihuahua?

De acuerdo con la Aurech, la presa de la Boquilla está en un 39% de su capacidad pero al concluir la temporada de riego (aún faltan 70 días) solo quedaría el 22%.

La presa de Las Vírgenes está al 59%, y al concluir el ciclo se prevé que quede por debajo del 30% de su capacidad, y la presa El Granero, señalan, prácticamente se encuentra ya vacía. Aunque de acuerdo con información de la Conagua, la presa está aún al 35% de su capacidad.

'Aguachicoleo', la razón de este conflicto, asegura Corral

El martes, tras una reunión con representantes de la Aurech, el gobernador del estado Javier Corral acusó que detrás del problema del agua en la entidad, está el robo de agua o “aguachicoleo” que se hace a lo largo de la Cuenca del Conchos, por algunos productores para lleva el líquido a superficies no autorizadas ni concesionadas.

“Pedimos al gobierno de la República que tome una acción definitiva, concreta de combatir el aguachicoleo porque a lo largo de toda la Cuenca (de Conchos), Conagua sabe que está "popoteado", casi, casi han generado derivadoras que lo que hacen es impedir los escurrimientos del retorno por el ciclo de agua”, explicó.

“Hay que poner orden, hay un gran robo de agua en la Cuenca y Conagua tiene la obligación de poner orden y de iniciar los procedimientos de sanción a quienes se están robando el agua de los retornos”, agregó.

De acuerdo con Corral, si Conagua logra frenar el ‘aguachicoleo’, más el agua de escurrimientos naturales, derivados de las lluvias, se podría incluso, llegar a pagar la totalidad del adeudo que se tiene con EU.

A lo largo de este 2020, el gobernador ha sido mediador en esta situación e insiste en que para solucionar este conflicto lo que se debe hacer es revisar los tiempos pluviales y el tiempo límite para pagar el agua que se debe a EU, además también ha declarado estar preocupado en que se debe garantizar el abasto de agua para los ciclos agrícolas del próximo año.

“Nosotros hemos venido haciendo el planteamiento al Gobierno de la República: queremos que todo mundo le baje, atemperar los ánimos, hay mucho encono porque se generaron muchas desconfianzas”, señaló Corral.

Según dio a conocer el gobierno del estado, en los próximos días, Corral enviará una cara al Ejecutivo federal, en la que planteará los temas que están en el fondo de este conflicto, como es la ilegalidad de los aprovechamientos que hay a lo largo de la cuenca del Río Conchos, de donde se extraen casi 200 millones de metros cúbicos, que consideró, deben recuperarse.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad